Lugo: Las Sierras Orientales esperan a las familias

Para visitar las Sierras Orientales de Lugo tendremos que desplazarnos a las comarcas de A Fonsagrada, Os Ancares y O Courel. En abril de 2019 parte de este territorio fue nombrado “Geoparque Mundial Montañas do Courel” por la UNESCO convirtiéndose en el primer Geoparque Mundial de Galicia y Noroeste de España y el número 13 del país en general.

En las Sierras Orientales de Lugo encontraremos paisajes colmados de contrastes: pequeños pueblos de cuento, ríos, valles, caminos, arquitectura popular y fauna y flora con especies antiguas. Recorrer esta región hará que nos encontremos una sorpresa a cada paso.

El otoño embellece aún más los paisajes con los tonos dorados, marrones y ocres de las hojas de los árboles. A esto tenemos que añadir las fiestas de magostos que dan un indudable sabor popular a la zona. Ya en invierno, la nieve sobre los característicos tejados de las pallozas nos hará evocar la dureza de la vida en el campo.

Turismo científico: otra forma de aprender

 La Diputación de Lugo ha puesto en marcha un proyecto de Turismo Científico mediante el cual se pretende dar a conocer los recursos de las Sierras Orientales de Lugo desde el punto de vista de la ciencia, una propuesta innovadora muy atractiva para las familias con hijos.

Este proyecto se puede encontrar en la guía “Roteiros da Ciencia” y también en la app para móviles. Estos dos recursos se pueden descargar de forma gratuita desde la página web de la Diputación: http://turismo.deputacionlugo.gal/gl/turismo_cientifico/itinerarios

Gracias a estas publicaciones podremos saber cuáles son algunos de los mejores bosques de la zona y las especies de flora y fauna más características para no perdernos nada. Además, nos servirá para encontrar los elementos arquitectónicos más interesantes así como zonas geológicas impresionantes y bienes de interés arqueológico e histórico.

Las montañas de A Fonsagrada

 Una de las formas de descubrir estas montañas es acudir al Museo Comarcal de A Fonsagrada donde podremos ver objetos relacionados con la etnografía y la arqueología del lugar así como obras de arte contemporáneo. Es una visita llena de interés que además nos servirá para explicar a nuestros hijos la importancia de la cultura tradicional y su conservación.

Allí encontraremos objetos relacionados con oficios tradicionales, como la herrería y la labranza, y también con la vida cotidiana, como la escuela, la religión y la vida en la montaña en general. También conoceremos la historia de la zona gracias a los restos arqueológicos de la época megalítica, la castreña y la romana. Por último, la zona de arquitectura popular nos mostrará distintos tipos de viviendas tradicionales.

Después, podemos ir en busca de las seimeiras, término con el que se denomina a las cascadas. Una de ellas es la seimeira de Vilagocende, una cascada espectacular cuyas aguas saltan desde 50 metros de altura, y otras son las seimeiras de Queixoiro que forma el río del mismo nombre. A ambas se llega desde dos rutas de senderismo apropiadas para hacer en familia y que nos permitirán culminar la excursión contemplando estos impresionantes saltos de agua.

Os Ancares en familia

En la zona de Os Ancares, el Bosque de Os Grobos permite una excursión llena de magia tanto para pequeños como mayores. La roca caliza ha creado formas extrañas y curiosas debido a la humedad y a la erosión así que es un lugar perfecto para dar rienda suelta a la fantasía. Caminando por el laberinto rocoso nos veremos envueltos en los juegos de luces y sombras causados por la vegetación del bosque.

También nos espera el castillo de Doiras situado sobre el río Cervantes a 700 metros de altitud. Con origen en el siglo XV, estaba considerado como una de las fortalezas más importantes de Galicia cuyo acceso era prácticamente imposible sin ayuda interna ya que la puerta se encuentra a cuatro metros de altura.

En esta zona encontraremos una gran oportunidad para disfrutar de la arquitectura popular como las pallozas dominadas por el hogar o lareira que ayudaba a mantener el calor en los duros inviernos montañeses. La estructura circular de las pallozas recuerdan a los castros prerromanos. La forma del tejado sirve para que la nieve no lo hunda y la paja que lo cubre ayuda a filtrar el humo del fuego del interior.

Precisamente en Os Ancares podemos visitar los pueblos de O Cebreiro y Piornedo que albergan algunas de las pallozas mejor conservadas. El interior de las pallozas, con zonas delimitadas como almacén, vivienda y establo -este último bajo el nivel de la vivienda para proporcionar calor a sus habitantes-, supone toda una muestra de la forma de vida de los montañeses que se ha mantenido hasta los años 70 del siglo XX.

Visitar esta zona en invierno es todo un espectáculo gracias a sus increíbles paisajes nevados. Sin duda, merece la pena un viaje en familia para conocer estos pueblos.

El entorno de Ribas de Sil

Uno de los lugares que no podemos dejar de visitar son los miradores de la zona. El de Louxoá nos permitirá ver el meandro que forma el río justo a su paso por la aldea de A Cubela, la cual está situada junto a una antigua mina de oro cuyo origen se encuentra en el pasado romano de la zona. Para seguir contemplando la riqueza geológica de esta región, disponemos de otros dos miradores: el de As Fontes o Alto da Moá y el de A Pómez.

Si el tiempo lo permite, existe un lugar en el que poder tomar un tentempié y además, darnos un chapuzón refrescante. Nos referimos a la playa fluvial de San Clodio, una zona perfecta para descansar y relajarnos después de una excursión.

Por último, en el Geoparque Mundial Montañas do Courel podemos realizar una ruta circular llamada “Ruta da Cubela”. Tiene una longitud de 14 kilómetros y está catalogado con dificultad media pero tenemos la opción de realizar solamente una parte de la misma para que los más pequeños no se cansen demasiado.

Para eso, una opción es comenzar la ruta en la aldea de Castro de Abaixo tras haberla cruzado por completo. Desde allí, tan solo tendríamos que seguir el sendero que se encuentra a la derecha para topar con el Cañón del Sil y un espectacular mirador que nos anticipa todo lo que vamos a poder ver.

Pliegue geológico de Campodola- Leixazós

En el municipio de Quiroga encontramos este Monumento Nacional declarado Lugar de Interés Geológico Internacional por Geosites en el año 2011. En este increíble sitio veremos la unión de dos masas continentales que dieron forma al actual territorio de Galicia.

Este proceso tuvo lugar hace 350 millones de años y se produjo tras el choque de las dos masas que puede apreciarse con claridad en los montes de Campodola y Leixazós. El plegamiento de tierras dejó a la vista un corte vertical que se distingue claramente en las orillas del río Ferreiriño.

Este pliegue se puede ver con comodidad desde un mirador que instaló el ayuntamiento de Quiroga donde encontraremos paneles en los que se explica cómo se formaron los pliegues que dieron lugar a los montes que tenemos delante. Os aseguramos que los niños van a quedar fascinados ante la historia.

Monasterio de Samos, el monasterio habitado más antiguo de España

Para poder ver este monasterio tenemos que ir a la zona de O Courel, junto al río Sarria donde se elevan sus muros recios y sólidos. Los edificios que componen este monasterio fueron construidos en pizarra, algo que les da un aspecto peculiar y muy característico. Sus claustros de granito nos recibirán con un aura noble y elegante que llama al recogimiento.

Junto a los claustros y el pasillo que los une encontraremos la iglesia y la sacristía que aunan tres estilos arquitectónicos diferentes: gótico, renacimiento y barroco. El origen del monasterio en realidad es mucho más antiguo pero de su pasado románico apenas se conservan una portada y otros elementos aislados.

Monumento al Mamut de O Incio

En O Incio existe un monumento al mamut que consiste en una réplica a tamaño natural de una pareja de mamuts, un adulto con su cría, ya que esta zona de Galicia es la única en la que se han encontrado restos de este animal prehistórico. Las esculturas se encuentran en la carretera cerca del límite del municipio de Samos.

Los fósiles se hallaron en 1961 y uno de los paleontólogos que los estudiaron, Emiliano Aguirre, sería posteriormente director del conocido yacimiento de Atapuerca. Los restos se encuentran actualmente en el Museo de Historia Natural Luis Iglesias en Santiago de Compostela.

La variedad de Folgoso Do Courel

En esta zona encontraremos la Devesa da Rogueira, considerado uno de los bosques más importantes del mundo por World Wildlife Fund gracias a la riqueza de su flora: hayas, fresnos, abedules, arces, avellanos, tejos, acebos y demás. Es una representación perfecta del bosque gallego atlántico debido a su flora autóctona. Siguiendo sus senderos descubriremos fuentes, miradores y lagunas.

Otros lugares interesantes en la región de Folgoso Do Courel es el Centro de Interpretación de las Cuevas de la zona donde aprenderemos todo acerca de estas formaciones geológicas, las aldeas de Seceda y Froxán declaradas Bien de Interés Cultural y el yacimiento arqueológico del castro de A Torre que conserva el foso, un depósito de agua y una torre que le da nombre.

turismo.deputacionlugo.gal/es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *