Castellón. Disfrutando de la naturaleza en bicicleta

Las familias que disfrutamos yendo en bicicleta encontramos el escenario perfecto en la provincia de Castellón donde existen varias rutas adecuadas para ir de paseo todos juntos y disfrutar de la naturaleza. ¡Animaos a descubrir Castellón sobre pedales!

Desde el Patronato Provincial de Turismo de la Diputación de Castellón nos proponen una treintena de rutas de cicloturismo de varios niveles y preparación física. Encontramos desde recorridos de iniciación ideales para ir con niños pequeños o si no tenemos demasiada costumbre de ir en bicicleta hasta rutas más exigentes si somos unos expertos. Además, si sois aficionados a la bicicleta de montaña o BTT existen rutas concretas para ello.

Ruta del Azahar

Se trata de una de las rutas más populares y que cruza la provincia de Castellón de norte a sur, pasando muy cerca del mar. Está catalogada con dificultad alta ya que aunque la carretera es prácticamente plana durante toda la ruta, su extensión es de 130 kilómetros, distancia que hay desde su salida en Vinaròs hasta el final en Almenara.

Ruta Transcastellón

Es una de las rutas BTT que mencionábamos al inicio. Se trata de un recorrido multietapa con una distancia de 512 kilómetros y un desnivel acumulado de 12.150 metros que traza una ruta circular por toda la provincia. La parte positiva de esta ruta es que permite ajustar el recorrido según los kilómetros que queramos hacer cada día y además, al ser circular, podemos empezarla por donde nos convenga mejor.

Ruta de Alcossebre

Esta ruta cubre una distancia de 65 kilómetros y tiene una dificultad media con un desnivel de 1.210 metros. Nos permitirá disfrutar de uno de los rincones con más encanto de Castellón y no solo podremos recorrer el Baix Maestrat y la Plana Alta sino que también podremos visitar playas y calas vírgenes y subir a alguno de los miradores de la Serra d’Irta para disfrutar de las vistas. Para descansar tenemos la ocasión de disfrutar del marisco, parrilladas y zarzuelas de pescado de la zona además de sus arroces. Por último, no dejemos de visitar puntos de interés como el castillo de Xivert o la iglesia parroquial de San Juan Bautista.

Ruta de Benicassim

Estamos ante uno de los recorridos de iniciación recomendados para ir en familia y con niños pequeños. Tiene una longitud de 16 kilómetros y un desnivel de unos 300 metros. Además de los monumentos de Benicàssim podremos ir al Desierto de las Palmas, un parque natural en el que ver muchas especies autóctonas. Por supuesto contamos con varias playas a nuestra disposición para refrescarnos y descansar, destacando la playa de Voramar desde la que se pueden ver Las Villas.

Ruta de Azteneta del Maestrat

Esta ruta fácil tiene una longitud de 38 kilómetros y un desnivel de 595 metros; está recomendada para ciclistas con poca experiencia. Azteneta del Maestrat es una localidad perfecta para un fin de semana en familia al tratarse de un lugar tranquilo rodeado de bellos paisajes agrícolas de almendros y olivos. Tras la ruta en bicicleta tenemos que reposar degustando su famosa paella con albóndigas o el cabrito asado.

Ruta de Oropesa del Mar

Se trata de una ruta de nivel medio con 60 kilómetros de longitud y un desnivel de 627 metros. En Oropesa del Mar no solo tenemos playas y calas para refrescarnos sino también grandes campos de naranjos. Uno de los atractivos de esta ruta es su alternancia entre paisajes de sierra y paisajes de costa. En el Monte del Bobalar podemos subir al mirador para ver el Parque Natural de Les Illes Columbretes.

Ruta de Peñíscola

Encontramos dos rutas de ciclismo en esta localidad, sin duda una de las más atractivas de toda la provincia de Castellón, aunque la que a nosotros nos interesa es la R08, perfecta para ir con niños ya que tan solo cuenta con 13 kilómetros de longitud y 141 metros de desnivel. Podremos ver la costa y su Museo del Mar pero también contemplar su perfil de ciudad medieval con su muralla y el imponente castillo. Además, estaremos cerca de la Serra d’Irta si queremos pasar un día de montaña.

Ruta de Castellón de la Plana

Aquí tenemos un recorrido de 39 kilómetros con un desnivel de 607 metros apto para una jornada de bicicleta en familia. Los espacios naturales que podemos ver en esta ruta son dignos de contemplar: las playas, las islas Columbretes a escasos kilómetros de la costa, el Desierto de las Palmas, el Ermitorio de la Magdalena… Además, contamos con el patrimonio monumental de la propia ciudad de Castellón de la Plana y, cómo no, su deliciosa gastronomía especializada en arroces.

Ruta de Cabanes

Es una ruta de iniciación para ir con niños con 23 kilómetros de distancia y 161 metros de desnivel. Cabanes está en un alto de una colina y se extiende hasta el poblado costero de Torre La Sal. Además gracias a este recorrido veremos sus parajes naturales como el parque natural del Prat de Cabanes-Torreblanca, uno de los humedales más extensos de Castellón donde podremos contemplar una gran multitud de especies de aves acuáticas.

Ruta de Moncofa

En Moncofa encontramos esta ruta de 41 kilómetros de longitud y 269 metros de desnivel. Este municipio de la Costa de Azahar no tiene grandes contrastes geográficos como otras zonas de la provincia pero destacan sus hermosas playas, en especial la del Grao y la de Masbó, y Els Estanys, zonas húmedas en las que podemos encontrar una pequeña microrreserva de fauna y flora.

Ruta de Morella

El recorrido de Morella tiene una longitud de 37 kilómetros y un desnivel algo mayor que el de otras rutas, 844 metros. Es uno de los municipios más imponentes de la provincia. Se sitúa a 900 metros de altitud y mantiene su aspecto medieval gracias al castillo y a la muralla. Yendo en bicicleta disfrutaremos de sus paisajes montañosos, en especial en la zona de Els Ports donde pedalearemos entre montañas y barrancos.

Ruta de Navajas

33 kilómetros de distancia y un desnivel de 579 metros nos esperan en esta ruta de iniciación. La localidad de Navajas se encuentra en la comarca del Alto Palancia, a medio camino entre Aragón y la Comunidad Valenciana. Su entorno natural tiene lugares como El Salto de la Novia, formado por la cascada Brazal y donde muchos atrevidos acuden para hacer ese salto de 30 metros de altura. Además podemos ir al Manantial de la Esperanza, situado en el monte del mismo nombre, para ver sus aguas cristalinas.

Ruta de Tírig

Este recorrido se puede realizar con niños más mayores acostumbrados a ir en bicicleta. Tiene 33 kilómetros de longitud y un desnivel de 333 metros. Esta ruta nos llevará hasta el Barranc de la Valltorta, uno de los enclaves de pinturas rupestres más importante de España y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, podemos ver las huellas medievales de Tírig en la iglesia de la Virgen del Pilar, la ermita de Santa Bárbara o los restos del castillo.

Ruta de Vila-real

Otro recorrido para disfrutar en bicicleta con la familia es el de Vila-real con 43 kilómetros de distancia y 269 metros de desnivel. Además de un casco urbano con monumentos como la iglesia de San Jaime del siglo XVIII tenemos que disfrutar de su entorno natural aprovechando la ruta en bici. En los alrededores encontramos el Ermitorio de la Virgen de Gracia, a orillas del río Mijares, y que en la actualidad se ha convertido en un Centro de Educación Ambiental.

Ruta de Villamalur

Finalizamos este recorrido en bicicleta por la provincia de Castellón con esta ruta de 40 kilómetros de longitud y 1.125 metros de desnivel. Villamalur se encuentra en pleno parque natural de la Sierra de Esparán y aunque apenas tiene un centenar de habitantes no hay duda de que merece la pena la visita debido a su entorno privilegiado. Desde lo alto de la montaña se puede disfrutar de las vistas del parque natural, los barrancos y los campos de alrededor. El terreno de esta ruta es accidentado pero poco exigente, por lo que pondrá un poco de emoción a la jornada sin riesgos ni cansarnos demasiado.

Como se puede ver, la provincia de Castellón es un escenario perfecto para los aficionados a la bicicleta en cualquier nivel. Aquí hemos hablado de las rutas de iniciación pero para ciclistas más exigentes existen rutas de nivel intermedio y experto que proponen auténticos desafíos.

Esta combinación de deporte y naturaleza es una nueva manera de conocer la provincia de Castellón y sumergirnos en su patrimonio, sus tradiciones y sus paisajes. ¿Os animáis?

www.turismodecastellon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *