Pirámides de Güímar. Un fabuloso recorrido sobre nuestros orígenes

México, Sicilia y Perú albergan pirámides muy conocidas en todo el mundo, vestigios del mundo antiguo. Pocos saben que Tenerife las tiene también, y que gracias al Parque Etnográfico Pirámides de Güímar, podemos visitarlas con nuestros hijos. No podemos perdernos esta aventura, porque nos esperan muchas sorpresas más.

El Parque Etnográfico Pirámides de Güímar se construye para dar relieve a las construcciones encontradas en Güímar, localidad de Tenerife. Estas pirámides escalonadas llamaron la atención del antropólogo noruego Dr. Thor Heyerdahl, que ha dedicado su vida a estudiar los orígenes culturales de las antiguas civilizaciones a nivel mundial. Aunque existen distintas teorías sobre su origen y antigüedad, tras la investigación de Heyerdahl, algunos arqueólogos profesionales empezaron a relacionar la existencia de las pirámides con civilizaciones antiguas. Es un hallazgo fundamental, porque supone una conexión íntima entre el Viejo y el Nuevo Mundo.
Gracias a este esfuerzo de recuperación y conservación, hoy podemos disfrutar de un excelente parque que nos cuenta mucho sobre nuestros orígenes, y que a la vez resulta ameno y educativo para nuestros hijos. El complejo se divide en distintas zonas, con cometidos determinados.

Vestigios culturales

Comenzaremos nuestro recorrido con la visita al museo que se encuentra en la antigua Casa Chacona. Esta edificación se ha reconstruido siguiendo los criterios de la arquitectura tradicional canaria, gracias a lo cual nuestra inmersión en el entorno será mayor.
Según recorremos las distintas salas, podremos ir contemplando distintas reproducciones de vestigios culturales del Viejo y Nuevo Mundo, que nos presenta los interrogantes que se suscitan sobre los posibles contactos entre ambas orillas del Atlántico.

Conoceremos los resultados de investigaciones arqueológicas que se han desarrollado sobre el complejo piramidal. Algunas de ellas nos indican la relevancia de estas construcciones; por ejemplo, que el complejo esté alineado con el sol durante los solsticios de verano e invierno. Otras, revelan soluciones tecnológicas de la antigüedad, como sistemas de navegación primitivos y el uso de embarcaciones fabricadas de junco, así como ejemplos de pirámides escalonadas en todo el mundo.

Acabaremos el recorrido por el museo con la visita a la terraza panorámica, desde donde se domina una completa vista al complejo principal de las pirámides.

Auditorio

El siguiente escenario que visitaremos nos fascinará seguro. Se trata del Auditorio, emplazado en un edificio semisubterráneo, que ha sido diseñado con un cuidado especial para no dañar el entorno. Aquí tendremos la oportunidad de visionar un documental, que se emite en 6 idiomas diferentes, que nos ilustrará acerca de las teorías sobre migraciones humanas y las coincidencias asombrosas entre las culturas de ambos lados del Atlántico, lo que avala las investigaciones sobre posibles conexiones entre las civilizaciones de los dos mundos. Podremos visionar también una narración sobre las expediciones de Thor Heyerdahl, impulsor del estudio en las pirámides de Güímar.

Las salas anexas al Auditorio profundizan en la vida del Dr. Heyerdahl mediante una exposición sobre sus impresionantes experiencias, así como en la “Sala de Expediciones”, un área dedicada a sus diversas expediciones transoceánicas. Así podremos conocer mejor la vida de la persona que impulsó la construcción de este fantástico parque etnográfico.

Las pirámides, de cerca

Enseguida, tras esta visita, comenzaremos a admirar las pirámides, recorriendo el camino trazado entre ellas. En este paseo cercano, tendremos la ocasión de contemplar con más detalle aspectos de su construcción, como el tallado tan cuidadoso de las piedras que forman su estructura. Podremos ver también las proporciones exactas entre los peldaños que llevan a la cima, así como su orientación arqueoastronómica y el origen volcánico de las piedras. Todo ello nos indica que su construcción no es un hecho casual, como apuntaban alguna de las primeras teorías que especulaban sobre las construcciones.

Recorridos en el parque

El paseo botánico es uno de los grandes atractivos de este parque, y uno de los más instructivos para nuestros hijos también. Hay más de 20.000 metros cuadrados de zonas ajardinadas, con más de 30 especies de flora endémica canaria. Esta abundancia de recursos ha permitido la creación de rutas relacionadas con la riqueza vegetal del archipiélago canario: la Ruta Botánica y la Ruta de las Exportaciones.

El Jardín Secreto

Pero hay una sorpresa más. Como novedad, el parque suma ahora un nuevo contenido temático relacionado con el universo botánico canario: el Jardín Secreto. Lo que esconde es de lo más emocionante, más de 70 especies vegetales venenosas de todo el mundo, que se exponen a lo largo de los más de 1.500 metros cuadrados dedicados a este apartado.

Con este espacio, Pirámides de Güímar aumenta su oferta de ocio cultural y familiar. Nuestros hijos, y también nosotros mismos, podremos disfrutar y aprender con una colección que nos habla sobre los peligros a los que se ha enfrentado la humanidad, tanto en el pasado como en la actualidad.

A lo largo del itinerario, podremos informarnos gracias a los atractivos rótulos y paneles informativos, que nos explican los legendarios mitos y leyendas sobre el veneno. Aprenderemos también los usos medicinales de algunas especies, así como el grado de toxicidad y procedencia geográfica de los ejemplares.

La intención de este espacio es educativa, y con este propósito se ha concebido. A este respecto, podemos solicitar una visita guiada o la realización de una actividad didáctica. De esta forma, conseguiremos explotar al máximo las posibilidades que nos ofrece el Jardín Secreto.

La Ruta Botánica

No acaba aquí nuestro aprendizaje botánico. Como ya hemos avanzado, la Ruta Botánica es otro de los recorridos que podemos realizar en los jardines del parque. En esta ocasión, podremos contemplar especies endémicas del archipiélago. Algunas de ellas son exclusivas de las islas y otras existen también en otros archipiélagos atlánticos, como Madeira, Cabo Verde, Azores, Islas Salvajes y una parte de la costa africana. Muchas de estas plantas se originan por la naturaleza volcánica de las islas, junto con sus grandes alturas y variedad climática.

Presenciaremos especies canarias tan conocidas como el draco, la palmera canaria, el pino canario o el guaidyl. Obtendremos toda la información necesaria gracias a los paneles informativos.

Ruta de las Exportaciones

También muy divertida y educativa, la Ruta de las Exportaciones nos muestra productos que han sido objeto de exportación del archipiélago desde los tiempos de la conquista. Por ejemplo, la caña de azúcar, el vino, la cochinilla, el plátano y el tomate. Aparte de paneles sobre cada uno de estos productos, la información viene complementada con numerosas fotografías de época. Además, cada panel se ubica junto a la planta o elemento vegetal que fue importado. De esta forma, contamos con un ejemplo visual que nos ayuda a comprender la importancia de cada uno de estos elementos en la economía canaria.

Más cultura

La ruta cultural es una nueva oferta museística del parque, donde nos ofrecen información sobre numerosos aspectos de la cultura e historia del archipiélago. Nos mostrarán también aspectos asociados con la etnográfíca canaria durante los más de 500 años del archipiélago. Se dividen en contenidos temáticos, tales como Agricultura en Canarias, Artesanía en Canarias, Obtención y uso del agua en Canarias, Trajes tradicionales de las islas, Gofio, Mitología en Cnarias, Visitantes famosos en Tenerife, La conquista de Tenerife, Emigración en Canarias, Ganadería y Pesca, Deportes Autóctonos y Lagartos.

Rapa nui. Polinesia: supervivencia extrema

La Fundación Mata Ki Te Rangi (Isla de Pascua) ha desarrollado esta exposición, que nos cuenta una historia sorprendente de supervivencia y audacia. Una sociedad de La Polinesia, en la remota y pequeña Isla de Pascua, superó el aislamiento y el entorno empobrecido causado por la acción humana. Y lo hizo gracias al desarrollo de una cultura espectacular que se remonta a milenios.
Rapa Nui es la isla más aislada del planeta y su localización geográfica incide en que presente características físicas únicas, con una menor biodiversidad, donde los humanos establecen relaciones de riesgo con el medio ambiente. Por ello, esta exposición sirve de advertencia al presente por la acción destructiva del medio por parte del ser humano.

Familias y colegios

El Parque Etnográfico Pirámides de Güímar es una visita especialmente recomendada para familias, porque el principal objetivo del parque es ser un gran aula de aprendizaje, y como tal se ha concebido. Aquí, nuestros hijos no solo pasarán un día divertido, sino que, sobre todo, aprenderán aspectos básicos de un espacio único de un gran valor etnográfico. Se estimulará su aprendizaje y se fomentará su curiosidad por el origen de las civilizaciones, los contactos transoceánicos y, en general, se concienciarán de la importancia de conservar nuestro patrimonio cultural.

Además, el parque ofrece a los colegios la posibilidad de participar en distintos talleres, para que la visita sea aún más entretenida. Entre ellos, destaca el taller de pencas (realización de juguetes tradicionales con este material) o el de barro (donde los niños realizarán distintos sellos o pintaderas guanches), entre muchos otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *