Lugo: para dejarnos llevar

Si nos gusta Lugo es porque guarda sorpresas en cada rincón y porque siempre tiene alguna pequeña maravilla con la que dejarnos sin palabras. Las vacaciones en esta provincia gallega van a ser muy especiales ya que nos llevarán por cañones profundos, costas mágicas, castillos increíbles, montañas nevadas y mucho más. La naturaleza, la historia y la cultura se abren ante nosotros para que disfrutemos.

En Lugo podemos encontrar diversión y aventuras de todo tipo. Para empezar, tenemos tanto la costa como la montaña, así que podemos elegir, ¡o quedarnos con ambas!. También podemos hacer rutas de senderismo y fluviales para disfrutar de la naturaleza en compañía de toda la familia. Y para recuperar fuerzas, esta provincia cuenta con una gastronomía deliciosa en torno a la cual charlar con nuestros hijos creando recuerdos.

Existen cuatro geodestinos en la provincia de Lugo y cada uno de ellos tiene sus propias peculiaridades. Vamos a ver en detalle cada uno de ellos para descubrir qué es lo que tienen para ofrecer a las familias con hijos.

A Mariña

Para empezar a disfrutar de este geodestino podemos comenzar en Ribadeo para conocer la historia de los indianos mientras vemos sus edificaciones. Lo siguiente es ir a la monumental Playa de las Catedrales para ver las formas que el mar ha creado con el paso del tiempo: vertiginosos acantilados y cuevas marinas y arcos tallados por la constante fuerza de las olas y la erosión del agua y la sal.

También desde Ribadeo encontramos otra opción para comenzar la vacaciones y consiste en tomar una embarcación turística que nos lleve por la ría. Será un viaje relajante y agradable pero didáctico al mismo tiempo ya que aprenderemos sobre la diversidad natural de la zona y las actividades que se practican en ella.

Una vez que hayamos navegado por la ría, lo siguiente sería dar una caminata tranquila por el paseo marítimo tomando como punto de partida el especial faro de Isla Pancha hasta llegar al antiguo cargadero de mineral donde llegaba el tren minero de A Pontenova. Desde este punto también podemos llegar hasta la Playa de las Catedrales.

Si ponemos rumbo a Mondoñedo y Lourenzá, ya en el interior de la provincia, podremos transitar por sus calles estrechas y aprovechar para recorrer también partes del camino de Santiago que nos permitirán sumergirnos con la naturaleza y conocer las costumbres y tradiciones de la zona.

Otra actividad que resulta muy reconfortante es ir a O Vicedo para hacer la ruta del Fuciño do Porco, un sendero corto que va en paralelo con el mar Cantábrico y que nos permite disfrutar de la brisa marina mientras paseamos y charlamos.

A lo largo del verano tienen lugar varias fiestas que recrean la historia de de las villas de la zona. Es el caso de las Ferias Medievales de Mondoñedo y Viveiro y el Mercado Medieval de Alfoz, la Romaxe Vickinga de O Vicedo, la Fiesta Normanda en Foz, la Fiesta Indiana en Ribadeo o la Castrexa en Burela, entre otras. Sin duda, son actividades que van a encantar a los pequeños por su vistosidad y su animación.

Por último y para aprender más sobre el mundo del mar se puede visitar el Museo Provincial do Mar que se encuentra en la localidad de San Cibrao (Ayuntamiento de Cervo). En él podremos ver desde restos de navíos hasta esqueletos de animales marinos.

Terra Chá y Lugo

La historia romana y castrexa son protagonistas en esta zona gracias a los yacimientos que existen y, en especial, a la Muralla Romana de Lugo, la única en el mundo que conserva su perímetro completo y que además, ostenta el título de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Por otro lado, el paso del río Miño por la ciudad y las localidades cercanas favorecen que dispongamos de una zona plena de naturaleza gracias a su cinturón verde. Además, Lugo es una ciudad que se puede disfrutar mientras paseamos y recorremos su monumentos, calles y plazas dejando atrás el estrés del día a día.

En esta zona contamos con dos museos que forman parte de la Red Museística de la Diputación de Lugo. Uno de ellos es el Museo-Fortaleza San Paio de Narla, donde los niños despertarán su imaginación al ver las vestimentas de los caballeros y los muros de la fortificación. En el Museo Provincial de Lugo encontraremos una de las mayores colecciones de oro en el que el Torques de Burela llamará nuestra atención sin duda alguna.

A 23 kilómetros dirección Ribadeo llegaremos al Castro de Viladonga, un yacimiento fortificado en el que conoceremos cómo vivían nuestros antepasados. Tras ver el castro, podemos ir al museo arqueológico en el que se exhiben los restos encontrados en la excavación de forma muy visual. Allí conectaremos con los antiguos habitantes del castro y con su vida cotidiana.

En la Reserva de la Biosfera Terras do Miño encontramos la laguna de Cospeito y su entorno. Allí tenemos que acercarnos a la Casa de las Aves para conocer a las aves que viven en este espacio natural. Después, iremos por el sendero circular que rodea la laguna parando en los observatorios de aves que encontraremos a nuestro paso para no perder detalle. En Guitiriz, los paisajes del agua nos mostrarán ríos, regatos y todo tipo de ingenios hidráulicos que van a dejar a nuestros hijos con la boca abierta.

En el municipio de Sarria encontraremos el Centro de Educación Ambiental de la Granja Barreiros donde se organizan campamentos y talleres para familias con hijos. Después de estas actividades podemos hacer una visita al museo del pan de la Panadería Pallares para pasar un día muy divertido en el que los niños aprenderán un montón.

Ancares-Courel

Esta zona es muy especial debido a los increíbles contrastes que ofrecen sus paisajes. Allí hay variaciones altitudinales de hasta 1.600 metros de altura que se aúnan con construcciones populares y zonas prácticamente vírgenes con flora y fauna muy característica. Al llegar aquí estaremos entrando en la Galicia más auténtica y la que mejor ha mantenido su patrimonio cultural y natural.

Por ello, el ecoturismo es la principal apuesta que se hace en esta zona. Hay múltiples rutas de senderismo y varias actividades enfocadas a disfrutar con los niños en la naturaleza. Las pallozas en O Cebreiro, antiguas viviendas tradicionales con el tejado cónico hecho con paja de centeno, llamarán la atención de nuestros hijos. Además, algunas de ellas han sido recuperadas como museo y podremos visitarlas.

En la parroquia de Doiras podemos visitar el castillo y contarles a nuestros hijos la leyenda que cuenta que allí vivió una princesa que se convirtió en una cierva debido a un hechizo. En O Courel seguiremos encontrando magia en aldeas como Seceda o Froxán y también en los profundos bosques de castaños que ofrecen sus frutos para los magostos de otoño, fiestas populares en las que reluce el carácter acogedor, sencillo y alegre de los habitantes de la zona.

Si nos vamos al norte, como por ejemplo al municipio de A Fonsagrada por donde pasa el Camino Primitivo de Santiago, podremos encontrar divertidas actividades que compartir con los niños como visitar el Museo Comarcal, ir a ver la cascada de Vilagocende y su caída de agua de 50 metros o recorrer la ruta de las seimeiras de Queiroxo.

Ribeira Sacra

 Los valles del Miño y del Sil son los mayores atractivos de esta zona ya que las colinas dejan paso al paisaje. Los ríos se convierten en el centro del turismo de la zona y, de hecho, la Diputación de Lugo ofrece la opción de hacer una ruta en catamarán por el Cañón del Sil o por el Río Miño.

En esta zona encontramos el Pazo de Tor, perteneciente a la Red de Museos de la Diputación de Lugo, donde podremos realizar un viaje en el tiempo con nuestros hijos para conocer de primera mano la vida cotidiana en los pazos gallegos.

 La capital de esta zona es Monforte de Lemos y allí encontraremos multitud de espacios culturales como la Torre del Homenaje del Castillo de los Condes de Lemos, el Museo del Ferrocarril de Galicia, el museo de las Casas de Muñecas o el Centro del Vino, donde viviremos toda una experiencia de los sentidos. 

Además, el Consorcio de Turismo de la Ribeira Sacra ha puesto en marcha este año una iniciativa creada para el turismo familiar, la campaña Búskalo en la Ribeira Sacra, una iniciativa que le da valor a este territorio, ya que lo convierte en una gran sala de escape que combina el espectáculo del paisaje con el uso de las nuevas tecnologías.

Más información:

Diputación de Lugo- Turismo

982 260 000

turismo.deputacionlugo.gal

turismo@deputacionlugo.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *