L’Hospitalet de l’Infant: Mar y montaña para toda la familia

L’Hospitalet de l’Infant i la Vall de Llors nos espera en la Costa Dorada con sus destacados paisajes de mar y montaña que hacen que sus playas naturales tengan un agradable aroma a montaña mediterránea. Las familias encontraremos todo tipo de actividades deportivas y kilómetros de rutas de senderismo para disfrutar a fondo de su entorno natural, tanto los pequeños puntos del interior como sus costas.

Playas naturales para todos

Las playas de L’Hospitalet de l’Infant son uno de los mayores atractivos de esta localidad y no es para menos ya que tiene una arena fina y aguas transparentes que hacen las delicias de toda la familia. Nuestros hijos podrán jugar con comodidad en la arena y nadar en esas aguas será, sin duda, todo un placer.

La playa del Torn destaca por tener un excelente nivel de conservación natural. Uno de sus puntos importantes es el islote en cuya cima descansan los restos de una torre de vigilancia de la Edad Media. Esta playa forma parte de un espacio de interés natural conocido con el nombre de La Rojala.

De hecho, su situación relativamente aislada, sus aguas transparentes, su vegetación de dunas y formaciones de arbustos y las praderas de posidonia que se encuentran en el entorno marítimo hacen que esta playa se constituya en un espacio ideal para contemplar el entorno natural que nos rodea en la más absoluta tranquilidad.

La playa del Arenal es la más grande de L’Hospitalet de l’Infant y es también la que se encuentra más próxima al pueblo. Se trata de una playa amplia que tiene dos caras diferentes: la parte norte consiste en una playa urbana que tiene una gran oferta de actividades y es muy apropiada para ir con niños ya que sus aguas son poco profundas; por otro lado, la playa sur es una playa totalmente natural y formada a base de dunas cubiertas por vegetación mediterránea.

También encontramos en esta playa la Base Náutica donde podremos informarnos y gestionar las reservas de distintas actividades náuticas y deportivas como kayak, vela ligera, BTT, paddle surf, windsurf, etc. Además, durante el verano ofrece un servicio de guardería por si los padres queremos ir a nadar con calma dejando a los niños a buen recaudo.

La playa de la Punta del Riu se encuentra junto al Puerto Deportivo de L’Hospitalet de l’Infant por lo que es la mejor si queremos practicar deportes náuticos. Junto a esta playa se sitúa la desembocadura del río Llastres donde veremos un ejemplo perfecto de típica zona húmeda mediterránea. Solo hace falta caminar por la pasarela de madera que cruza la desembocadura para observar el carrizal, los tamariscos y el junco y también aves migratorias y especies protegidas como el fartet, un pez que se encuentra en peligro de extinción.

La playa de L’Almadrava tiene muchos puntos a favor como su tranquilidad, sus aguas transparentes y la posición privilegiada de su paseo marítimo. Desde éste se pueden ver las curiosas casas blancas de la población que tiene el mismo nombre que esta playa. Si somos aficionados a la pesca, esta playa es un lugar muy apreciado para esta práctica deportiva. Además, en la parte situada más al sur, encontraremos una zona perfecta para el buceo.

Todas estas playas cuentan con el certificado de calidad ambiental EMAS y la Bandera Ecoplayas. Las playas del Arena, de la Punta del Riu y del Torn tienen también la Bandera Azul de prestigio internacional y que garantiza sin dudas la buena calidad de sus aguas.

Deportes para todos

Las familias más activas encontrarán en L’Hospitalet de l’Infant un destino único para la práctica de cualquier tipo de deporte ya que aúna el mar y la montaña en un mismo lugar. A estos magníficos recursos naturales hay que añadir unas modernas y variadas instalaciones deportivas que hacen que sea posible practicar cualquier deporte que queramos.

Existe una gran variedad de opciones para hacer deporte en familia al aire libre, una forma divertida y saludable de crear recuerdos entre todos. En la playa podemos jugar al voleyball o al fútbol pero también divertirnos con otras experiencias como kayaks, pádel, surf, snorkel, submarinismo, windsurf, vela, banana, hidropatines, moto de agua… Como podemos ver, hay actividades para todos los gustos y todas las edades.

Y como no todo es la playa, a poca distancia encontramos varios senderos que se pueden recorrer tanto a pie como en bicicleta. De hecho, L’Hospitalet de l’Infant i la Vall de Llors supone un auténtico paraíso para los aficionados al senderismo ya que hay una red de pistas forestales y caminos que suman unos 180 kilómetros. En ella encontramos hasta dieciséis itinerarios distintos y muchos de ellos son adecuados para familias como, por ejemplo, el sendero azul del Jonquet.

Un poco de turismo rural

También hay espacio para el turismo rural ya que el hecho de que el mar y la montaña estén tan próximos facilita que podamos conocer los pueblos con encanto situados en la costa pero también los que se encuentran en el medio rural del interior y que suponen un contraste.

Uno de los lugares más recomendables para visitar es el núcleo deshabitado de la Masia de Castelló, un pueblo cuyos orígenes se encuentran en la Edad Media y que, tras sufrir un abandono en los años 50, está viviendo un proceso de recuperación en la actualidad. Pasear por sus calles hace que sea fácil imaginar cómo era la vida hace décadas en mitad de las montañas y en un entorno menos civilizado que el de hoy día.

A mediados de julio tiene lugar en el pueblo la Noche Lírica, una velada musical al aire libre. El último fin de semana de agosto se celebra en sus calles el Rustik Festa que incluye, además de un encuentro de acordeonistas de la provincia, actuaciones de música en directo, juegos tradicionales y espectáculos callejeros que servirán para divertir y entretener a nuestros hijos y también a nosotros mismos.

También podemos acercarnos al Centro de Interpretación del Aceite situado en Vandellós. Se trata de un auténtico molino rehabilitado, restaurado y convertido en museo con elementos modernos como paneles audiovisuales, figuras de resina hiperrealistas, audioguías, etc… gracias al cual nos podremos sumergir en el mundo del aceite de oliva y su fabricación.

Aquí descubriremos la maquinaria original del molino y escucharemos los testimonios y experiencias de los molineros que lo han usado. Al finalizar la visita podremos degustar el sabroso aceite que se elabora en el municipio.

Cinco propuestas para hacer con niños en L’Hospitalet de l’Infant

  • Descubrir los orígenes de L’Hospitalet de l’Infant

Se trata del conjunto monumental más emblemático de la localidad ya que tiene su origen en el año 1344 y está declarado Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN). Tiene un centro de visitantes en el que se explica la relación del hospital con el Coll de Balaguer, que ha servido como lugar estratégico a lo largo de varias épocas de la historia. El hospital que dio el nombre actual al municipio nació como lugar de descanso y oración pero acabó haciendo también la función de fortaleza.

Además, para disfrutar mejor de este lugar, contamos con visitas guiadas dedicadas a los más pequeños que se desarrollan en forma de gymcana familiar y que facilita que descubran los secretos de este edificio histórico.

  • Visitar la cueva del Llop Mari

Encontraremos este lugar cerca de la playa del Torn. Se trata de una misteriosa cueva a la que podemos llegar mediante una excursión en kayak o haciendo surf de remo por lo que será toda una aventura para nuestros hijos. Una vez allí, descubriremos un amplio espacio que nos va a sorprender.

En el fondo de la cueva descubriremos una pequeña playa de tintes paradisíacos y, además, una galería lateral en zigzag que va disminuyendo en altura conforme avanzamos por ella. En mitad de esta galería se encuentra una espectacular columna y en su entrada, una chimenea de piedra. Este espacio natural único presenta formaciones de piedra que alentarán la imaginación de nuestros hijos.

  • Disfrutar del cicloturismo y de la BTT

L’Hospitalet de l’Infant es una localidad ideal para los amantes de la bicicleta ya que existen hasta ocho itinerarios de BTT que recorren todos los pueblos del municipio y cuentan con distintos niveles de dificultad. Son válidos para todos los públicos así que podemos organizar rutas familiares para hacer deporte al aire libre en compañía de los nuestros.

  • Ver la Fortaleza Invisible

El Coll de Balaguer fue una posición estratégica muy valorada por la defensa republicana durante la Guerra Civil Española. Fue allí donde se construyó un sistema defensivo compuesto por parapetos, trincheras, nidos de ametralladoras y otros elementos dispuestos para la defensa del lugar.

Hoy día podemos ver estos restos gracias a las distintas visitas guiadas que se organizan allí. Los elementos de este lugar se mantienen prácticamente intactos ya que jamás sucedió la batalla que se esperaba así que visitar este sitio es como viajar atrás en el tiempo.

  • Conocer la posidonia haciendo snorkel

La posidonia es una planta considerada por la Unión Europea como un hábitat de protección prioritaria. Gracias a las tres rutas submarinas que existen en las playas de L’Hospitalet de l’Infant podemos observar las distintas especies de posidonia mientras practicamos snorkel. Durante el verano tenemos la posibilidad de realizar visitas guiadas a estas rutas submarinas con monitores especializados.

www.hospitalet-valldellors.cat/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *