Valdés: un remanso de paz en Asturias

El concejo de Valdés está situado a 100 kilómetros de Oviedo y 87 kilómetros de Gijón, principales núcleos urbanos del Principado de Asturias. Salpicado de valles y llanos y con un clima que raramente supera los 20 grados, es el destino perfecto para las familias con hijos que buscan unas vacaciones tranquilas y lejos del ruido y las prisas.

Bosque-Jardín de la Fonte Baxa

Queremos comenzar nuestro periplo por Valdés hablando de estos antiguos jardines privados formados por una zona de prados y un pequeño arroyo que desemboca en el mar Cantábrico. Con el tiempo, estas parcelas se convirtieron en terrazas con paseos suaves en los que se encuentran especies centenarias como un algarrobo de más de 1.000 años además de castaños, arces japoneses, olivos, secuoyas y especias traídas de otros continentes.

Tras el abandono de los últimos años, el ayuntamiento de Valdés ha asumido la gestión de estos jardines para poner a disposición del público sus primeras 5 hectáreas a partir del 1 de julio. Habrá planos para que nos podamos orientar por sus senderos y paseos cruzados que suman más de 7 kilómetros en total. Por lo general, la visita dura en torno a las dos horas y media.

Allí podremos disfrutar de sus zonas temáticas como el bosque cantábrico o el paisaje mediterráneo, percibiendo incluso los cambios de humedad y temperatura. El arroyo natural que fluye de la Fonte Baxa crea estanques en los que brotan especies tropicales. Además, podemos asomarnos a los miradores que nos permitirán ver el mar Cantábrico desde 50 metros de altura, obteniendo una panorámica espectacular de la costa asturiana y la villa de Luarca. Para finalizar, podemos disfrutar del atardecer en su amplia zona verde de descanso.

El Bosque-Jardín de la Fonte Baxa admite mascotas y comida y bebida para poder pasar el día completo en familia incluyendo a nuestros amigos peludos. El coste de la entrada general es de 3€ pero existen descuentos para jóvenes entre 14 y 17 años, jubilados y familias numerosas. Los menores de 14 años entran de forma gratuita.

Rutas de senderismo y playas

¿Qué mejor forma de pasar tiempo en familia que haciendo una ruta de senderismo? En Valdés encontramos varias como de Hoces del Esva que atraviesa un paraje declarado Monumento Natural. La más recomendada para ir con niños debido a su bajo nivel de dificultad es la ruta de Cabo Busto.

Y, por supuesto, también tenemos que hacer hueco para un chapuzón y para eso nada mejor que visitar las playas de Salinas (en Luarca), Otur, Cueva y Cadavedo. Además, podemos buscar lugares más recónditos y tranquilos en las numerosas calas que hay a lo largo de la costa de Valdés.

Por último, hay que recordar probar la sabrosa gastronomía de la zona, en especial los platos a base de pescados de roca y marisco fresco. También recomendamos la carne y los embutidos que se producen en el interior y, cómo no, los platos asturianos por excelencia como la fabada y el pote.

Luarca

Visitar Valdés es visitar Luarca, su capital, una típica villa marinera asturiana. En el puerto podremos ver una pequeña flota de pesca tradicional y paseando por sus calles estaremos respirando su historia. La batería artillera, el faro y el cementerio, uno de los más bonitos de España, son solo algunos de los ejemplos que nos harán maravillarnos en nuestra visita.

Descubriremos un gran contraste entre la zona pesquera y la arquitectura señorial de finales del siglo XIX y comienzos del XX, diferenciadas en la parte interior y alta de la villa.

A 5 kilómetros de Luarca y muy cerca del Bosque Jardín de Fonte Baxa podemos visitar el Parque de la Vida, un espacio natural perfecto para los niños ya que conocerán la flora, la fauna y la ciencia con métodos muy divertidos.

www.valdes.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *