Barcelona: Mucho más en turismo familiar

Está claro que a la hora de viajar en familia es fundamental encontrar actividades que nos gusten tanto a los padres como a nuestros hijos. No siempre es fácil conciliar los gustos de todos pero por suerte, en las comarcas de Barcelona tenemos un montón de opciones entre las que escoger. Playas, espacios naturales, parques temáticos y alojamientos pensados para familias no están esperando.

Un destino para familias

Un 60% de los turistas que llegan hasta Cataluña son familias así que no es de extrañar que en las comarcas de Barcelona se esfuercen al máximo en satisfacer las demandas de padres e hijos. En la Costa Barcelona encontramos diversos municipios que disponen actualmente de un certificado de Destino de Turismo Familiar ya que están preparados especialmente para acoger familias: Calella, Pineda de Mar, Malgrat de Mar y Santa Susanna, todos ellos en la comarca de El Maresme, al norte de Barcelona y al sur de la ciudad condal, tenemos Casteldefels y Vilanova y la Geltrú. Como complemento a estas localidades, encontramos Gavá, Sitges, Cardona y Barga que también disponen de los mismos alicientes para articular una propuesta de turismo familiar. En el interior, en el Pirineo, se encuentra Berga, también con certificación, para acoger a las familias y proponerle actividades familiares en su entorno.

Malgrat de Mar dispone de un clima benigno durante buena parte del año. Perfecto para pasar un día de playa o en la naturaleza con la familia.

Malgrat de Mar dispone de un clima benigno durante buena parte del año. Perfecto para pasar un día de playa o en la naturaleza con la familia.

Sabor a mar

Para divertirnos en la playa encontramos cuatro municipios situados tan sólo a unos 50 kilómetros al norte de Barcelona y muy bien comunicados por tren y carretera con la capital. Hablamos de Calella, Pineda de Mar, Malgrat de Mar y Santa Susanna. No solamente tienen extensas playas sino que además cuentan con clubs infantiles y monitores en los que los niños pueden entretenerse mientras los padres se relajan.

Además, existen actividades náuticas para niños, zonas de juegos, rutas para pasear en bicicleta y la posibilidad de visitar el Parque de El Montnegre i el Corredor que ofrece itinerarios en plena naturaleza protegida. Los hoteles y restaurantes incluyen servicio de guardería y tronas para los más pequeños de la casa. Todo esto se complementa con parques acuáticos, espacios de aventura, trenes turísticos y las instalaciones deportivas para todos los que quieran practicar su deporte favorito.

Al sur de Barcelona, nos encontramos Castelldefels y Vilanova i la Geltrú con más playas y deportes para disfrutar en familia. En Castelledefels nos esperan playas alargadas con mucho espacio para correr y jugar, duchas y zonas de juegos infantiles.Al estar al lado de los Espacios Naturales del Delta del Llobregat, podemos combinar los juegos en la playa con la visita a esta zona donde anidan muchas aves acuáticas y convertirnos en ornitólogos por unas horas.

En Calella siempre encontraremos la playa que más se adapte a nuestros gustos.

En Calella siempre encontraremos la playa que más se adapte a nuestros gustos.

En Vilanova i la Geltrú también está la playa de Ribes Roges, entre la playa de Adarró y el puerto deportivo, una playa urbana, de arena fina y suave pendiente, ideal para niños, donde no falta ningún tipo de servicio y ofrece también múltiples actividades naúticas al disponer de una Estación Naútica.

Secretos por descubrir

En las comarcas de Barcelona hay mucho más que playa. Si nos adentramos en el interior, encontraremos propuestas muy atractivas para romper la monotonía y divertirnos todos juntos. En Gavá, por ejemplo, podemos recorrer las minas que excavaron los íberos en busca de un mineral muy preciado para ellos: la variscita.

También los romanos explotaron alguna de las minas de esta zona y concretamente en Cardona podemos visitar las minas de sal. Las cristalizaciones de sal han creado formas caprichosas en forma de estalactitas e incluso toda una escalera petrificada. Tanto en Cardona como en Gavá es obligatorio llevar casco; a los niños les va a encantar verse como unos auténticos mineros.

En Vilanova i la Geltrú podremos conocer cómo era el primer tren que circuló en la Península Ibérica, y en Vilafranca del Penedès sentiremos la emoción de la Fiesta Mayor con una visita a la Casa de la Fiesta Mayor, con los gigantes, el bestiario, los diablos y los castellers. ¡Una sorpresa tras otra!

En la ribera del Llobregat, disfrutaremos de una experiencia muy didáctica junto a nuestros hijos recibiendo clase de un profesor de la época en la que se desarrollaron las colonias industriales del téxtil a finales del siglo XIX y principios del XX. Eran verdaderas poblaciones donde la vida y las actividades giraban en torno a la fábrica: viviendas, economato, fonda, escuela, iglesia, lavadero…

La playa de Castelldefels es una larga lámina de arena fina situada a unos 18 km al sur de la ciudad de Barcelona.

La playa de Castelldefels es una larga lámina de arena fina situada a unos 18 km al sur de la ciudad de Barcelona.

Espacios naturales sin fin

Más de 100.000 hectáreas protegidas y doce espacios naturales con montañas no muy altas permiten todo tipo de rutas con equipamientos relacionados con la flora y la fauna, que también ofrecen actividades para niños. Merece la pena disfrutar de paisajes y espacios sorprendentes cerca del mar pero también una incursión al interior, donde también podemos encontrar lugares naturales inolvidables.

En Costa Barcelona, la riqueza botánica del Parque Natural de El Montseny, declarado Reserva de la Biosfera, nos tiene reservadas algunas sorpresas, no en vano tiene el sobrenombre de “La Montaña Mágica”. Allí disponen de actividades muy apropiadas para disfrutar en familia. Una de ellas son las salidas de descubrimiento, rutas en las que aprenderemos a identificar árboles y a detectar las huellas y rastros de los animales que habitan allí. En el Espacio Montseny de Viladrau podremos hacer un recorrido para descubrir la magia y el misterio de este monte gracias a las leyendas de bandoleros y ninfas de agua que se esconden en los pozos.

A tan sólo media hora de la ciudad de Barcelona, podemos visitar el Parque Natural del Montserrat, todo un símbolo de Cataluña y un lugar muy especial en el que pasar un día en familia. Además de relajarnos visitando el monasterio y de ver la Moreneta, podemos vivir toda una aventura dejándonos llevar por un guía a las numerosas cuevas que alberga la montaña, entre ellas la Cueva del Salitre y la Cueva Fría de Collbató. Otra opción es pasear por sus bosques y senderos, descubriendo árboles, flores y plantas y tratando de vislumbrar a algunos de los animales que moran allí.

El Espacio Natural de Les Guilleries-Savassona, con el pantano de Sau y los riscos del Tavertet como protagonistas, muestra una gran personalidad al tener bosques mediterráneos y centroeuropeos y paisajes de roca viva. Dispone de varias áreas de recreo preparadas para organizar un picnic mientras disfrutamos de las vistas y descansar tras haber recorrido alguno de los itinerarios propuestos para descubrir todo su patrimonio natural e histórico

El Parque del Castell de Montesquiu une historia y naturaleza. Sus bosques de robles y pinos rodean el Castillo de Montesquiu, un casal fortificado cuyas raíces se hunden en el siglo X y que podemos visitar. En el parque tenemos un espacio preparado para comer con mesas de madera, recogida de basuras, agua potable y sanitarios. Tres rutas nos esperan para pasar un día en familia disfrutando del aire libre.

Pirineus de Barcelona nos ofrece descubrir el Parque Natural del Cadí-Moixeró con la emblemática montaña del Pedraforca, uno de los parques más extensos de Cataluña con numerosas rutas de alta montaña y un lugar curioso, las fuentes del Llobregat, donde el agua brota de manera abundante y natural de la roca.

En el mismo pueblo, Castellar de n’Hug, el último domingo de agosto se celebra el Concurso Internacional de Gossos d’Atura, donde podremos ver la destreza de los perros pastores para dirigir el rebaño de una manera excepcional, guiados tan solo con la voz o el silbido de los pastores. Los niños van a quedar encantados viendo las habilidades de estos perros. En otras fechas se puede visitar el Casa Museo del Pastor para conocer todo lo que hace referencia a uno de los concursos más antiguos de España.

Como actividad complementaria, podemos disfrutar del arte plástico en el Molino Papelero de Capellades. Durante la visita, fabricaremos papel artesanal con herramientas y maquinaria originales, y nuestros hijos descubrirán, entre otras cosas, que el papel no se hace sólo de los árboles.

Pedalea sin esfuerzo

Otra actividad muy divertida para hacer en familia es la bicicleta eléctrica, un sistema de pedaleo asistido que permite que todos vayamos al mismo ritmo sin esfuerza mientras charlamos y disfrutamos del paisaje que nos rodea. Entre los ríos Ter y Llobregat encontramos una de las zonas más bellas para descubrir gracias a estas rutas de cicloturismo.

También podemos pedalear hasta el Monasterio de Santa María de Lluçà, una de las joyas del románico de Cataluña así como la iglesia de Sant Vicenç de Torelló, una de las pocas ermitas de plata redonda que pueden verse en la zona. Sin duda son rutas que merecen una parada para descansar mientras descubrimos estos edificios.

En Sant Sadurní d’Anoia el Centro de Interpretación del Cava-CIC Fassina organiza una visita que combina cava, bicicleta y chocolate, una experiencia deliciosa que nos gustará tanto a los padres como a los niños. Y en la masía Ca l’Artigas, en el corazón de Subirats, podremos hacer una cata de los cavas de crianza de la finca, participar en las faenas del campo y pasear entre viñedos antes de retomar el camino.

¿Sois gente curiosa?

Si sois de aquellos a los que les gusta compartir en familia los ratos de descanso y diversión, y también los de experimentación y descubrimiento sois, sin duda, Gente Curiosa.

PORT DEL MASNOU-7506

Afortunadamente, los afectados por el virus del “Quiero saber más”, del “Quiero entender más” o incluso los del “Quiero conocer más” ya no necesitan embarcarse con rumbo a tierras ignotas ni encerrarse en laboratorios para satisfacer esa extraña necesidad. Tampoco hace falta ser un solitario aventurero, dejando atrás a familia y amigos.  La Gente Curiosa puede dar rienda suelta a su necesidad de conocimiento en pareja, en grupo, en familia, cerca de casa o a una hora en coche, de una manera relajada y divertida y profundizando en cualquier tema tanto como le pueda apetecer.

Las comarcas de Barcelona disponen de una magnífica red de equipamientos culturales que ofrecen talleres y actividades para distintos públicos y a distintos niveles de especialización. Podemos encontrar ofertas a la medida de familias con niños que desean disfrutar de una mañana de descubrimiento con actividades como el geocatching, o visitas teatralizadas que nos transporten a un tiempo remoto, o talleres que nos muestren, jugando, el recorrido del agua desde la montaña hasta nuestra bañera.

Los campings: alojamiento ideal para familias

Los campings son la opción perfecta para familias que buscan pasar unos días de descanso cerca de la naturaleza, pero con mucho entretenimiento para los más pequeños. En las comarcas de Barcelona encontramos campings tanto en la costa como en la montaña así que lo tenemos muy fácil para elegir dónde alojarnos en nuestras próximas vacaciones.

Estos campings, además, no se limitan tan sólo a ser lugares en los que pernoctar sino que también ofrecen actividades programadas para familias tanto en los propios campings como en los alrededores de los mismos, una oportunidad genial para descubrir el entorno natural que rodea a estos alojamientos.

Santa Susanna nos ofrece dos kilómetros de playas amplias, de arena limpia y dorada, rodeadas de pinares.

Santa Susanna nos ofrece dos kilómetros de playas amplias, de arena limpia y dorada, rodeadas de pinares.

Si os gusta viajar en caravana, en los campings hay espacio para ellas: si preferís la aventura de dormir en tiendas de campaña, también, y si por el contrario os quedáis con la comodidad de un bungalow, tampoco es un problema. Las familias tienen todo tipo de opciones para disfrutar de los camping en cualquier modalidad. Además, algunos de ellos permiten que llevemos a nuestra mascota.

Sin duda, los campings resultan un alojamiento ideal para familias con niños: aire libre para que corran y jueguen, desintoxicándose de los aires de la ciudad; actividades creadas por profesionales y especialmente diseñadas para la diversión de toda la familia; y unas instalaciones de calidad para preocuparnos tan sólo de pasarlo bien y relajarnos. Os vais a sorprender.

Más información: http://www.barcelonaesmuchomas.com

Facebook: BarcelonaEsMoltMes

Twitter, Youtube, Pinterest, Instagram: @bcnmoltmes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *