Vall de Núria: un verano activo en familia

La estación de Vall de Núria en la comarca del Ripollès se presenta como un destino de alta montaña durante todo el año gracias a su maravilloso entorno natural convirtiéndose en un centro de vacaciones en el Pirineo Catalán al que podemos ir durante 365 días. Vall de Núria, puerta de entrada al Parque Natural de las Cabeceras del Ter y del Freser, ofrece un turismo activo, de relax y para toda la familia.

Vall de Núria, un verano de novedades

En esta temporada de verano 2020 Vall de Núria ofrece un montón novedades a las familias con hijos. Es el caso del Teleférico Coma del Clot, que después de unas obras de renovación, este verano se pone en marcha doblando su capacidad transportando hasta 400 personas por hora para acceder al Mirador del Albergue Pic de l’Àliga; uno de los espacios panorámicos más impresionantes del valle. Además, podemos hacer el camino del viacrucis de vuelta al Santuario o bajar con el mismo Teleférico.

Este año también se presenta el nuevo servicio de audioguía gratuita en una app en el móvil gracias a la cual podremos descubrir todos los secretos de este mágico valle a través de dos guías individuales, una para el viaje con el Tren Cremallera y la otra por el recorrido alrededor del Santuario. Vall de Núria también presenta los nuevos coches MGB y la Locomotora H12 con la oferta ‘Un viaje a un valle único, Vall de Núria’.

La audioguía de Vall de Núria se basa en la localización de los dispositivos con tecnología GPS y está concebido para que se pueda disfrutar también sin datos móviles, un problema muy frecuente cuando estamos en la montaña. Esta nueva propuesta complementa y da valor a la experiencia del trayecto en Cremallera y en el valle ya que nos aporta información inédita en vídeo, fotografía y texto. Además, está disponible en catalán, castellano, inglés y francés.

Por último, la instalación de un nuevo sistema de control de acceso automatizado nos permite hacer check-in automático en los andenes de embarque del Tren Cremallera y del Teleférico Coma del Clot. Así, solo tenemos que mostrar el billete electrónico que recibiremos en nuestro teléfono móvil cuando hagamos la compra online. Esto nos permite acceder directamente al tren sin tener que pasar por taquillas y siempre de manera segura.

Vall de Núria, estación de turismo activo

En verano Vall de Núria es el destino ideal para practicar todo tipo de actividades al aire libre y en plena naturaleza. Sin duda, se convierte en un espacio ideal para las familias aficionadas a los deportes y en general, a la naturaleza. Es un lugar único donde sólo se accede con Tren Cremallera y por tanto, no hay coches. Además, a los niños les encanta viajar en este tren tan especial. Destacan las rutas de senderismo y trailrunning de los Retos Virtuales de la Olla, con 21 kilómetros y borde 2000 m de desnivel positivo y del Camino Viejo, por el camino antiguo de Queralbs a Núria.

Vall de Núria se sitúa a los pies del Parque Natural de las Cabeceras del Ter y del Freser, un espacio de alta montaña rico en flora y fauna. Cerca del Santuario, en el lago, nace el río de Núria fruto de la confluencia de los torrentes Finestrelles, Coma de Ferro y Noufonts, que desemboca en Daió de Baix (Queralbs), en el río Freser. Este parque natural muestra un paisaje muy diverso dada su gran extensión, 14.750 hectáreas y su altura con cimas de hasta 2.913 m como la del Puigmal, lo que nos permite descubrir rincones insólitos y de gran belleza.

Vall de Núria, la estación para las familias

La estación de montaña de Vall de Núria permite hacer actividades familiares muy diversas, desde descubrir el valle con propuestas al aire libre hasta viajar con los coches clásicos MGB del Tren Cremallera al estilo vintage. Después de esta época de confinamiento, Vall de Núria es el lugar idóneo para los más pequeños donde pasarlo en grande en plena naturaleza y disfrutar al máximo de las vacaciones, jugando y corriendo al aire libre.

Este verano las familias con hijos podremos disfrutar los secretos de la naturaleza de manera divertida con el audioguía, mientras descubrimos donde duerme el animal típico de Núria, las marmotas. Una de las actividades estrellas para los más pequeños es el paseo en Cremallera, una experiencia muy singular.

La estación es un espacio ideal para disfrutar de unas vacaciones de verano en familia. Además, Vall de Núria cuenta con el Certificado de Equipamiento Familiar, un sello que garantiza que las instalaciones están destinadas a un público familiar.

Vall de Núria, entorno donde relajarse

Aparte de todas estas actividades, Vall de Núria también es un lugar donde relajarnos y huir de la rutina y las aglomeraciones de la ciudad. En el valle estaremos rodeados de naturaleza constantemente, lo que nos permite desconectar y aprovechar la tranquilidad, la paz y el silencio que se respira, ya que no hay vehículos motorizados.

Además, podremos saborear la gastronomía del Ripollès con los servicios de restauración de la estación o de los pueblos que la rodean, en especial Queralbs y Ribes de Freser. El Hotel Vall de Núria y las diferentes opciones donde alojarse por la comarca son destinos con encanto, espectaculares vistas y con todo tipo de comodidades para los padres con hijos.

Más estaciones

Pero la diversión no termina en Vall de Núria ya que Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya nos ofrece otras estaciones en las que pasar nuestras vacaciones este verano. Es el ejemplo de La Molina, enclave donde confluyen las comarcas de la Cerdanya, el Berguedà y el Ripollès. Este año nos ofrece dos interesantes novedades: el Telecabina Cadí-Moixeró, que este verano inaugura el nuevo tramo del telecabina hasta la cima de la Tosa, una auténtica experiencia para disfrutar de las magníficas vistas de la Cerdanya, el Berguedà y el Ripollès a 2.537 metros de altitud, y el renovado Bikepark, que ha mejorado los circuitos de descenso de BTT. Además, disponemos de las actividades de siempre en las que destacan las camas elásticas, el circuito de frisbee, el parque de aventura y los circuitos en segway.

Vallter 2000 se caracteriza por ser la estación más mediterránea de los Pirineos. Está situada en la comarca del Ripollès, dentro de un círculo de origen glaciar (Morens-Ull de Ter) y a 2.000 metros de altitud sobre el valle del río Ter. Este verano podremos disfrutar de los viajes en Telesilla Panorámico para acceder a la cota de 2.535 metros, donde podemos visitar el nacimiento del Ter y acercarnos al mirador para descubrir el circo de Ull de Ter, la Garrotxa el Pla de l’Estany, el Empordà y el Golfo de Roses.

También se organizan salidas de senderismo familiar, rutas de senderismo por el entorno de Vallter 2000 aptas para todos los públicos con un mapa de itinerarios marcados para que podamos disfrutar en familia de la naturaleza y los paisajes de la zona.

Podemos hacer la ruta del Ter, a pie o en bici, que une los Pirineos y la Costa Brava con un itinerario que sigue el curso del río Ter y que cruza cinco comarcas de Cataluña. Además, durante el trayecto podremos degustar la deliciosa gastronomía de la zona e, incluso, podemos pasar la noche en diferentes tipos de alojamientos. Otra opción es visitar el Parque Natural de las Cabeceras del Ter y del Freser donde se organizan visitas guiadas para grupos con guías expertos y conocedores del medio ambiente y del parque.

En el Pallars Sobirà se encuentran las estaciones de Espot y Port Ainé, destinos de alta montaña donde se pueden realizar todo tipo de excursiones y rutas de senderismo. Espot está situada muy cerca del Parque Nacional de Aigüestortes i Llac de Sant Maurici, área natural que también forma parte de las comarcas del Vall d’Aran y la Alta Ribagorça. En la zona de influencia de Port Ainé, se encuentra el Parque Natural del Alt Pirineu, el más extenso de Cataluña y representa el 55,5% del territorio total del Pallars Sobirà.

Algunas de las actividades que se pueden hacer allí son excursiones 4×4 en el Parque Nacional, actividades de aventura como rafting, descenso de barrancos, Hydrospeed y canoas de río en el Noguera Pallaresa o hípica, ‘paintball’ o conducción de quads en El Pallars.

En la comarca de la Alta Ribagorça se encuentra la estación de montaña de Boí Taüll, en uno de los lugares más espectaculares del Pirineo Catalán. La estación está en un emplazamiento único como es el Valle de Boí; con su patrimonio románico y con el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, que se convierte en un espacio idóneo durante el verano.

Allí disfrutaremos de los Cuenta-cuentos y Leyendas del Valle de Boí y sus seres fantásticos y mitológicos, gigantes de las montañas y muchos cuentos más de la mano de un guía en una excursión por el Valle. También podemos hacer una visita guiada al pueblo de Taüll para ver la famosa proyección en video-mapping del Pantocrátor de Taüll y conocer las iglesias de Sant Climent y Santa María. Además, también tenemos actividades de aventura en la comarca como: rafting, barranquismo, parapente, rutas en BTT, ciclismo de carretera, ascensiones a cimas de más de 3.000 metros, escalada y vías ferratas, etc.

Por último, disponemos de los trenes turísticos. El Cremallera de Montserrat tiene tres estaciones e inicia su trayecto en la estación de Monistrol de Montserrat, donde enlaza con los trenes que van en dirección a Barcelona y Manresa. Gracias a los cristales panorámicos, durante el recorrido disfrutaremos de espectaculares vistas de la montaña y el valle, hasta llegar a la última estación, en el centro del recinto del Santuario. Desde el Funicular de Sant Joan se puede ver una de las mejores panorámicas de esta montaña única, así como el monasterio de Montserrat a vista de pájaro desde 1.000 metros de altitud sobre el nivel del mar. También se pueden hacer excursiones como la de Sant Jeroni o la miranda de Sant Joan y la ermita de Santa Magdalena.

El Tren del Ciment es una línea de tren con más de 100 años de historia que antiguamente unía la fábrica de cemento Asland de Castellar de n’Hug con Guardiola de Berguedà, desde donde salía la línea del ferrocarril hacia Berga y Manresa. Llamado popularmente «carrilet», este antiguo tren recorre 3,5 kilómetros en un trayecto de 20 minutos, aproximadamente.

El Tren dels Llacs hace un recorrido nostálgico por el corazón de Cataluña. Se trata de un viaje que permite retroceder en el tiempo y se convierte en una experiencia imprescindible para los amantes del ferrocarril y de la naturaleza en estado puro.

El Funicular de Gelida, en la comarca del Alt Penedès, une la población de Gelida con la estación de tren y se ha convertido en uno de los funiculares más emblemáticos de Cataluña. Este transporte turístico desde 1924 permite unir el centro urbano del pueblo y la zona industrial con la estación de tren. Además, los edificios de las estaciones son tan singulares que están protegidos como Bien Cultural de Interés Local. Este transporte casi centenario conserva unas características muy parecidas a las originales a pesar de las numerosas reformas y mejoras realizadas. El tren está lleno de historia: antiguamente lo utilizaban los trabajadores de los molinos papeleros de Gelida y también el vecindario del barrio de Sant Salvador.

Como vemos, este verano nos esperan aventuras increíbles, descubrimientos asombrosos y viajes entre montañas que harán construir recuerdos imborrables en todos los miembros de la familia.

www.valldenuria.cat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *