Siente Teruel en familia: El encanto del interior

El turismo de experiencias es uno de los más demandados por las familias, y Teruel lo tiene todo para satisfacer a los más exigentes, porque nos propone fórmulas lejanas a las estandarizadas. Si os gusta el interior, la autenticidad de lo rural y las actividades en naturaleza, este es el lugar que tenéis que visitar.

Teruel es un destino cercano y accesible, perfecto para una escapada donde romper con el día a día de la ciudad. No solo estaremos en contacto con la naturaleza y el encanto del interior, sino que viviremos momentos para todas las ocasiones: actividades, cultura, dinosaurios, castillos… Definitivamente, esta es una tierra para sentirla.

Actividades en la naturaleza

El senderismo es una de las actividades más edificantes que podemos practicar en familia. La provincia ofrece más de 700 kilómetros de senderos de gran recorrido e infinidad senderos locales perfectamente señalizados para nuestro disfrute, tanto a pie como en bicicleta o a caballo. Igualmente destacables son las Vías Verdes de Val de Zafán y de Ojos Negros, con más de 120 kilómetros, y las seis rutas BTT que ofrece la comarca del Jiloca.

Otras alternativas que pueden interesarnos son el circuito multiaventura del Valdelagua, en Martín del Río, la escalada libre, con el Paisaje de Rodeno como un lugar de referencia a nivel internacional y el barranquismo, especialmente recomendable en el entorno de la cuenca del río Mar tín.

Mención aparte merece Andatela, un producto pensado para los amantes de caminar disfrutando del paisaje. Reúne un total de 60 rutas senderistas que recorren todas las localidades y espacios naturales de interés de la comarca. Lo bueno es que algunos de ellos son pequeños recorridos circulares, que nos van a permitir disfrutarlos familia, sobre todo si nuestros hijos son pequeños.

Una historia medieval

Desde castillos, como los de Peracense, Valderrobres o Mora de Rubielos, hasta los imponentes palacios y casas solariegas de estilo renacentista, presentes en prácticamente todas las localidades del Matarraña y el Maestrazgo, buena parte del patrimonio arquitectónico de Teruel proviene, de una u otra manera, de época medieval, y por eso merece la pena detenerse en estas imponentes construcciones.

En Alcañiz, capital y centro de servicios de la Tierra Baja, podemos encontrar el Castillo Calatravo, con sus magníficas pinturas murales góticas, únicas en la provincia.

En Bajo Martín destaca Albalate del Arzobispo, Conjunto Histórico Artístico desde los años 80, gracias a su Castillo Arzobispal de estilo gótico-aragonés y a la iglesia de Nuestra señora de la Asunción. Descubriremos, además, la herencia de las culturas cristiana, judía e islámica gracias a los restos del Castillo Ducal, en el barrio de la judería.

En Cuencas Mineras, son de imprescindible visita los ejemplos de arquitectura defensiva presentes en castillos como los de Aliaga y Huesa del Común o en el sistema de fortificaciones que protegía las localidades de Segura de Baños y la Hoz de laVieja.

Los 24 pueblos que conforman Gúdar-Javalambre conservan la herencia medieval que les vio nacer. Conjuntos históricos como Mora de Rubielos –con su imponente castillo-palacio-, Rubielos de Mora -premio Europa Nostra por su excepcional estado de conservación-, sistemas defensivos como los que protegen el casco urbano de Manzanera, o castillos como los de Alcalá de la Selva o Puertomingalvo.

En Jiloca, la estrella es el castillo de Peracense, imponente fortaleza construida sobre un espolón de arenisca roja, también conocida como piedra rodena, y considerado uno de los mejores ejemplos de arquitectura defensiva medieval de Aragón.

Territorio Dinópolis

Os recomendamos al menos un día para descubrir uno de los aspectos más emocionantes de Teruel. Como ya hemos adelantado, la comarca contiene un patrimonio palentológico extremadamente rico, y a nuestros hijos les fascinará conocerlos, porque a quién no le gustan los dinosaurios.

Dino Experience nos propone conocer este fascinante patrimonio en localidades como Teruel, Galve, Libros o Riodeva. El referente más conocido es, sin duda, Territorio Dinópolis, un parque científico y de ocio que tiene su sede principal en Teruel. El juego y la ciencia se combinan aquí de forma magistral para que los visitantes vivamos de cerca el mundo de los dinosaurios.

Para lograrlo, este parque, único en Europa, ofrece un recorrido de 4.500 millones de años, y lo hace con itinerarios temáticos entre los que destacan El viaje en el tiempo, El último minuto, el simulador virtual 4D Terra Colossus, La Paleosenda, el Cine 3D, el Sauriopark y espectáculos como El Show del T-rex, uno de los animatrónicos más sofisticados del mundo que recrea con asombrosa precisión a un Tyrannosaurus rex. Conviene aclarar que un animatrónico es una réplica de cuerpo entero capaz de moverse gracias a mecanismos internos.

El centro nos permite, además, disfrutar de un espectacular museo paleontológico, que cuenta con más de 500 piezas fósiles originales, la mayoría encontradas en la provincia de Teruel, como es el caso del  Turiasaurus riodevensis, el dinosaurio más grande de Europa descrito hasta la fecha y uno de los más grandes del mundo. También podremos ver réplicas de gran tamaño, como la de un Brachiosaurus o de un Tyrannosaurus rex en posición de ataque, entre otras.

Aunque Territorio Dinópolis tiene su centro más importante en la ciudad de Teruel, cuenta con otros centros temáticos que, unidos en forma de ruta provincial, recorren las localidades donde fue hallado este rico patrimonio. La comarca cuenta con dos: Titania (Riodeva), dedicado al Turiasaurus riodevensis, el mayor dinosaurio europeo conocido hasta el momento, y Legendark (Galve), que presenta los numerosos descubrimientos hallados en esta localidad, entre ellos los relativos al Aragosaurus, el primer dinosaurio definido en España.

www.teruelversionoriginal.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *