Las cuevas del Drach: Una ruta apasionante

Sin lugar a dudas, las Cuevas del Drach son una de las atracciones imprescindibles a la hora de planificar nuestras vacaciones en Mallorca. Porque Mallorca tiene muchas cosas bonitas e interesantes, no es sólo sol y playa. Y las Cuevas del Drach es uno de esos lugares que hay que visitar.

Las Cuevas del Drach están en Porto Cristo, cerca de Manacor, muy bien comunicadas por carretera con Palma y el resto de la isla. Aunque no sea autovía o autopista, excepto en la zona de la Sierra de Tramontana, en Mallorca las carreteras son fáciles y se va rápido a casi cualquier sitio.

El recorrido dentro de la cueva dura aproximadamente una hora, aunque no es todo el tiempo andando, ya que hay unos veinte minutos en los que se está sentado. Es el tiempo del concierto de música clásica. Es una actuación muy bonita y que tiene una puesta en escena muy cuidada. No vamos a desvelarla aquí, porque la sorpresa es un elemento importante.

Otra de las cosas que hay que procurar hacer en el recorrido es el paseo en barco por el lago subterráneo. Hay que esperar unos minutos de cola, pero merece la pena. También se puede sustituir el paseo en barco por la ruta andando por la orilla del lago, pero no es lo mismo, lo del barquito está mucho más bonito.

Para la visita a la cueva, es conveniente llevar una mochilita con una rebeca o similar, por si pasamos frío, ya que la temperatura en la cueva es fresquita todo el año. Yo no lo pasé, y con la misma ropa de verano del exterior hice la visita. Pero uno de mis hijos y mi mujer sí se pusieron una sudadera fina. Como siempre digo, para gustos los colores…

Como la visita dura una hora, casi 40 minutos es andando con subidas y bajadas de rampas y escaleras incluidas, es una buena idea llevar zapatos cómodos. No se trata de ir equipados como si fuéramos a correr la maratón de Nueva York, pero tampoco es cuestión de llevar tacones de aguja. Con que el calzado sea cómodo es suficiente. Yo añadiría que la suela del calzado no sea deslizamnte, porque al haber muchas escaleras, pues más vale prevenir que curar.

Para los que sean un poco clautrofóbicos, apuntarles que las Cuevas del Drach son de las más amplias que hemos visitado en todos estos años. No es de ese tipo de cuevas que para visitar una gran gruta hace falta pasar por pasadizos muy estrechos de los que agobian. Todo el recorrido permite un paso libre de agobios. Evidentemente, si nuestra claustrofobia es muy grave, pues mejor evitar la visita.

Las más famosas

En Porto Cristo hay más cuevas, no sólo están las Cuevas del Drach. Aunque sí es verdad que las más famosas son las Cuevas del Drach. Hay que tener un poco de precaución al acceder por carretera, porque antes de llegar a las del Drach, hay un cartel que indica otras cuevas y pueda dar lugar a confusión. Nuestro consejo es activar el gps del móvil y hacerle caso.

Con tiempo

Hay aparcamiento dentro del recinto de las cuevas, aunque es conveniente ir con tiempo. También es recomendable ir al servicio antes de entrar a hacer el recorrido, porque entre el tiempo de cola para entrar y el tiempo propiamente de visita, podemos estar más de una hora. Y como el recorrido es guiado por grupos, hay que aguantar. Yendo con niños, es mejor pasar antes por el servicio y evitar problemas.

Compra de entradas

Para agilizar la visita, lo mejor es comprar las entradas por internet y asegurarse así la hora exacta de entrada a la cueva. En verano hay mucha gente, y si esperamos a comprar la entrada a estar allí físicamente, puede ocurrir que para la hora que hemos ido, no hay billetes disponibles. Si las compramos on-line, sabremos de antemano a la hora que debemos de estar allí.

Ctra Cuevas s/n 07680

Porto Cristo, Mallorca

info@cuevasdeldrach.com

971 820 753

www.cuevasdeldrach.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *