A Coruña. Actividades en entornos rurales

El turismo rural es una modalidad excelente si lo que se busca es desconectar y mezclarse con la naturaleza por unos días, descubriendo paisajes rurales con excursiones y otras actividades, perfectas para disfrutar en familia. 

Avistamiento de aves

Si iniciamos nuestro recorrido en la zona norte, llegaremos a las Zonas Especiales de Protección de Aves (ZEPA) situadas en la ciudad militar de Ferrol, así como las zonas húmedas RAMSAR en la laguna y el arenal de Valdoviño. No podéis dejar de visitar el espacio marino de Punta Candieira-Ría de Ortigueira-Estaca de Bares, este último el punto más septentrional de España, y que separa las aguas del Atlántico y el Cantábrico.

Más al sur, podemos encontrar zonas como toda la Costa da Morte o el Complejo Dunar de Corrubedo y las lagunas de Carregal-Vixán, que además es Parque Natural. Cuenta con un espacio recogido en la Red Natura 2000, siete kilómetros que separan Carnota y el Monte Pindo, terminando con la cascada del Ézaro.

Visitar un antiguo monasterio en las Fragas del Eume

Y ya en un ambiente más forestal está uno de los Parques Naturales de Galicia, las Fragas del Eume, uno de los bosques atlánticos mejor conservados de Europa. Cuenta con ocho rutas que oscilan entre los seis y los diecisiete kilómetros, contando ida y vuelta. La ruta de A Ventureira pasa por el Monasterio de Caaveiro, monumento de la época medieval, que alberga un centro de interpretación que se puede visitar libremente o con visitas guiadas.

Kayak en el Ézaro

Uno de los paisajes más representativos de la provincia es la Cascada del Ézaro, en Dumbría. Además de poder visitarla y admirar su entorno a pie, un plan muy recomendable para hacer en familia es realizar un tour en kayak, que ofrece una perspectiva distinta del lugar para amantes de la aventura.

Pícnic en el río

En la provincia de A Coruña el agua es algo fundamental, no solo por sus 956 kilómetros de costa, que dan para muchas playas con bandera azul, sino también por zonas de interior como el Refugio de Verdes, en Coristanco, o el área Recreativa de Pedroso, en Narón, que se establecen en el entorno del río Anllóns y el Xuvia respectivamente, ambos considerados Zona Natural Protegida. Estos son entornos estupendos para pasear y pasar el día en familia, pudiendo realizar picnics en sus áreas recreativas.

Surf en Razo

La provincia de A Coruña cuenta con multitud de enclaves perfectos para practicar actividades como el surf. Uno de ellos está en Razo, en el municipio de Carballo, que cuenta con varias escuelas de surf que ofrecen campamentos y clases para aquellos que deseen aprender este deporte y conectar con el mar.

Catamarán por la reserva de la biosfera

Una de las nuevas experiencias que ofrece la Reserva de la Biosfera de Mariñas Coruñesas y Tierras del Mandeo es un recorrido en un catamarán eléctrico, accesible para personas con movilidad reducida. Esta es una forma de adentrarse en la naturaleza del entorno, navegando la Ría de Betanzos. Otra opción es el disfrute de una experiencia náutica con salida en Sada.

Dolmen de Dombate

En Galicia hay registrados más de 5.000 dólmenes de diferentes formas y tamaños, pero este monumento megalítico es el más importante de Galicia, contando con dos tumultos expuestos. Es un espacio para apreciar restos de arte, tanto gravados como pintura, y para que los más pequeños descubran parte de la historia de este territorio. La entrada es libre, y las visitas guiadas gratuitas.

Rutas de senderismo

Una popular manera de descubrir la provincia y sus espacios naturales es mediante rutas de senderismo. Por toda la provincia se pueden encontrar multitud de rutas de diverso nivel de dificultad, pero muchas de ellas se pueden hacer con niños, ya sea por cómo es el territorio en sí o por la extensión de la ruta.

En el norte de la provincia se recomiendan rutas como la de Cabo Ortegal por el Monte Faroleiro, que se puede hacer tanto a pie como en bicicleta, y pasa por puntos como el barrio marinero de Cariño además del Cabo Ortegal. Más al sur encontramos la ruta del Castro de Baroña, que además de visitar el castro, pasa por varias aldeas repletas de playas y hórreos, o la ruta del camino del Castillo do Pedrullo, que visita el Monte Pindo e incluso restos de la mina de Wolframio. Y, como no, las rutas mencionadas anteriormente en las Fragas del Eume.

Descubre la provincia a través de su gastronomía

Es conocido que Galicia destaca por su gastronomía, en especial por la alta calidad de sus pescados y mariscos, aunque también de alimentos típicos en los platos gallegos, como los grelos.

Algunos de los productos más conocidos y que es necesario probar sí o sí son la tortilla de patata de Betanzos, la tarta de Santiago, los pimientos de Herbón y el queso de tetilla, estos dos últimos reconocidos con el sello de Denominación de Origen Protegida. Otros imprescindibles son el pulpo a la Mugardesa, los mejillones de Lorbé o los Melindres de Melide.

turismo.dacoruna.gal/es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *