Los mejores consejos para un verano seguro y saludable

 

El verano finalmente ha llegado. Los lugares turísticos empiezan a abrir y el curso escolar toca a su fin. Tanto si tiene previsto viajar al extranjero como si quiere disfrutar de las vacaciones en su propio país, es probable que pase mucho más tiempo fuera de casa que durante todo el año (visitando parques, playas y restaurantes), y eso significa que debes tomar medidas para mantener la familia a salvo.

Si bien las vacaciones son un momento para dejar atrás las preocupaciones, no debemos olvidarnos de seguir aplicando todos los consejos de higiene que hemos aprendido en el último año y medio: lávese las manos con frecuencia y séquelas con toallitas de un solo uso; desinféctate las manos después de tocar elementos como manijas de puertas, barandillas de escaleras o menús de restaurantes; mantén la distancia; ponte la mascarilla en lugares concurridos; e intenta buscar lugares bien ventilados.

Si vas a viajar en avión, pon especial atención: usa mascarilla en todo momento a menos que estés comiendo o bebiendo; usa desinfectante de manos para limpiar mesas y superficies y, si visitas los baños, lávate bien las manos y sécalas con toallitas de papel.

Tanto si este verano viajas en avión como si lo haces en barco o tren, asegúrate de adoptar las medidas que exige la nueva situación para que todos lleguen seguros a su destino. Usa desinfectante de manos con frecuencia y en superficies en áreas públicas, y guarda un paquete de pañuelos en el equipaje; nunca se sabe cuándo los necesitarás.

Los expertos advierten de que el mundo posterior a la pandemia será diferente al que conocíamos antes. La higiene y la seguridad seguirán siendo la máxima prioridad, y todos debemos acostumbrarnos a la nueva normalidad y estar preparados.

En los bares y restaurantes, por supuesto, la higiene siempre ha sido esencial, desde las cocinas y las áreas de preparación de alimentos hasta los restaurantes y los baños. Pero recuerda que lavarse y secarse las manos con frecuencia no es algo reservado solo a los chefs y los camareros. Los clientes también tenemos la responsabilidad de seguir las reglas cuando decidamos comer fuera para mantenernos todos a salvo. Recuerda: mascarilla, higiene de manos, desinfectante y pañuelos de papel después de tocar cualquier objeto, desde pimenteros hasta datáfonos portátiles.

Si bien el lavado de manos frecuente, ya se ha convertido en la norma para la mayoría de nosotros. Un estudio reciente de la Universidad de Leeds descubrió que la forma en que nos secamos las manos después de lavarlas también puede influir en la propagación de virus más allá del baño. Por eso, el estudio recomendaba secarse las manos con toallitas de papel, ya que así se logran niveles más bajos de contaminación por virus en las manos y la ropa.

Sean cuales sean tus planes para este verano, encontrará una gran cantidad de información útil y presentaciones de expertos aquí. Asegúrate de aplicar las mejores prácticas de higiene para garantizar un descanso seguro y saludable para toda la familia. ¡Y a disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *