Planes en familia este verano en Madrid

 

La Comunidad de Madrid brinda a las familias visitantes grandes tesoros históricos y artísticos, reflejo de su esplendoroso pasado y de su actual vitalidad. Además de la riqueza cultural, histórica y artística que atesora la capital, Madrid es una región llena de atractivos culturales a poca distancia del centro de la ciudad para disfrutar en familia.

Aranjuez. ©Amador Toril

Arte y cultura

Madrid ha sido un centro cultural de referencia. En ella se han establecido grandes artistas de todas las disciplinas y se han concentrado obras de todas las épocas que hoy perduran en los grandes centros culturales, tanto en la propia ciudad de Madrid como en muchas de las localidades madrileñas.

Museos, fundaciones, salas de exposiciones, galerías, centros de arte, entre otros, ofrecen la oportunidad de contemplar una muestra del arte de los más variados estilos y disciplinas: fotografía, pintura, escultura, arquitectura, etc.

El Escorial. ©elequipo

Patrimonio Mundial en Madrid

La Comunidad de Madrid tiene el privilegio de contar con cuatro enclaves declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO: el Real Sitio y Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, la Universidad y Recinto Histórico de Alcalá de Henares, el Paisaje Cultural de Aranjuez y el Hayedo de Montejo, Patrimonio Natural.

A unos 55 km de Madrid, en las estribaciones de la Sierra de Guadarrama, se encuentran el Monasterio y el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial, Patrimonio Mundial desde 1984.
El extraordinario valor histórico, artístico y cultural del Monasterio se puede admirar en el Palacio de los Austrias y el de los Borbones, la Sala de Batallas, el Patio de Reyes, la Basílica, el Coro, los Panteones Reales, la Biblioteca y el Claustro Mayor con el templete de los Evangelistas.

Universidad y Recinto Histórico de Alcalá de Henares, a tan solo 35 km de la capital, fueron declarados Patrimonio Mundial por la Unesco en 1988.

Actuación en Casa de Cervantes. Alcalá de Henares

Alcalá de Henares es además la ciudad natal de uno de los literatos más afamados de todos los tiempos: Miguel de Cervantes Saavedra, autor de Don Quijote de la Mancha. En su calle Mayor- excepcional ejemplo de urbanismo medieval con soportales-, se ubica el Museo-Casa Natal de Cervantes donde se recrean en sus estancias las costumbres, gustos y quehaceres cotidianos de los siglos XVI y XVII.

El barrio histórico cuenta además con edificios de gran relevancia como son el Palacio Arzobispal, el Convento de las Bernardas, la Catedral-Magistral o el edificio que alberga al Museo Arqueológico Regional, entre otros.

El Paisaje Cultural de Aranjuez está integrado por huertas históricas, paseos arbolados, el Palacio Real y los Jardines y la propia ciudad.

Es imprescindible la visita al Palacio Real que, aunque fue iniciado en el siglo XV, adquirió su forma actual durante el siglo XVIII. Junto al Palacio, a orillas del río Tajo, se encuentran los Jardines del Príncipe -con la Casa del Labrador-, de la Isla y del Parterre, todos de una belleza extraordinaria. La visita también debe incluir el Museo de Falúas Reales y un recorrido por el casco histórico de trazado barroco, donde degustar la gran calidad de los productos de la huerta -especialmente los espárragos y fresas- en los restaurantes locales.

A poco más de cien kilómetros al norte de la capital, en la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón, se encuentra el Hayedo de Montejo, uno de los hayedos más meridionales de España y el último enclave de la Comunidad en ser declarado Patrimonio Natural de la Humanidad. A lo largo de la extensa ladera que finaliza en el río Jarama, las hayas, junto a melojos, acebos, álamos, crean uno de los entornos más hermosos y mejor conservados de toda la Comunidad de Madrid.

Se puede recorrer este mágico bosque a través de diferentes rutas guiadas. La Senda del Río que discurre en paralelo al río Jarama, permite ver los diferentes ambientes del Hayedo en un recorrido de escasa dificultad, idóneo para niños, mayores y personas con movilidad reducida. La Senda de la Ladera, de dificultad media, asciende por el monte permitiéndonos reconocer otras especies de mayor altura y para los más experimentados, la Senda del Mirador incluye excelentes vistas panorámicas de la cuenca alta del Jarama.

Villas de Madrid

Villas de Madrid es un conjunto de once destinos singulares con un importante patrimonio cultural, histórico y artístico, que han conseguido conservar su autenticidad rural y que, además disponen de una infraestructura turística de calidad. Buitrago del Lozoya se encuentra en el Valle medio del Lozoya, río que discurre a los pies de su recinto amurallado medieval, por cuyo interior merece la pena pasear.

Es el mejor conservado de la región y en él se encuentra la iglesia de Santa María del Castillo, que mantiene su artesonado mudéjar. Junto a ella, desde el adarve se puede contemplar la belleza del paisaje. En este escenario, los vecinos representan en Navidad el Belén Viviente, declarado Fiesta de Interés Turístico Regional.

El Museo Picasso-Colección Eugenio Arias alberga una colección de objetos que el genial artista legó a su peluquero. Son de gran calidad productos como los judiones y las carnes, que se pueden degustar en los numerosos establecimientos.

Chinchón es uno de los pueblos más pintorescos y de mayor personalidad. Su Plaza Mayor es un bello ejemplo de la arquitectura popular castellana, escenario de algunas películas nacionales e internacionales. Merece la pena un paseo por sus calles llenas de historia y degustar la gastronomía local en mesones y restaurantes. Cada sábado Santo sus vecinos representan en sus calles La Pasión, Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Al sur de la región, en Colmenar de Oreja destaca su Plaza Mayor, otro ejemplo de arquitectura popular, con soportales y balconadas, sustentada por el puente de Zacatín. También el interesante Museo Ulpiano Checa. Su rica gastronomía propia ofrece productos como los quesos, aceite de oliva, y el de mayor reconocimiento: su vino, perteneciente a la Denominación de Origen Vinos de Madrid, subzona Arganda.

Navalcarnero. Uno de los principales reclamos de esta villa fundada en el siglo XVI es el vino, con D.O. Vinos de Madrid (subzona Navalcarnero). El Museo del Vino permite visitar una antigua bodega del siglo XIX, recorriendo y conociendo las diferentes fases de la elaboración del vino. Sorprende la Plaza de Segovia y su edificio más representativo: la Casa Consistorial.

Nuevo Baztán es un pequeño municipio del sureste de la región, fundado a principios del siglo XVIII por el empresario y político navarro Juan de Goyeneche, para crear una ciudad industrial y poner en práctica las nuevas ideas ilustradas. En el Centro de Interpretación, ubicado en la bodega del complejo fabril, se puede comenzar la visita del conjunto arquitectónico, proyectado por José Benito de Churriguera. Este conjunto declarado Bien de Interés Cultural está compuesto por diferentes edificios y espacios como son la iglesia de San Francisco Javier, el palacio de Goyeneche, las plazas del Mercado y de Ferias, entre otros.

Rascafria. ©elequipo

En pleno Valle Alto del Lozoya, a unos 90 km al norte de Madrid, se encuentra Rascafría, en un entorno natural de enorme belleza a los pies del Parque Natural de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara. Aquí en el siglo XIV, Enrique IV fundó el Monasterio de Santa María del Paular, de la Orden de los Cartujos, una joya de arte monacal que cuenta con una importante colección de pinturas de Vicente Carducho. Frente al monasterio se halla el Puente delPerdón. En otoño, la caza y las setas son las protagonistas y en invierno se puede practicar esquí en la estación de Valdesquí.

Manzanares el Real está enclavada en pleno Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, junto al embalse de Santillana. Su principal monumento es el Castillo de los Mendoza, el mejor conservado de la Comunidad de Madrid y un bello ejemplo de arquitectura gótica isabelina. Pero además de su patrimonio artístico, esta villa tiene un entorno privilegiado en el que destaca La Pedriza, donde la erosión y el paso del tiempo han dejado unas formaciones rocosas de formas impresionantes, un paraíso para los amantes del senderismo y del montañismo.

Patones de Arriba es un encantador pueblo de calles estrechas y sinuosas con sus casas de pizarra y desde 1999 Bien de Interés Cultural. En su entorno se pueden realizar rutas de senderismo como la Senda de El Barranco, escalada gracias a las paredes de roca caliza, y ciclo turismo. Cuenta también con el yacimiento arqueológico Dehesa de la Oliva, una necrópolis del periodo romano y altomedieval que pertenece al Plan de Yacimientos Visitables de la Comunidad. Cabe destacar su cuidada oferta gastronómica y de alojamientos.

En la Sierra Oeste, San Martín de Valdeiglesias es un enclave privilegiado por la presencia de dos grandes embalses, el de San Juan y el de Picadas, así como por su Castillo de la Coracera, y su oferta enológica con Denominación de Origen Vinos de Madrid (subzona San Martín de Valdeiglesias)

Torrelaguna, cuna del Cardenal Cisneros y Santa María de la Cabeza, posee un rico patrimonio monumental que le ha valido la declaración de Conjunto Histórico-Artístico Nacional. Destaca la iglesia de Santa María Magdalena, ejemplo de la arquitectura gótica madrileña, el Pósito, el Hospital de San Bartolomé y el Convento de Franciscanos de la Madre de Dios. Su entorno ofrece múltiples actividades: rutas de senderismo o para recorrer en bici, como la ruta ciclista CiclaMadrid.

Por último, Villarejo de Salvanés fue capital de la Encomienda Mayor de Castilla y la pieza básica de control de los accesos de la Meseta Sur por la Orden Militar de Santiago en la Edad Media. Importancia que se puede conocer en la Casa de la Tercia y en el Centro de Interpretación que se encuentra en el interior de la Torre del Homenaje del Castillo, única en su género. Desde lo alto de la Torre se puede disfrutar de unas magníficas vistas de paisajes de olivos y encinares bañados por los arroyos de los ríos Tajo y Tajuña. El Museo del Cine es una sorprendente colección de maquinaria y objetos relacionados con el cine. Sobresalen sus vinos D.O. Vinos de Madrid (subzona Arganda) y el aceite de oliva.

Tren turístico. ©elequipo

Trenes turísticos

Una forma original de viajar por la región, aprendiendo sobre su pasado y profundizando en su entorno, es a través de los trenes históricos. Un viaje en el tiempo que hará de la visita una experiencia única. Estos singulares trenes, tanto por su diseño como por sus actividades turísticas y didácticas, nos muestran el pasado y el presente del ferrocarril.

El Tren de la Fresa recrea el viaje que realizó la reina Isabel II en 1851 para inaugurar la segunda línea de ferrocarril en la península. Se realiza en vagones de madera con personal vestido de época. Este viaje incluye un recorrido guiado por el centro histórico de Aranjuez, la entrada Palacio Real, a los Jardines y al Museo de Falúas.

El Tren de Cervantes permite conocer la histórica ciudad de Alcalá de Henares disfrutando de una inolvidable y entretenida jornada en la cuna del escritor español más universal, Patrimonio Mundial por la Unesco y foco incomparable de cultura durante el Siglo de Oro.

El trayecto en tren y el recorrido guiado está amenizado por actores ataviados a la usanza del siglo XVII, que introducen al viajero en la temática cervantina, visitando una ciudad que cuenta con lugares tan emblemáticos como la calle Mayor, el Colegio Mayor de San Ildefonso, la Catedral Magistral, la Plaza de Cervantes, el Museo-Casa Natal de Cervantes, el Hospital de Antezana, el Corral de Comedias, entre otros.

El Tren de Felipe II inicia su recorrido en la estación de Príncipe Pío y, tras adentrarse en la Sierra de Guadarrama, llega a la estación de tren de El Escorial. Los viajeros pueden disfrutar de la gran oferta patrimonial, cultural y artística, así como de la gastronomía, que ofrecen tanto el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial como la villa de El Escorial. El viaje incluye también el traslado en autobús al centro histórico de San Lorenzo de El Escorial y se pueden contratar visitas guiadas al Real Sitio.

En el Tren de Arganda, inmortalizado en el refranero como el tren que pita más que anda, el visitante realizará un recorrido en un tren de vapor con vagones de madera, desde la estación de la Poveda a la Laguna del Campillo (Parque Regional del Sureste) por la antigua línea ferroviaria del Tajuña recuperada en 2003.

El Capricho. ©Amador Toril


Planes en familia

Madrid ofrece una variada oferta de ocio para todas las edades. En la capital se puede disfrutar de paseos por parques y jardines como el Real Jardín Botánico, Madrid Río, el Parque del Capricho, la Quinta de los Molinos, el Parque Juan Carlos I, el Parque del Oeste, los jardines del Campo del Moro, la Casa de Campo, a donde se puede ir desde el Parque de Rosales en el Teleférico y, cómo no, el Parque del Retiro, en el que se puede dar un paseo en barca de remos o disfrutar de espectáculos de títeres.

Museo Geominero. ©Museo Geominero

En lo que se refiere a la oferta cultural para las familias, cabe destacar la completa programación que realizan los museos y centros de arte proponiendo talleres, cuentacuentos, visitas teatralizadas, juegos de pistas, adaptando, en definitiva, la visita al público familiar para que, tanto los adultos como los más pequeños, puedan disfrutar de la visita al museo. Especialmente por la temática y su forma de exposición de los contenidos son especialmente aptos para el público infantil museos como el Museo Nacional de Ciencias Naturales, el Museo del Ferrocarril, el Museo Geominero, el Museo de Cera o el Planetario, entre otros.

Museo de Ciencias Naturales. ©David Serrano

En el Museo del Aire se pueden ver aviones de todas las épocas y la Fundación Infante de Orleans cada primer domingo de mes, a excepción de los meses de julio y agosto, realiza exhibición de aviones en vuelo en el aeródromo de Cuatro Vientos.

En el Parque Europa (Torrejón de Ardoz) se encuentran réplicas en miniatura de 18 monumentos europeos, como el Puente de Londres o la Torre Eiffel. En San Martín de Valdeiglesias, el Bosque Encantado ofrece un fascinante jardín botánico que alberga 500 tipos de plantas y 300 esculturas vegetales. En el museo Lunar, en Fresnedillas de la Oliva, se puede ver la primera huella del ser humano en la superficie lunar, una maqueta de una cápsula espacial, trajes de astronauta y piezas pertenecientes a Neil Armstrong.

La Comunidad de Madrid cuenta con una gran variedad de actividades en contacto con la naturaleza para todos los públicos: desde circuitos de tirolinas en Cercedilla y Pelayos de la Presa (Aventura Amazonia) o en Navacerrada (De Pino a Pino), cicloturismo por las Vías Verdes, el Camino de Santiago en Madrid y también las actividades que programan los Centros de Visitantes de Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama o de los Centros de Educación Ambiental (Rascafría, el Águila, El Campillo, Bosque Sur, El Cuadrón, entre otros).

Al norte de Madrid se encuentran Micropolixuna pequeña ciudad para niños- en San Sebastián de los Reyes y el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT) en Alcobendas. El MUNCYT es un museo interactivo que, además, cuenta con Planetario y Nanoplanetario, para que los visitantes se sumerjan en la astronomía gracias a un sistema de simulación audiovisual.

Parques temáticos

Los parques temáticos y de ocio harán el deleite de niños, jóvenes y adultos. En la madrileña Casa de Campo, se encuentran el Zoo Aquarium y el Parque de Atracciones, que cuenta también con una zona dedicada a los más pequeños. En el Zoo Aquarium se puede disfrutar de espectáculos de delfines y leones marinos, pero son los osos panda gigantes los animales que despiertan mayor interés. Faunia reproduce cuatro ecosistemas diferentes y también hay espectáculos de leones marinos. Atlantis Aquarium, un acuario que es un sistema vivo y en constante evolución, con más de 20 ecosistemas acuáticos y más de 10.000 animales de diferentes ecosistemas.
En Aldea del Fresno se encuentra Safari Madrid donde ver animales en semi-libertad. El Parque Warner está ubicado en San Martín de la Vega y ofrece varias zonas diferentes de atracciones para todos los públicos y también un parque acuático. Micropolix –en San Sebastián de los Reyes- simula una ciudad para niños con edades comprendidas entre 4 y 14 años, en la que juegan a ser mayores.

En verano, el parque Aquópolis en Villanueva de la Cañada ofrece atracciones acuáticas para todos los públicos.

Mercados medievales y de época

Los mercados medievales o de época son un atractivo añadido o incluso la excusa perfecta para visitar la localidad. Además de los puestos en las calles con personajes ataviados de época, se programan actividades como festivales gastronómicos, música, teatro, talleres, etc.

A principios de septiembre tiene lugar el Mercado Goyesco, coincidiendo con las Fiestas del Motín de Aranjuez, declaradas Fiestas de Interés Turístico Internacional. El primer fin de semana de septiembre, Navalcarnero conmemora la boda del rey Felipe IV y Mariana de Austria con el Real Mercado del Siglo de Oro.

A finales de septiembre o comienzos de octubre, se celebra en Valdemoro la Feria Barroca que conmemora el momento en que el rey Felipe III otorgó a esta localidad el privilegio de feria. Toda la ciudad se transforma con la instalación de puestos de artesanía y gastronomía, pasacalles, talleres, etc. También Nuevo Baztán celebra el Mercado Barroco Artesano. En el mes de octubre, en Alcalá de Henares tiene lugar el mercado de época más grande de Europa, el Mercado Cervantino, declarado como la Semana Cervantina de Alcalá, Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Mercados medievales. Los más importantes de la región son los de Chinchón, que se celebran coincidiendo con los Carnavales; de El Álamo, en primavera, uno de los más antiguos de la Comunidad; el de Manzanares el Real, coincidiendo con el Fin de Semana Medieval que programa el Castillo de Manzanares el Real y, a finales de septiembre, el Buitrago del Lozoya en su recinto amurallado.

Más información en www.turismomadrid.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *