¿Qué te cobran las aerolíneas low cost?

Las compañías de bajo coste han contribuido a que viajar en avión sea un lujo al alcance de cada vez más usuarios. Sin embargo, la Organización de Usuarios y Consumidores (OCU) cree que viajar en low cost no es «tan barato», y que «las compañías cobran hasta por respirar». Debido a las próximas vacaciones de Semana Santa, la organización ha elaborado una guía en la que recoge los gastos «extra» en los que se incurre cuando se compra un billete de avión.

Entre los aspectos más destacados, la OCU destaca que al comprar el billetes por internet y pagar con tarjeta, dependiendo del tipo que sea, pueden llegar a cobrar hasta 10 euros adicionales. Además, para poder imprimir la tarjeta de embarque las compañías también añaden un precio extra, que además, en caso de olvidar dicha tarjeta, asciende a 40 euros por imprimirla en el aeropuerto.

Por todo ello, la organización de consumidores ha indicado en la guía que «los abusos de las compañías pasan factura», por lo que recomienda consultar en la página web de la aerolínea las condiciones, exigencias y limitaciones para evitar algunas «sorpresas». Asimismo, sugiere a los viajeros que no olviden imprimir las tarjetas de embarque, planificar «cuidadosamente» el equipaje y comprobar que las maletas y la bolsa de mano cumplen las medidas y el peso permitido por la aerolínea.

¿Por qué servicios me van a cobrar?

– Por pagar con tarjeta. Compañías como Ryanar, Vueling, Easyjet o Spanair cobran una comisión adicional por pagar con tarjeta de crédito o débito, sin ofrecer otras alternativas.
– Por emitir la tarjeta de embarque. Algunas compañías aéreas, sobre todo de bajo coste, cobran a los pasajeros por imprimir las tarjetas de embarque.
– Por facturar la maleta. Cobran cantidades variables compañías low cost como Vueling, Ryanair o EasyJet.
– Por llevar una segunda maleta. Iberia cobra por la segunda maleta, sumándose así a otras compañías, además de las que cobran al viajero por facturar cualquier equipaje.
– Por llevar kilos de más en el equipaje. Normalmente el límite es de 20 kilos. Por encima de esa cifra cuesta bastante más.
– Por elegir asiento. Compañías como Vueling cobran por elegir asiento.
– Por embarcar antes. No sólo las compañías low cost cobran por lo que denominan “embarque prioritario”: otras de línea, como American Airlines, cobran por el “Express seats” unas cantidades que rondan los 20 dólares.
– Por tomarte un café. Los servicios de restauración y cafetería son de pago en la mayoría de las compañías aéreas.

Texto: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *