7 lugares de película en España

 

El portal de viajes Holidayguru.es recomienda algunos de los enclaves nacionales más famosos y reconocibles de la gran pantalla, que destacan por haberse rodado algunos de los films más famosos y taquilleros. Desde Tenerife a Cantabria, la geografía española ha servido como un gran plató al aire libre gracias a su diversidad y contrastes.

1. Plaza de España (Sevilla)

Por la plaza más famosa de toda Sevilla hemos visto desfilar no sólo a un joven Darth Vader junto a su fiel compañero R2D2 en la grabación de Star Wars-El ataque de los clones, sino que el popular Sacha Baron Cohen (Borat), convirtió la plaza en su peculiar palacio presidencial en la película El Dictador, donde se emplearon más de 300 personas y cientos de extras. Este conjunto de edificios, cuyos coloridos azulejos destacan sobre el marrón de sus ladrillos, se construyó para la Exposición Iberoaméricana de 1929 y se ha convertido en emblema internacional de la capital hispalense.

2. Zumaya (Guipúzcoa)

Una de las películas más taquilleras de nuestro cine, Ocho apellidos vascos, se inspiró y rodó en este mágico pueblo donde 160 vecinos se unieron a la famosa ‘manifestación’ tan recordada en la película. No sólo el atractivo medieval hace de Zumaya un enclave único; sus colosales formaciones rocosas de caliza y arena (flysch) son reconocidas por su interés natural y paisajístico.

De María Victoria Gómez Fernández, CC BY 2.5, Enlace

3. Valle de Iguña (Cantabria)

Dicen que la tranquilidad de este paraje sólo se vio perturbada en una ocasión. Fue durante la grabación de Los Otros (Alejandro Amenábar) cuando este valle, y en concreto el aristocrático Palacio de los Hornillos del siglo XIX vio a cientos de técnicos preparar el icónico set rodaje donde Nicole Kidman nos quitaría el aliento. Cabe destacar el Parque Natural Saja Besaya, donde se encuentran restos de civilizaciones celtas, romanas, así como una ermita mozárabe. ¡Muy recomendable!

4. Desierto de Tabernas (Almería)

Qué decir de este paraíso andaluz. Desde los años 50, este recóndito lugar ha atraído a grandes productoras cinematográficas estadounidenses y a míticos actores. Referente del turismo en la zona, Fort Bravo, Oasys o Western Leone son algunos de los poblados que imitan al lejano oeste, y donde, con un paisaje sobrenatural, los costes de producción son mucho más bajos que en EE.UU. Clint Eastwood, Terence Hill, Bud Spencer o Brigitte Bardot son algunos de los clásicos que se dejaron ver por Almería. Además, y aunque desértico, Tabernas presenta microcráteres, arrecifes fósiles, flora y fauna endémicas y especies raras a nivel mundial. ¡Una maravilla para los sentidos!

5. Tenerife

La isla que siempre está de moda. Tenerife destaca por la diversidad en sus paisajes y especies que pueblan el lugar en sólo unos pocos kilómetros cuadrados. Las laderas del Teide vieron grabar a Furia de Titanes o Fast & Furious (A todo gas), cuyas productoras eligieron este lugar por su tranquilidad y facilidades a la hora de trabajar. Y aunque los atributos de esta isla -que recibió 1,9 millones de turistas en el primer cuatrimestre de este año- se venden solos, el sector cinematográfico bien sirvió y sirve para su proyección internacional.

6. Úbeda y Baeza

Declaradas Patrimonio de la Humanidad, las callejuelas silenciosas y fachadas empedradas de estas joyas de Jaén han visto pasar a actores de reconocido prestigio, como Vigo Mortessen, quien blandió su espada en el rodaje de la segunda película española más cara de la historia, Alatriste. A Baeza y Úbeda sólo les hizo falta cubrir algunos adornos de sus calles para recrear a la perfección la ciudad donde el soldado Alatriste servía al rey Felipe IV de España. Santa Teresa de Jesús, con Concha Velasco, o La conjura del Escorial también tuvieron a estas mágicas ciudades como set de rodaje.

7. Barcelona

La singularidad arquitectónica de esta ciudad; su carácter mediterráneo y espíritu internacional… Barcelona se ha convertido en las últimas décadas en inspiración para directores y actores, que ven el encanto especial que guarda entre sus calles. Del Palau de la Música en Todo sobre mi Madre a el Tibidabo en Vicky Cristina Barcelona (Woody Allen) pasando por Montjuic, en El Perfume. Barcelona ofrece múltiples caras con las que sentirse identificado. Un excelente plató al aire libre al alcance de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *