Primavera en el Valle del Jerte. Vida y color

 

Protegido por las montañas de Extremadura y envuelto en aguas limpias se encuentra el Valle del Jerte, uno de los sitios más emblemáticos de España y destino preferido de muchas familias con hijos.

Fotografías de: SOPRODEVAJE. ValleAventura. Gecko Turismo Activo y Garganta de los infiernos Actividades en la Naturaleza.

Aguas cristalinas, campos fértiles y un clima agradable son motivos sobrados para visitar el Valle del Jerte, donde no solo encontraremos una naturaleza desbordante, sino múltiples opciones para el turismo activo. Con 375 Km2, y casi 11.000 habitantes, cuenta con poblaciones llenas de encanto que no podemos dejar de visitar.

Pura naturaleza

El Valle del Jerte, al estar sus tierras a una altura entre los 350 y los 2.400 metros, dispone de ecosistemas variados, desde bosques de todo tipo hasta enormes pastizales de alta montaña. Existe un equilibrio perfecto entre el paisaje natural y una sociedad agraria que vive de la tierra pero se preocupa por su conservación.

No por nada convergen en el Valle del Jerte la Red Natura 2000 y la Red de Espacios Naturales Protegidos de Extremadura. En el centro de esta geografía tan especial se encuentra la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, todo un ícono del Valle del Jerte que acumula distintos ecosistemas con su flora y fauna característica. Además, allí podremos refrescarnos en los Pilones, una zona de baño natural considerada entre las más hermosas del mundo.

Primavera en el Valle del Jerte

La primavera es una auténtica explosión de naturaleza en el Valle del Jerte. Todo comienza con el deshielo de las cumbres que cubre de agua fresca las laderas, corriendo entre laberintos de roca. La naturaleza comienza a despertar y las cascadas y saltos de agua alcanzan su magnitud plena.

 

La magia del agua nos rodeará con los distintos tonos de verde de las hojas de los árboles, el color violeta de los arbustos de brezo o el amarillo de las flores de retama. A partir de mayo podremos disfrutar de las famosas Cerezas del Valle del Jerte y participar en sus actividades de agroturismo.

Los cerezos: historia del Valle del Jerte

El Valle se llena de color rojo cuando los cerezos dan su fruto así que es el momento de la recolección de este preciado fruto, sus famosas cerezas, entre las que destaca la PICOTA DEL JERTE, variedad autóctona del Valle con denominación de origen, siendo el único lugar en el mundo donde se produce esta variedad de cereza.

En torno a esta época de recolección, entre mayo y julio, tiene lugar la Cerecera, un programa cultural, gastronómico y festivo que invita a conocer la esencia del Valle del Jerte. Además, podemos participar en los trabajos de la recolección de las cerezas y visitar las fincas para coger con nuestras propias manos las famosas cerezas.

Turismo activo en el Valle del Jerte

Con una naturaleza tan pura es inevitable pensar en las posibilidades para disfrutar del turismo activo en familia, compartiendo momentos y respirando aire puro. Los amantes del senderismo disponemos de toda una red señalizada y homologada que nos llevará a través de sus caminos a disfrutar de pintorescos rincones naturales de gran belleza, y hasta magníficos miradores desde los que quedarnos sin aliento al contemplar los paisajes del Valle del Jerte.

Si queremos un poco más de emoción podemos practicar escalada, barranquismo, parapente, piragüismo… Por último, también tenemos la posibilidad de recorrer esos paisajes a caballo o en BTT al ritmo que queramos.

Para poder organizar todas estas actividades disponemos de empresas de aventura que se adaptarán a nuestros gustos y necesidades para que lo pasemos genial haciendo deporte en un entorno natural tan espectacular: paseos por los pueblos de la comarca, por los caminos del agua, por sus miradores, rutas en bicicleta de montaña, descensos en piragua, rutas en 4×4 por saltos de agua, rutas agroturísticas, avistamiento de aves….

Baños naturales y miradores en el Valle del Jerte

Las zonas de baño naturales y las piscinas habilitadas en la comarca convierten al Valle del Jerte en un destino paradisíaco en el que refrescarse en aguas cristalinas. Algunas de éstas son parte del río Jerte y se ubican en las localidades que recorre como El Pinguero, El Nogalón, Las Tenerías, La Pesquerona, El Vao, El Pilar o El Cristo. Sin duda, la zona de baño más visitada es la conocida como “los Pilones”, en la Reserva Natural Garganta los infiernos.

Además, la red de caminos del agua nos llevará hasta rincones secretos y llenos de belleza: áreas de ocio, cascadas y miradores entre los que destacan el mirador del Alto del Puerto de Tornavacas, el mirador de la Memoria en la localidad de El Torno, el mirador de la Cabra Montes en Cabrero, el mirador de la Cruz en Tornavacas, el Mirador San Felipe en Cabezuela del Valle, el mirador de la Era de San Bernabé en Casas del Castañar o el Mirador de Piornal entre otros.

Centros de interpretación y museos

Para entender el entorno, contamos con el Centro de Interpretación del Agua, el Museo de la Cereza en Cabezuela del Valle y el de La Fauna y La Flora y el Centro de Reproducción de Salmónidos en Jerte. En Piornal no podemos perdernos el centro de interpretación del Jarramplas en la localidad de Piornal, que te permitirá conocer una de las fiestas de Interés Turístico Nacional más emblemáticas de Extremadura.

El Centro BTT

¿Sabías que en el Valle del Jerte se encuentra el primer centro BTT que se puso en marcha en Extremadura? Dispone de 6 rutas balizadas y homologadas por IMBA, un centro abierto a la práctica segura de bicicleta de montaña, y recorren toda la comarca.

Son rutas de distinto nivel, circulares y lineales, 3 de ellas de color azul (dificultad media), 2 de color rojo (dificultad alta) y una de ellas negra, con un grado de dificultad muy alto. Sus longitudes van desde los 13 km. la más corta, hasta los 45 km. la más larga. Gracias a estas rutas nos podremos adentrar en pintorescos rincones naturales cargados de belleza.

Barrancos y cascadas

El Valle del Jerte cuenta con gargantas de gran belleza que atraen a aficionados del barranquismo y el piragüismo de todas partes. De hecho, tres de sus gargantas están equipadas para la práctica del barranquismo o el conocido localmente como “gargantismo”.

Sus torrentes y cascadas con alturas de más de 40 metros, con innumerables saltos y rapeles nos ofrecen la posibilidad de practicar distintos niveles desde el más sencillo hasta el más técnico. Para contar con la máxima seguridad y disfrutar a fondo, podemos contar con empresas y guías especializados de la zona.

Avistamiento de aves

Se trata de una de las actividades en familia más atractivas y que podemos realizar en el Valle del Jerte, donde hay más de 150 especies distintas de aves. Las empresas especializadas de la zona nos llevarán a lugares como el Mirador de los Riscos de Cabeza Merina y la Garganta de los Buitres donde observar buitres, águilas reales y perdiceras.

Otros lugares ideales para el avistamiento de aves son la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, la cola del embalse del Jerte o el puerto y sierra de Piornal, donde se han instalado dos hides o escondites ornitológicos para la observación de grandes rapaces y pequeñas aves: águila real, buitre negro, buitre leonado, alimoche, milano real, milano negro y algunos córvidos.

www.turismovalledeljerte.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *