Jaca, un museo vivo

Si hay un referente del turismo en el Pirineo, sin duda alguna se trata de Jaca. Esta localidad aragonesa es un enclave estratégico donde se puede disfrutar de la montaña y de la naturaleza, que de por sí ya son fuertes reclamos turísticos. Pero además, cuenta con otros alicientes como son la cultura, el arte, la historia, el ocio, el deporte y el comercio. ¿Hace falta algo más que nos convenzamos de ir hasta allí?

Jaca es la ciudad más soleada de España y además, goza de una atmósfera limpia gracias a las altas y nevadas montañas que la rodean. Tanto en invierno como en verano se pueden disfrutar de estas ventajas a las que se puede sumar su importante legado cultural. Cada año, miles de turistas pasean por esta localidad única llena de atractivos varios y llenos de interés para todos, entre ellos, ser uno de los enclaves principales del Camino de Santiago.

Cultura e historia en todas partes

Jaca tiene más de dos mil años de historia que han dejado una gran impronta en sus calles y monumentos, no en vano fue la primera capital del Reino de Aragón. Tan solo paseando por el casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural, podremos encontrarnos de frente con el románico, el renacimiento y el modernismo, un viaje por distintas épocas reflejadas en sus estilos arquitectónicos.

En esta localidad podremos ver uno de los primeros templos románicos construidos en España, la catedral de San Pedro, erigida en el año 1063, y que cuenta con grandes dimensiones salpicadas de un gran número de elementos ornamentales y artísticos. Alrededor del claustro de este monumento encontramos el Museo Diocesano que alberga una de las mejores colecciones de pintura mural del siglo XI al siglo XVI que hay en España. No tenemos que dejar de admirar su gran joya situada en la sala Bagüés, la llamada Capilla Sixtina del Románico, el conjunto de pinturas más importante del romántico que se conserva en España.

Por último y para disfrutar de la naturaleza sin salir de la ciudad, se han estrenado los Anillos Verdes, circuitos que rodean la villa y que se pueden recorrer tanto a pie como en bicicleta para disfrutar de la parte más verde de Jaca.

Visitas guiadas

Para descubrir a los turistas la historia de Jaca se organizan visitas guiadas que no solamente se enfocan hacia sus principales monumentos y a sus joyas del románico sino que también se están ampliado a la Jaca modernista. En total son cinco rutas las que se organizan para conocer la historia de la ciudad:

  • Jaca medieval: incluye la Catedral y el Museo Diocesano más el Sarcófago de Doña Sancha y el exterior del Ayuntamiento y de la Torre del Reloj
  • Jaca modernista: se trata de un paseo por el casco antiguo de Jaca con la explicación de los principales edificios modernistas como el Casino, varias casas de la calle Mayor, la casa del Marqués de la Cadena y el paseo de la Constitución, entre otros.
  • Jaca Desconocida: parte del monumento a la Jacetania en el Paseo de la Cantera para continuar por el paseo de Mocorones, recorriendo así un tramo del Camino de Santiago, hacia la ermita de la Victoria para volver por el Llano de la Victoria hacia el edificio modernista del Matadero, los antiguos lavaderos y la ermita de Sarsa.
  • Románico de la Solana: Con las rutas de La Solana se descubre el románico rural de Jaca que contribuye a enriquecer el carácter cultural del territorio. En ellas podremos conocer los pueblos de Asieso, Guasillo, Banaguás y Abay, donde se mostrará el arte monumental de sus iglesias y su patrimonio arquitectónico.
  • Mitos y Tradiciones Populares: especialmente dedicadas a las familias, se realizarán en los pueblos de Espuéndolas, Baraguás y Orante. En ella, además de visitar sus iglesias, se dan a conocer algunas de las tradiciones ligadas a la vida en el Pirineo como, por ejemplo, la protección de las casas pirenaicas y las leyendas que se contaban alrededor del fuego. Como colofón a esta ruta, se visita ermita de San Benito de Orante.

Durante estos recorridos podemos aprovechar para descubrir la rica y variada oferta comercial de la ciudad. Los comercios de Jaca, cada uno dentro de su especialidad, ofrecen productos y servicios de una gran calidad.

Las visitas teatralizadas a la Ciudadela son una gran ocasión para conocer las entrañas históricas de Jaca de una forma amena y divertida que va a encantar a nuestros hijos. Con el evocador nombre de “La memoria de las piedras” seremos trasladados a finales del siglo XVI, al momento en el que el rey Felipe II ordenó la construcción de la Ciudadela, un ejemplo arquitectónico único.

Deporte todo el año

Pero aún hay mucho más que hacer en Jaca ya que a la ciudad está unido de manera inequívoca el deporte invernal desde el esquí en todas sus variantes hasta el patinaje de hielo pasando por todas las modalidades deportivas que ofrecen las montañas que rodean el lugar. Jaca está próxima a las estaciones de Candanchú, Astún, Somport, Formigal y Panticosa por lo que, en la época más fría del año, es un destino ideal para los amantes de los deportes invernales.

En el año 2007 se inauguró el Pabellón de Hielo de Jaca con el fin de que sirviera para celebrar eventos deportivos y culturales. Ha albergado campeonatos mundiales de hockey sobre hielo, de patinaje artístico, de curling y de otras disciplinas tanto culturales como deportivas.

Pero esto no quiere decir que no se pueda disfrutar del deporte en Jaca en los meses de primavera y verano ya que en esas fechas también tenemos interesantes propuestas para divertirnos. Podemos practicar tanto senderismo como barranquismo pasando por la escalada, para aquellas familias más atrevidas y amantes de las emociones fuertes. Al estímulo de practicar cualquiera de estos deportes se unen las magníficas vistas que proporcionan los paisajes únicos de Jaca.

Cerca del Pabellón de Hielo encontramos distintas instalaciones deportivas que nos seguirán permitiendo realizar actividades en familia relacionadas no solamente con el deporte sino también con el ocio y el relax. El spa, la piscina climatizada y las instalaciones de gimnasio y fitness se completan perfectamente con las pistas de tenis, los campos de fútbol y, por supuesto, la propia pista de hielo.

En verano se llevan a cabo distintas iniciativas en la ciudad que hacen que la estancia de los turistas sea aún más entretenida si cabe. La Universidad de Verano propone distintas actividades y conferencias y, además, podemos encontrar varios mercados medievales y distintas acciones comerciales y culturales que se desarrollan en las calles de Jaca.

Además, y colaborando con la Asociación de Empresarios de la Jacetania (AEJ), se van a realizar rutas de Nordic Walking, una nueva modalidad de montaña. Serán aptas para todos los públicos, por lo que las familias con hijos seremos más que bienvenidas, y recorrerán dos nuevos caminos recién acondicionados en los alrededores de Jaca: los Anillos Verdes compuestos por el Sendero de los Ríos y el Sendero de los Miradores.

www.jaca.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *