Roma con niños

Si pensabas que viajar a Roma con niños no era una buena idea, aquí te damos algunos consejos para tener unas vacaciones en familia estupendas en el corazón de la ‘ciudad eterna’. La gran mayoría de museos y monumentos que tiene la ciudad ofrecen el acceso gratuito a sus instalaciones para los menores de 16 años. Pero para que ahorre toda la familia, existen algunos atractivos en Roma cuya entrada no tiene ningún tipo de coste como es el Panteón, la basílica de San Pedro o la Boca de la Verdad.

Otros lugares abren sus puertas al público de forma gratuita algunos días en concreto, como ocurre con los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina. El último domingo del mes las largas filas que se forman anuncian que ese día el acceso no tiene coste, y aunque puede ser un poco pesado esperar, es preferible madrugar y aprovechar para que toda la familia pueda entrar sin tener que pagar, que tener que gastarse unos 15 euros por persona.

Podéis moveros por la ciudad mediante varias opciones, pero debéis saber que si vuestros hijos son menores de 9 años podrán viajar gratis en transporte público. Una buena idea, tanto si viajas en familia o no, es comprar la Roma Card ya que por 30€ puedes subirte las veces que quieras durante tres días y tienes acceso a dos museos. Tanto el autobús como el metro suelen ir bastante llenos de gente por las mañanas, así que intentad evitar las horas de mayor afluencia para que los más pequeños no se agobien en el trayecto.

La mayoría de sitios públicos facilitan el paso a las personas que van con carrito de bebé, por lo que si viajáis con niños menores de 3 años y os lleváis el carro podréis acceder sin hacer filas o incluso subir en ascensor según el tipo de lugares. También hay que comentar que la ciudad cuenta con muchas calles adoquinadas y el tráfico en Roma es bastante caótico, por lo que si podéis evitar ir con carro de bebé, será más rápido y cómodo.

Otra de las actividades al aire libre en la que no tendréis que gastar dinero es visitar Gianicolo (Janículo en español). Allí, los más mayores disfrutaréis con las vistas increíbles que se tienen de la inmensa ciudad de Roma mientras que los pequeños podrán divertirse viendo una función de teatro con marionetas. Estas obras se hacen todos los días por la tarde, aunque los fines de semana también se realizan al mediodía. Y precisamente a esta hora, todos los días se dispara el cañón de Gianicolo como se lleva haciendo tradicionalmente desde mediados del siglo XIX.

Texto: Entrechiquitines

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *