Gran Canaria. Una experiencia única para vivir en familia rodeado por naturaleza

Gran Canaria es sinónimo de sol, playas espectaculares, espacios naturales y paisajes sorprendentes. Un destino lleno de emociones y sensaciones en el que descansar, relajarse, disfrutar y vivir aventuras increíbles en familia. 

Para todos aquellos que, al planear viajar con niños, estén buscando un plus, Gran Canaria ofrece las mejores condiciones de seguridad, confort y diversión.

Una Isla de luz, energía y llena de posibilidades para todas las edades, con infraestructuras y servicios turísticos que cuidan al máximo y con todo detalle del bienestar y diversión de todos los miembros de la familia. El suave clima de Gran Canaria también es una constante en verano, cuando los termómetros suben en otros lugares, su temperatura máxima se sitúa en los 25 grados de media, ideal para hacer planes en el exterior durante todo el día.

Un regalo para los sentidos

A muy pocas horas de avión desde cualquier capital de España y con buenas conexiones desde todos los aeropuertos, Gran Canaria es el destino con el que todos soñamos para nuestras vacaciones. Un lugar seguro y de calidad con una asombrosa variedad de paisajes que se dan la mano en una sola Isla. Las mil facetas de la naturaleza insular a veces se muestran como un bosque encantado; y otras, como un desierto de desnuda belleza.

Además de ser una Isla rodeada de magnificas playas y soleados días, Gran Canaria es un paraíso para los amantes de lo 100% natural, un continente a pequeña escala, en mitad del mar, con una particular mezcla de ingredientes que la convierten en un regalo para los sentidos. Lugares donde no llega el ruido, perfectos para desconectar, relajarse y plantear planes de ocio completamente diferentes.

El encanto del interior

Si se desea estar rodeado del hermoso paisaje del interior de Gran Canaria, la oferta en alojamientos incluye villas, casas y pequeños hoteles rurales, siempre teniendo como referencia la excelencia en la atención, la satisfacción a las necesidades de cada familia y el mimo en los detalles.

Además, es posible decantarse por hospedarse en las curiosas casas cueva repartidas por toda la orografía, equipadas con todas las comodidades y perfectamente integradas con el paisaje en donde están construidas. ¡Todo un plan para los niños y sus acompañantes!

Una isla mágica

Buena parte de Gran Canaria ha sido declarada Reserva de la Biosfera. Perderse por los senderos, caminos reales y bosques de pinos que la recorren siempre es una buena idea para conectar en familia con la esencia de una Isla mágica. En sus atardeceres podrán ver caer la noche sobre un paisaje extraordinario plagado de profundos barrancos, palmerales y montañas majestuosas, una fascinante imagen que transmiten tranquilidad y belleza en esta puro. A partir de los 1.400 metros de altitud, situados en el corazón de la Isla, encontrarán los mejores lugares para observar los colores del atardecer desde el Pozo de las Nieves, el Roque Nublo, el Roque Bentayga y la Degollada de Becerra.

Planes de turismo activo

Siempre podrán disfrutar de actividades al aire libre y planes de turismo activo organizados por su cuenta, pero también tendrán a su disposición el servicio de grandes profesionales de empresas grancanarias que estarán encantados de hacerles pasar jornadas inolvidables adaptadas a sus preferencias.

Gran Canaria guarda un mar de montañas, perfectas para la práctica de deportes como el senderismo, escalada, mountain bike, bici en ruta y hasta parapente. En el interior de la Isla podrán sumergirse en las verdaderas tradiciones de Canarias, sus costumbres ancestrales y descubrir el patrimonio de culturas prehispánicas.

Los peques de la casa se sorprenderán con los misterios que se conservan en los yacimientos arqueológicos que se reparten por toda la geografía insular. La forma de medir el tiempo de los aborígenes llamará la atención de los viajeros de cualquier edad y podrán ponerse en su piel visitando el entorno del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, declaradas por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Un cielo único

Esta conexión de los antiguos canarios con los astros también es hoy en día fuente de emoción ante la inmensidad del universo. Gran Canaria tiene uno de los cielos más limpios y con menor contaminación lumínica de Europa, perfectos para la observación de las estrellas y sentir que prácticamente puedes tocarlas.

Cada noche se abre una ventana al cielo en uno de los pocos lugares del mundo, junto a Hawai, Nueva Zelanda y Chile, que forman parte del selecto club de Destinos Turísticos Starlight distinguidos por Naciones Unidas. La Isla es un paraíso astronómico por sus condiciones atmosféricas y su posición geográfica, porque es posible observar objetos que no se ven desde la Europa continental, además de contar con un entorno espectacular.

Para contemplar la cúpula celeste existen gran cantidad de observatorios astronómicos y miradores localizados en cotas superiores a los 1.800 metros, como los del Pico de las Nieves, el Garañón, el Centro Astronómico Roque Saucillo, ubicado en el municipio de la Vega de San Mateo, el Observatorio Astronómico de Las Temisas, en el municipio de Agüimes, a los que se unen los tres últimos miradores inaugurados en La Aldea de San Nicolás. Disponen de rutas, visitas guiadas, excursiones nocturnas y variadas actividades de la mano de empresas especializadas con monitores profesionales que conocen perfectamente los puntos estratégicos, y que disponen de los mejores equipos y la tecnología más avanzada.

Diversión en el mar

En un viaje a Gran Canaria no podemos dejar atrás las oportunidades que brinda el mar como fuente inagotable de diversión para toda la familia y al aire libre. En sus 236 kilómetros de costa es posible descansar y hacer planes divertidos, con playas para todos los gustos, con equipamiento y servicios para la comodidad familiar. Infinidad de charcos y piscinas naturales en las que zambullirse y descubrir en sus aguas especies únicas en el mundo.

Las actividades en el mar son la estrella del destino, perfecto para que todos los miembros de la casa practiquen surf, windsurf, pádel surf o body board en las mejores olas de Europa, como las de El Frontón y El Confital. Además de practicar vela, submarinismo en la playa de Las Canteras, snorkel, o kitesurf en las playas de Vargas y Pozo Izquierdo. Las aguas tranquilas y de temperatura agradable invitan a sumergirse en un océano de posibilidades, entre ellas el avistamiento de ballenas y delfines en su medio natural.

Delicias gastronómicas

Un mundo de sabores les espera en Gran Canaria con su gastronomía basada en el producto local, donde sobresalen la miel de abeja negra, los quesos de reconocimiento internacional, los productos elaborados con almendra de Tejeda, frutas tropicales, vinos con estilo propio, pescados y carnes frescas de la tierra, como el cochino negro canario.

En todos ellos hay una historia detrás, juntos podrán conocer donde nacen y la mano de quienes los producen a través rutas, excursiones y actividades que muestran una cocina de kilómetro 0 que seguro conquistará los paladares de grandes y pequeños en sus variados restaurantes. Una de las propuestas es descubrir el cultivo de café en Gran Canaria, desde la planta hasta la taza en las fincas de Agaete donde crece, recolectan, secan, tuestan y realizan la molienda y elaboración del único cafetal de Europa.

www.grancanaria.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *