10 motivos para pasar unas vacaciones en Chipre

 

Chipre, la tercera isla más grande del Mediterráneo, es un lugar lleno de contrastes y secretos escondidos que mezclan la historia, la naturaleza y la gastronomía de una forma casi mágica. Este contraste la convierte en el lugar ideal para disfrutar de montaña, playa, cultura y gastronomía a la vez, todo en un mismo viaje.

Además, eligiendo Chipre es imposible que te equivoques porque tiene ocio, cultura y relax para familias con hijos, parejas, grupos de amigos e incluso viajes en solitario. La hospitalidad de los chipriotas, su atractivo turístico y su enclave natural privilegiado te harán sentirte en un mundo aparte y vivir unas vacaciones alejadas de la rutina del día a día.

¿Aún tienes dudas? Vamos a darte 10 razones para visitar Chipre que te van a aclarar las cosas.

1. Chipre tiene algunas de las playas más bellas de Europa

Una de ellas es la playa de Petra to Romiou, donde nació la diosa del amor Afrodita según la mitología, un enclave natural precioso cerca del cual se encuentran las ruinas del Santuario de Afrodita que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1980. Además, es uno de los países con mayor densidad de playas con Bandera Azul por habitante, la mayoría de ellas con un hipnotizador azul turquesa que parece evocar la magia de la mitología y la cultura de la isla.

2. Tiene lugares perfectos para practicar deportes al aire libre

Si te gustan los deportes acuáticos los mejores lugares están en la costa sureste de la isla, donde se practica snorkel o esquí acuático. Si prefieres la bici de montaña o la escalada, te recomendamos que vayas a la región montañosa de Troodos. Si eliges algo más calmado, en la región de Pafos encontrarás varios campos de golf donde relajarte golpeando algunas bolas.

3. Hay una vida nocturna muy activa 

Si te gusta el ambiente festivo no lo echarás de menos en Chipre donde puedes encontrar mucha animación en Ayia Napa y el Castle Club, una de las discotecas más grandes de la isla. Al sur de la isla de Chipre, en Limassol, también hay noches de ocio en las que podrás bailar, tomar unas copas y pasártelo genial.

4. Se celebran festivales de muchos tipos a lo largo de todo el año

Uno de los más conocidos es la Fiesta del Vino de Limassol a finales de agosto y que está dedicado a esta bebida. En julio tiene lugar el Festival de Teatro Antiguo. Otro festival muy popular es el del diluvio en Lárnaca, en el que se organizan concursos de natación y vela con la inspiración de la historia bíblica del arca de Noé.

5. El clima es templado y estable 

Chipre tiene un clima mediterráneo con inviernos suaves y secos y veranos cálidos que se extienden hasta mediados de octubre. Las altas temperaturas se mitigan gracias a la brisa del mar y en las montañas se nota mucho más frescor que en las llanuras interiores. El agua de las playas es cálida, siempre por encima de los 20º, haciendo muy agradables los baños, y sus 300 días de sol al año convierten a la isla en un lugar perfecto para visitar en cualquier época del año.

6. Su gastronomía es sencilla pero deliciosa

La gastronomía en Chipre es una mezcla única de las culturas mediterránea, turca y griega. No dudes en probar los meze, un abundante menú degustación que mezcla platos fríos y calientes. También te recomendamos los souvlakis, tapas de carne en pan de pita con salsa tzatziki, y el halloumi, el famoso queso chipriota de leche de oveja y cabra.

7. Tiene la mayor concentración de iglesias bizantinas del mundo

Se conocen como las diez iglesias pintadas de Troodos, son Patrimonio de la Humanidad y se reparten en distintas aldeas y pueblos de la sierra de Troodos, por lo que se puede llegar a ellas a través de rutas de trekking y hiking y disfrutar de los preciosos paisajes de interior de Chipre.

8. Acumula un enorme patrimonio arqueológico

Su larga historia por la que han pasado tantas culturas y civilizaciones han hecho que Chipre tenga una gran riqueza arqueológica destacando las ruinas de la ciudad de Kourion o las Tumbas de los Reyes del siglo IV a.C., así como el yacimiento neolítico de Choirokoitia. 

9. Ofrece rutas enológicas para amantes del vino

El vino de Chipre goza de reconocimiento internacional gracias a la calidad de sus uvas. Hay siete rutas vinícolas en la isla entre las que destaca la Commandaria y su vino a base de uvas mavro y xynisteri, el más antiguo del mundo y también uno de los más dulces.

10. Tiene pueblos costeros y de interior que concentran la esencia cultural de Chipre

Para fundirte con la esencia chipriota no hay nada mejor que recorrer sus pequeños y pintorescos pueblos para contactar con la población local, descubrir tradiciones y costumbres y explorar paisajes escondidos y llenos de belleza.

Este verano gracias a Politours lo tienes muy fácil para conocer Chipre y quitarte esa espina. Desde el 24 de julio hasta el 9 de octubre saldrán vuelos chárteres directos desde Barcelona, Bilbao, Madrid, Oviedo, Santiago de Compostela, Valladolid y Zaragoza. Puedes consultar el calendario aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *