Isla Mágica

Isla Mágica es un parque temático pensado para grandes y pequeños, sus visitantes tan solo deben tener la intención de pasarlo bien. Situado en la Isla de la Cartuja, en Sevilla, es un lugar donde puede ocurrir cualquier cosa, ya que sus rincones están llenos de magia e ilusión, y tú eres el protagonista.

¿Cómo es el parque?

Isla Mágica es el primer Parque Temático situado en el casco urbano de una ciudad. Recrea el ambiente y la sociedad del siglo XVI, época en la que se descubren nuevos mundos sin explorar. El factor sorpresa es clave, pues cuando menos te lo esperas puedes encontrarte un pirata que corre despavorido o una doncella de la Edad Media paseando por los jardines. Mi hijo pequeño disfrutó mucho al tratar de esconderse para que los piratas no dieran con él. Además de las puestas en escena, de los espectáculos y las actividades, cuenta con muchas atracciones de agua, ideales para refrescarte los días en los que aprieta el sol.

Espectáculos de calle

Un sinfín de obras de teatro y animación llena de diversión las calles del parque y se renuevan cada temporada. Toda la familia puede formar parte de los shows de Isla Mágica y nosotros lo notamos nada más entrar en el parque. “Los Modistillas” nos sorprendieron dándonos consejos acerca de la ropa que debíamos llevar y nos reímos muchísimo. Nuestra primera parada fue el Puerto de Indias, que es una representación de Sevilla en el siglo XVI. Fuimos directos al Corral de Comedias, donde se dan cita espectáculos de magia y teatro que encandilaron a los más pequeños. Pero si prefieres las leyendas de barcos y cofres del tesoro, puedes empezar con la visita a La Guarida de los Piratas, donde se ofrece, sobre una fragata convertida en escenario, “El Matasanos” o la clásica obra “El Motín”. Encontrarás emocionantes escenas de luchas, persecuciones acrobáticas, saltos y peleas para concluir con un espectacular final repleto de efectos especiales.

La Fuente de la Juventud

Este lugar está completamente orientado y pensado para los más pequeños, pues está plagado de animales, cascadas, cuevas, rincones misteriosos y hasta dragones, en definitiva, un mundo diferente. Hay diversas atracciones como “Crisálida” donde mis hijos montaron en góndola o “La rana saltarina” que es una pequeña torre de caída que desafía la gravedad. “La Rueda Primavera” fue la atracción que más llamó la atención de los peques, pues se trata de una noria con divertidas cabinas de distintas formas. Las animaciones con títeres y música es otro de los puntos fuertes de La Fuente de la Juventud, pues cuentan, por ejemplo, las aventuras y vivencias de Pinocho y otros personajes.

Mucho más que misterio

Una de las atracciones con más éxito es “La Furia de los Dioses”, en la zona Quetzal, donde los exploradores más osados disfrutarán de un maravilloso viaje por el mundo Maya. El reto es superar diez intrépidas pruebas impuestas por los dioses, ¿seréis capaces? Nosotros lo conseguimos. En el Fuerte de San Felipe, situado en La Puerta de América, almorzamos al mismo tiempo que vimos espectáculos musicales. Después nos dirigimos a “El Tren de Potosí”, una montaña rusa infantil y familiar con la que descubrimos las famosas minas de carbón de Potosí. Otro de los rincones que más llamó nuestra atención fue Amazonía, con una abundante vegetación y tematizado con cabañas de madera que representan un poblado indígena. Allí encontramos, por ejemplo, “El Jaguar”, que fue la primera montaña rusa invertida de España, así que si sois valientes preparaos para dar giros de 360 grados y disfrutar como nunca. Sus vías sobrevuelan cabañas de madera y distintos senderos y caminos, sin duda, es la atracción más espectacular del parque. Pero además de la diversión, la parte didáctica también está presente para nuestros hijos. Un ejemplo es el Balcón de Andalucía, donde podréis pasear por una maqueta de 10.000 metros cuadrados con los 100 paisajes y monumentos más importantes de Andalucía. Sin duda, es una experiencia inolvidable para vivir en familia.

Cine como nunca imaginaste

En el área de El Dorado se dan cita los mejores acróbatas para hacer un espectáculo circense muy entrañable. La exhibición de aves rapaces junto con la visita a los templos y ruinas, nos dejó a todos boquiabiertos. Pero aún teníamos ganas de acción, por lo que los Rápidos del Orinoco y El Vuelo del Halcón fueron la combinación perfecta. La magia de lo audiovisual también tiene cabida en El Dorado con el espectáculo “Cinemoción”, donde fuimos los protagonistas gracias a una gran pantalla semiesférica y a los asientos coordinados con la imagen y el sonido. Otra de las salas que visitamos fue “Dimensión 4”, que combina el efecto 3D con olores, movimientos, sensación de estar inmerso en el agua, ráfagas de viento, o, incluso, relámpagos. Si lo que buscáis son más emociones fuertes, con “El Capitán Balas” lo conseguiréis. Tendréis la posibilidad de usar una pistola láser para disparar a las dianas de los decorados y sumar el mayor número de puntos posible para ganar a tus contrincantes. Nosotros hicimos dos equipos, padres e hijos, pero los niños nos ganaron con mucha ventaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *