Sierra Nevada: Sol y nieve para divertirnos en familia

En el término municipal de Monachil, Granada, encontramos Sierra Nevada, la estación de esquí de Europa más situada al sur del continente. No solo tiene algunas de las cumbres más altas de la Península Ibérica como el Mulhacén sino que además, se encuentra a menos de 100 kilómetros de la costa del mar Mediterráneo.

Sierra Nevada fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 1986 y además fue nombrada Parque Nacional en 1989, lo que nos garantiza un entorno natural único en el que disfrutar de la nieve y el sol en nuestras vacaciones invernales.

Además, es un espacio ideal para disfrutar de unas vacaciones en familia. Los forfait son gratuitos para los menores de 6 años y los menores de 12 años con discapacidad. También cuenta con la Fórmula Familiar en la que encontraremos distintos descuentos y tarifas especiales de las que se beneficiará toda la familia.

Un entorno natural increíble

En el parque natural de Sierra Nevada encontramos las hoyas del Altiplano y Granada, las Alpujarras y las turberas de Lecrín. Todo este conjunto configura un paisaje con el agua y los bosques como protagonistas que se mueven entre rocas y piedras.

Cuando subimos a lo más alto, a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, encontramos cumbres y lomas que se alternan unas con otras. Al descender veremos formas escarpadas y vertiginosas como la aguja del Trevenque o las cresterías del Dornajo. Y como no todo son escarpes y cumbres, también tenemos los cahorros de Monachil y sus espacios increíblemente angostos.

No muy lejos, en la zona suroriental, nos espera el Desierto de las Tabernas, un paisaje tan árido como mágico formado por el efecto de las ramblas y cárcavas producidos por los torrentes de lluvia.

No es extraño que Sierra Nevada fuera declarada Reserva de la Biosfera pues alberga más de 2.000 especies vegetales como la manzanilla real, la Arenaria nevadensis o el tejo, cuya mayor diversidad se encuentra en la zona de media montaña. También podemos pasear por los bosques de quejigos, encinas, robles, pinos, castaños y nogales. Algunos de estos árboles, como el Castaño Rosa de Laujar, son espectaculares.

En la zona de sotobosque, en cambio, descubriremos el rompesayos, una especie endémica de la zona y el aceral en los terrenos con más humedad. Los ríos y los arroyos corren por doquier junto a los bosques de ribera. No tenemos que perder de vista la alameda del río Alhama para ver los chopos, sauces, alisos, juntos y mimbres entre los que se esconden especies animales como mirlos, lavanderas, culebras viperinas, ratas de agua y truchas autóctonas.

Toda esta diversidad favorece la presencia de hasta 2.000 artrópodos, 300 de ellos exclusivos de esta región como la Chicharra de Sierra Nevada, y un gran número de mariposas que harán las delicias de los aficionados.

Emoción y adrenalina en el Snowpark Sulayr

El Snowpark Sulayr es el parque de snowpark más grande de España en el que caben todos los niveles. Aunque no sepamos deslizarnos en una tabla de snowboard encontraremos pistas y módulos debidamente señalizados y cuidados para que podamos aprender en un entorno tan divertido como seguro.

En el miniparque de iniciación podremos lanzarnos a hacer nuestros primeros saltos. En el Kidspark los más pequeños de la casa podrán divertirse practicando el freestyle siempre con nosotros y los monitores profesionales muy cerca de ellos para que no existan riesgos. Para los más valientes de la familia, el Halfpipe más grande de España está disponible para saltos y cabriolas.

Club Deportivo Montebajo

Las familias con hijos más habituadas al deporte también tienen su rincón en Sierra Nevada en el Club Deportivo Montebajo situado en un entorno natural con césped natural, charcas de agua limpia y puentes de madera por los que pasear.

En sus instalaciones contamos con una piscina climatizada de la que disfrutar tanto en invierno como en verano, cuando se retira el techo para disfrutar del sol natural de la zona. La piscina tiene solarium, duchas y taquillas que cuentan con todas las medidas de higiene.

Pero además, también hay gimnasio para hacer fitness y musculación, cabinas de masaje, servicio de fisioterapia, sauna, jacuzzi y baño turco, es decir, todo lo que podamos desear para un rato de relax y tonificación.

Más actividades para familias

En Sierra Nevada existen distintas áreas temáticas especialmente enfocadas a las familias en las que se pretende ofrecer un acercamiento a los deportes de invierno para que padres e hijos podamos compartir nuevas experiencias en la nieve.

En el área de Borreguiles encontramos la Pista de El Mar, un lugar en el que hay enormes elementos de decoración que se inspiran en la costa tropical de Granada. Palmeras, un pulpo gigante, una ballena, un submarino y un gran faro nos acompañarán en este recorrido al que se puede acceder desde el telesilla Veleta II.

Junto a la zona de iniciación al esquí tenemos la Pista del Bosque, un descenso de 200 metros en el que los más pequeños jugarán a descubrir a los animales del bosque y la montaña que les irán indicando el camino a seguir para llegar hasta el campamento de iglús. Al llegar allí se encontrarán con más juegos y diversión.

En el Jardín Alpino los niños más pequeños podrán dar sus primeros pasos sobre la nieve aunque apenas hayan aprendido a andar todavía. Después de tantas emociones, toda la familia podemos ir a recuperar fuerzas al restaurante Chiki Club, donde ofrecen menús especiales para niños.

Seguimos visitando los espacios dedicados a las familias como el Miniparque o Progression Park, enfocado a la iniciación al freestyle y snowboard. Se encuentra a ambos lados del telesilla Loma de Dílar y cuenta con un colchón hinchable para amortiguar los aterrizajes de los pequeños riders que empiezan a deslizarse en tablas.

En Sierra Nevada Bike Park encontramos un punto de referencia en España en cuanto al descenso de alta montaña en bicicleta. Podemos ascender hasta allí en telesilla, telecabina o alfombra mecánica para acceder a siete recorridos de distintos niveles. La zona dedicada a iniciación es el Mini Bike Park donde los niños montarán en bicicletas de montaña de iniciación y sortearán sus primeros obstáculos. Si ya tenemos un poco de experiencia podemos acceder a los recorridos Veleta y Bulevares, pensados para un nivel medio.

No nos podemos olvidar de las fiestas tradicionales que se vuelven aún más especiales si decidimos celebrarlas en Sierra Nevada. En Navidad podremos esperar a Papá Noel o a los Reyes Magos rodeados de paisajes mágicos que desprenden alegría e ilusión en estas fechas tan especiales. Pero también podemos disfrutarlo en otras épocas del año: los Carnavales y las Cruces de Mayos se convierten en eventos aún más coloridos en Sierra Nevada.

Las montañas que componen Sierra Nevada están llenas de vida todo el año y más allá de la estación de esquí hay multitud de actividades que podemos compartir con los nuevos, en especial aquellas relacionadas con el turismo activo: campamentos para jóvenes, centro de atracciones para niños, recorridos por los Senderos de la Fusión de la Nieve, senderismo por las cumbres o a caballo, festivales de música y, por supuesto, la deliciosa gastronomía de la región.

¡También en verano!

Como decíamos al principio, las suaves temperaturas de Sierra Nevada favorecen que podamos visitar la zona en cualquier época del año. En los meses de julio y agosto tienen lugar los Fines de Semana Temáticos en los que hay ofertas en alojamientos, la piscina y distintas actividades.

Además, podemos disfrutar de las fiestas del puente de la Virgen, hacer senderismo, contemplar los Borrreguiles, hacer escalada, observar los cielos nocturnos para ver la luna y las Perseidas… Como ves Sierra Nevada recibe a las familias con los brazos abiertos en cualquier época del año.

Mirlo Blanco, parque de actividades para familias

Mirlo Blanco es una visita obligatoria para las familias con hijos si pasamos nuestras vacaciones en Sierra Nevada, sea cual sea la época del año ya que mientras que en invierno disfrutaremos de la nieve, en primavera y verano nos encontramos con hierba verde y fresca y suaves temperaturas.

Allí podemos disfrutar de un montón de actividades divertidas que se adaptan a todos los niveles. El Trineo Ruso consiste en una montaña rusa en la nieve y en la que se puede controlar la velocidad del trineo, que nunca superará los 40 kilómetros por hora. Deslizarnos por los toboganes sobre roscos y otros hinchables también nos procurará una gran diversión.

Otro de los lugares más populares en Mirlo Blanco es la pista de patinaje sobre hielo ecológico, 60 metros cuadrados de hielo sintético que no contamina al no necesitar fuentes de energía para mantenerlo, no es tóxico ni tampoco está frío. Allí podremos patinar y pasarlo bien de la forma más cómoda y segura.

Además, contamos con otras actividades igual de divertidas como la silla-esquí, el tiro con arco, el mini esquí y mini snowboard, las camas elásticas, tirolinas infantiles… Y en el estanque central podemos jugar con los barcos teledirigidos desde el puente mando usando los mandos del radiocontrol.

www.andalucia.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *