Especial Canarias: Cómo divertirse en el paraíso. (Gran Canaria y Tenerife)

A 100 kilómetros de la costa africana, el archipiélago canario nos espera con su clima privilegiado y su innumerable oferta de ocio, cultural, deportiva y de congresos. Es una tierra de contrastes, un lugar de encuentro de culturas que nos espera con los brazos abiertos.

El clima, efectivamente, es uno de los grandes atractivos de la región. De tipo oceánico subtropical, la temperatura media anual supera los 20º C. Estas condiciones han propiciado que las islas tengan una envidiable riqueza biológica y paisajística.

Las siete islas que forman en archipélago tienen un origen volcánico y personalidades distintas y muy acusadas. Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife, La Gomera, La Palma y El Hierro están unidas por riquezas comunes pero todas nos aguardan con alguna sorpresa que quizás no esperábamos.

Gran Canaria

Si decimos que Gran Canaria es un continente en miniatura no es porque nos hayamos permitido una licencia poética, sino porque realmente se la conoce con ese sobrenombre. Y con justicia, porque la característica principal de esta isla es su diversidad paisajística, hasta el punto de que presenta características propias de todos los lugares del globo.

El clima suave es otro de los distintivos, compartidos en este caso con el resto del archipiélago. Las playas son excelentes con detalles de un exotismo que nos recuerda que, desde el punto de vista geográfico, estamos lejos de la sobriedad europea. Extensas, de arena fina y rubia con dunas inmensas, como la conocida Maspalomas y Playa del Inglés.

La playa de Las Canteras es la joya de la capital grancanaria, su mayor pulmón o espacio de ocio. De fina arena dorada, es de aguas tranquilas, al abrigo de la barra natural. Ubicada en la ciudad, dispone de todo tipo de servicios: policía, socorristas, balnearios, hamacas, paseo marítimo, cafeterías y restaurantes, duchas, aseos, buenas comunicaciones y alojamientos.

Igualmente atractiva para las familias es la playa de Puerto Rico, pues sus aguas son tranquilas, gracias a la protección del puerto deportivo. Se puede llegar a ella en guagua y cuenta con un equipamiento muy completo, que incluye zona de aparcamiento.
Las piscinas naturales son ideales para chapotear con nuestros hijos con toda la seguridad. Las Salinas se encuentran en la desembocadura del Barranco de Agaete, donde hay playa de piedras. En esta zona existen tres piscinas naturales interconectadas por canales que permiten a los bañistas nadar de una a otra. El Charco de San Lorenzo y Los Charcones acogen también piscinas naturales que nos harán pasar un día realmente divertido.

Sus espacios naturales son tan valiosos que el 43% de su territorio está protegido por la Ley de Espacios Naturales, lo que la ha hecho merecedora de la denominación de Reserva Mundial de la Biosfera que concede la UNESCO. No es para menos. De repente, podemos encontrarnos rodeados de maravillosos palmerales o sobre espectaculares paisajes que se extienden a nuestros pies. Los frondosos pinos canarios, que es un árbol endémico de Canarias, se interrumpen de pronto para dejar paso a paisajes casi extraterrestres: mantos negros de piedras volcánicas.

Si te gusta el senderismo, tienes a tu disposición los caminos reales que han sido recuperados y que forman parte del patrimonio histórico-cultural de la isla.

Tenerife

Un mar lleno de opciones es lo que encontraremos en Tenerife. Un lugar donde disfrutar de una extensa diversidad de playas con arenas de todos los colores, de los beneficios del sol y de la inmensidad de la costa.

Las Teresitas es la playa más popular de la capital tinerfeña. Es ideal para pasar un día en familia gracias a su fina arena rubia y un rompeolas que la protege de las corrientes y el oleaje. Dispone de servicios como aseos, zona de aparcamientos, duchas y hamacas. Además cuenta con puestos de Cruz Roja y de la Policía Local.

Ubicada entre las localidades turísticas de Los Cristianos y Las Américas, Las Vistas es una de las playas más extensas y animadas del sur de Tenerife. De aguas tranquilas, su arena es fina y rubia por su procedencia del fondo marino, y cuenta con los más completos servicios.

Playa de fina arena negra y aguas tranquilas, La Arena se sitúa en Puerto Santiago, junto a un pequeño enclave turístico dotado de equipamiento y servicios.

El municipio de Garachico, al norte de Tenerife, añade a sus muchos atractivos patrimoniales una original zona de baños formada por varias piscinas naturales, fruto de las caprichosas formas que originó el magma al contactar con el agua del mar tras la erupción del volcán Trevejo en el año 1706. Denominada El Caletón, la zona, situada frente a la Avenida Marítima, ofrece la posibilidad de disfrutar de un refrescante baño en un entorno excepcional, aunque no está de más atender siempre a las condiciones del mar, que aquí pueden incluir fuertes oleajes.

Ya que estamos pertrechados con nuestras toallas y protectores solares, no podemos perdernos las piscinas naturales de Tenerife. Bajamar es una de las más conocidas, y de las dos piscinas acondicionadas que tiene, una de ellas es especial para niños. También el Complejo Costa Martiánez cuenta con piscinas para los más pequeños. Y de mayor tamaño es el parque Marítimo César Manrique, en Santa Cruz de Tenerife, un complejo de ocio de 22.000 metros cuadrados compuesto por un conjunto de piscinas, algunas para niños. Por último El Caletón, en el municipio de Garachico, al norte de Tenerife, nos ofrece una zona de baños formada por varias piscinas naturales, fruto de las caprichosas formas que originó el magma al contactar con el agua del mar tras la erupción del volcán Trevejo.

Y del encanto de los mares y piscinas, podemos pasar a las elevaciones más formidables. Porque, como recordaremos a nuestros hijos, el Teide es el pico más alto de España, y se encuentra aquí, con sus 3.718 metros de altitud. Es solo uno de los muchos valores naturales que veremos en Tenerife, y que han merecido el reconocimiento más alto, al ser declarados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Hablamos de San Cristóbal de La Laguna y del Parque Nacional de Las Cañadas del Teide. El primero destaca por ser el primer ejemplo de ciudad no fortificada, y el segundo es un paisaje volcánico que sobresale por su riqueza y diversidad.

Precisamente, la diversidad es una de las características distintivas de Tenerife: desde el verde de los bosques de laurisilva, los viñedos y las extensiones de plataneras, hasta las playas de arena negra y amarilla o los enigmáticos parajes agrestes que ofrecen los diversos volcanes distribuidos a lo largo de su geografía.

Sigue nuestro Especial Canarias: Cuevas, Paisajes y Volcanes, Bosques y Parques Temáticos, El Hierro y La Gomera y La Palma, Lanzarote y Fuerteventura

3 comments

    • Viajar con Hijos
      Author

      ¡Genial! Muchas gracias por ofrecernos tu experiencia ;). Es bueno que el sector comience a darse cuenta del valor que tenemos las familias en el turismo 🙂

  1. Pingback: Especial Canarias: Cómo divertirse en el paraíso. (Cuevas, paisajes y volcanes) | Revista de viajes para disfrutar con la familia | Viajes con niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *