Osona. La Cataluña auténtica

 

Existen sitios como la comarca de Osona que nos permiten escapar del día a día sin alejarnos demasiado de casa. Descubrir este lugar en familia nos llevará por paisajes increíbles, una gastronomía única y tradiciones locales llenas de historia y cultura.

Osona está a menos de una hora en coche de Girona y Barcelona por lo que, como decíamos, este pequeño paraíso no está perdido en mitad de ninguna parte. Esta comarca abarca más de 1.200 km2, siendo una de las más grandes de Cataluña, y comprende 50 municipios y 3 espacios naturales protegidos que nos ponen la naturaleza al alcance de la mano.

Turismo activo en Osona

La naturaleza de Osona permite disfrutar de actividades al aire libre en distintos niveles. Podemos pasear con calma mientras charlamos entre nosotros hasta llegar a un mirador para disfrutar de las vistas. Otra opción es explorar alguno de los bosques de la zona para huir del calor y sorprendernos con la vegetación. Si queremos un poco más de acción podemos subirnos a las bicicletas y recorrer alguna de las sendas que hay en la zona o hacer este mismo recorrido pero a pie o incluso a caballo. No importa que no tengamos experiencia ya que podemos contar con la ayuda de los monitores.

Los amantes del agua podemos pasarlo genial practicando distintas actividades acuáticas en el Pantalno de Sau como esquí náutico, pesca o piragüismo. Por último, otras opciones para disfrutar del deporte en la naturaleza son la escalada, la tirolina, el karting, el salto del puente y las rutas en 4×4.

Tiempo para la historia y la cultura

Los niños se lo pasarán bomba en los talleres de los yacimientos arqueológicos prehistóricos además de aprender un montón sobre aquellos tiempos. Después podemos hacer una visita guiada a una colonia textil para aprender cómo la revolución industrial produjo cambios en la sociedad y en la economía de la comarca de Osona. Otra opción es descubrir el magnífico románico que salpica la región y también escuchar las leyendas de bandoleros y brujas que recorrieron la zona, dejando los relatos de sus aventuras.

Sentados a la mesa

Por supuesto hay que sacar tiempo para descansar y reponer fuerzas, un momento perfecto para disfrutar de la gastronomía tradicional de la zona en la que prima el uso de productos frescos locales. Además, también hay actividades relacionadas con algunos de los principales productos de la gastronomía de Osona: podemos hacer nuestro propio fuet o participar en una degustación de cervezas artesanas.

Fiestas en cada rincón

A lo largo de los meses de verano hay celebraciones, fiestas y actividades en diversos municipios de Osona que nos proporcionarán ratos de risas, música, baile y juegos. Hay Fiestas Mayores en varias localidades con música popular en directo, y también podemos disfrutar del frescor nocturno sentados mientras nos tomamos algo y charlamos.

A dormir

Abundan las opciones de alojamiento en la comarca de Osona. Si queremos más comodidades tenemos hostales, hoteles y alojamientos rurales en los que solo nos tendremos que preocupar de descansar para seguir viviendo aventuras al día siguiente. Si, por el contrario, queremos vivir otro tipo de experiencias tenemos la opción de quedarnos en un camping y seguir rodeados de naturaleza.

osonaturisme.cat/es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *