Jaca: El paraíso de la nieve

Jaca, la capital de la Jacetania, es un lugar que deja huella. Un territorio único por el que se juntan los pasos del peregrino que recorre el histórico Camino de Santiago, los deslizamientos de los esquiadores por las pistas de Astún y Candanchú, las pisadas de los descubridores de las montañas, dejando a todos ellos unas sensaciones únicas que se completan con los servicios que ofrece Jaca, capital turística del Pirineo aragonés que recoge la cultura, las tradiciones y el patrimonio natural y monumental que refleja una historia rica y variada.

img-20161110-wa0001

Las calles de Jaca son uno de los  escenarios pirenaicos más confortables para descubrir los misterios del Pirineo, en una auténtica aventura para los sentidos al abrigo de una suculenta gastronomía de montaña en la que se combinan las sabrosas carnes de caza con la repostería más fina. Las modernas instalaciones con que cuenta Jaca, como la olímpica Pista de Hielo, o los equipamientos deportivos con spa, gimnasio y otras dependencias destinadas al ocio y al deporte, unido a una variada oferta de comercio de calidad, así como a una variopinta oferta cultural convierten a Jaca en un destino atractivo para reposar y divertirse después de la aventura pirenaica.

Patrimonio

Jaca es un destino turístico de primer orden debido a su emplazamiento en uno de los valles pirenaicos más bellos y a un patrimonio histórico artístico, consecuencia de sus más de dos mil años de historia, que la sitúan entre una de las ciudades más antiguas de España. Primera capital del naciente Reino de Aragón en el S.XI. Sancho Ramírez la nombró sede política y administrativa y, al mismo tiempo, la configuró desde entonces como una de las ciudades más importantes dentro del Camino de Santiago al pasar por ella el camino francés, la ruta más antigua y mejor conservada de las existentes.

Esto nos da unas ligeras pinceladas del enorme peso histórico que Jaca lleva a sus espaldas. Recorrer su casco histórico, declarado Bien de Interés Cultural, caminando por sus calles y visitando sus principales monumentos.

foto-avenida-terrazas

La catedral románica, primera en el Camino de Santiago y una de las más antiguas de España cuyo interior alberga el Museo Diocesano de Arte Medieval, que reúne una importantísima colección de pintura medieval de las distintas iglesias y ermitas de la diócesis.

La Ciudadela, fortificación pentagonal construida a finales del s. XVI bajo el reinado de Felipe II, que conserva toda y cada una de sus partes características y el Museo de Miniaturas Militares con más de 32.000 figuras de plomo que se exhiben en veintitrés escenarios históricos.

Fuerte de Rapitán: fortificación monumental con un idóneo mirador natural hacia Oroel y valle del Aragón.

El Ayuntamiento, la Torre del Reloj, la Iglesia de Santiago, la del Carmen, el Monasterio de Santa Cruz, conocido como las Benedictinas,  entre otros monumentos dejan boquiabiertos a los visitantes.

La jaca modernista

una colección de edificios correspondientes al estilo y a la época modernista, de gran valor arquitectónico, pueden apreciarse por toda la ciudad.

Paseos, parques y jardines: Paseo de la Cantera, Paseo de Invierno, Parque de San Llure, Jardines del Medio Pañuelo, Glacis de la Ciudadela, etcétera.

mamb0368

Gastronomía y artesanía

En Jaca, la gastronomía está muy ligada a la cocina tradicional aragonesa, de fuego suave y brasas, de elaboraciones pausadas, a base de productos de temporada, aderezada con las tendencias culinarias más novedosas e innovadoras. En los restaurantes, mayoritariamente ubicados en el Casco Antiguo de la ciudad, encontraremos desde los platos más sencillos hasta los más elaborados: migas, ternasco asado, caza, platos derivados de la matacía del cerdo, borrajas, espárragos, sopas de ajo, trucha…Una de las especialidades gastronómicas más exquisita es la  repostería jaquesa, considerada una tradición artesanal: jaqueses, condes, lacitos, corazones, besitos, patatas de Jaca, o coronitas de Santa Orosia, que pueden degustarse en cualquiera de las pastelerías de la ciudad.

Evento peculiar

La celebración de la Fiesta del Primer Viernes de Mayo. Cada año, Jaca celebra la tradición de un hecho legendario: El triunfo de las huestes cristianas sobre los ejércitos musulmanes en la batalla de la Victoria, capitaneadas por el Conde Aznar Galíndez, sobre los musulmanes en el siglo VIII (fiesta de interés turístico regional). Desde primeras horas de la mañana, las escuadras de labradores y artesanos, con su tradicional atuendo y el cortejo histórico, desfilan  hasta la Ermita de la Victoria. A su regreso, a mediodía, se realiza el desfile medieval por el centro de la ciudad y la fiesta alegre y colorista culmina con el canto del Himno Oficial ante la Casa Consistorial.

img_1056

Actividades al aire libre y ofertas de ocio

Jaca es punto de referencia, un lugar que merece la pena conocer, no importa lo que se busque: historia, cultura, deporte, relax, naturaleza. Jaca se encuentra en el centro del Pirineo Aragonés, uno de los espacios naturales más importantes de Europa. Sus alrededores y los valles pirenaicos son el escenario ideal para realizar todo tipo de actividades relacionadas con la montaña y los deportes al aire libre. Desde el patinaje artístico, hockey sobre hielo o curling en el Pabellón de hielo de Jaca, el ski en todas sus modalidades, el senderismo, escalada, rutas de BTT, rutas ecuestres, barrancos, vías ferratas, espeleología, golf, vuelo a vela hasta los tradicionales como la caza y pesca, entre otros.

img_0793

Jaca se encuentra rodeada de valles y montañas y próxima a lugares tan emblemáticos como Villanúa, Canfranc y su Estación Internacional de Ferrocarril, las estaciones de esquí de Candanchú y Astún, San Juan de la Peña, cuna del Reino de Aragón y panteón de reyes, que se convirtió en el gran centro del poder político, cultural y religioso aragonés en la Edad Media,  Los Valles Occidentales  de Hecho y Ansó, que conservan admirablemente sus núcleos urbanos, trajes típicos y tradiciones y ofrecen unos parajes casi vírgenes, El Valle de Tena, con pueblos como Biescas, Sallent de Gállego, Panticosa y su balneario de aguas termales, Tramacastilla y las estaciones de esquí de Formigal y Panticosa, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, uno de los espacios  más conocidos de todo el Pirineo o el vecino valle francés del Aspe pero además su entorno rural, con sus pequeños pueblos también nos permite descubrir la tradicional forma de vida de los Pirineos. Desde Jaca podremos acercarnos también hasta el llano para conocer el paisaje espectacular de los Mallos de Riglos o Agüero, gigantes rojizos que hacen de la verticalidad un arte, el Castillo de Loarre o realizar actividades de aguas bravas en el Río Gállego.

img-20161020-wa0015

Fiestas

Jaca y sus alrededores ofrecen una gran variedad de posibilidades  ya que la actividad cultural es muy rica y variada. En esta ciudad pirenaica se desarrollan desde los cursos de verano de la Universidad de Zaragoza, fundados en 1927, hasta el Festival Folkórico de los Pirineos, que tiene lugar cada dos años, el Festival de Música antigua en el Camino de Santiago, Las Fiestas Patronales de Sana Orosia y San Pedro, los festivales de teatro, conciertos,  exposiciones, congresos, convenciones, hasta una gran oferta de eventos culturales y deportivos que la hacen especial, divertida, atractiva y única en cualquier época del año.

Web municipal www.jaca.es

La web de la comarca de la Jacetania www.jacetania.es

Oficina de Fomento: oficinadefomentojaca.es

Palacio de Congresos: congresosjaca.es

Pista de Hielo: pabellondehielojaca.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *