Canarias

Calas recónditas, extensas playas doradas, parajes volcánicos, bosques exóticos… Canarias es la tierra de los contrastes, una explosión de la naturaleza y una inspiración para afamados artistas que han dejado su huella en las diferentes islas. No en vano, son las islas afortunadas, una cita ineludible para el turista, que podrá hacer un recorrido tan completo como excitante a través de las siete islas que la conforman. La oferta es muy variada: mar, golf, ocio, naturaleza, congresos, relax, gastronomía. Vamos a descubrirla.

El exotismo de siete islas paradisíacas

Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, La Palma, La Gomera y El Hierro: todas diferentes, pero con el denominador común de ofrecer un turismo de excelente calidad, el más apropiado para quienes buscan exotismo con la garantía de un destino europeo. Cualquiera de las siete islas es perfecta para la evasión y el descanso, bondades que podremos disfrutar gracias a su clima templado durante todo el año, con una sorprendente media de 22 grados centígrados.

Las islas son de origen volcánico y se encuentran en el punto más al sur de Europa, a 100 kilómetros de las costas africanas, en la franja situada entre las zonas subtropical y templada. El archipiélago posee una superficie de 7.446 metros cuadrados y cuenta con algo más de 1.700.000 habitantes en todas sus islas. Sus características tan especiales, tanto geográficas como climáticas, le han dado una merecida fama de paraíso. No en vano, la naturaleza cobra una fuerza especial en las islas, y el turista avispado podrá disfrutar de ella activamente gracias a las múltiples posibilidades que se ofrecen, como senderismo, parapente, deportes náuticos o golf.

Y aún no hemos hablado del mar. En Canarias, tiene una importancia fundamental. Sus aguas mantienen una temperatura de entre 18 y 23 grados. De nuevo, la variedad es la norma. Podemos encontrar calas volcánicas de arena negra, acantilados gigantes, extensas dunas, playas tranquilas, grutas, piscinas naturales, charcos de pleamar, y siempre con unas aguas trasparentes y cristalinas. Nada mejor para tomarse unos días de relax y broncearse en cualquier época del año. Los más inquietos pueden hacer algo más que oscurecer la pigmentación de su piel. Hay muchas actividades que pueden realizarse en el mar. Por ejemplo, las costas canarias son perfectas para practicar la vela, gracias a los refrescantes alisios, que soplan con regularidad y además mantienen una temperatura agradable. Además, es posible practicar muchos más deportes acuáticos, desde surf, cursos de buceo o, incluso, existe la posibilidad de alquilar un curso de parascending.

Canarias es un destino perfecto para disfrutarlo en familia. Cada una de sus islas ofrece una posibilidad diferente, y nada mejor que el recorrido virtual que proponemos para disponer de todas las claves. En cada una de las islas que reseñamos a continuación, propondremos una actividad para realizar con nuestros hijos. De esta forma, tendremos la posibilidad de planear nuestro viaje antes de partir, ejercicio siempre recomendable.

El Hierro

Declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, el Hierro es de las pocas islas que conservan su autenticidad y valores naturales. Es la menor en extensión, con aproximadamente 278 kilómetros cuadrados y destaca por el contraste de sus paisajes tan diferentes. Tan pronto encontramos verdes pinares como auténticos bosques, costas rocosas o conos volcánicos. Los alojamientos rurales son especialmente acogedores en El Hierro, y podemos elegir desde el hotel más pequeño del mundo, hasta lujosos apartamentos cercano a las piscinas naturales de la isla. Las posibilidades para disfrutar son, en resumen, numerosas: senderos que pueden recorrerse tanto a pie como en bicicleta, fondos marinos espectaculares, los mencionados alojamientos rurales…

La actividad que proponemos para El Hierro es una ruta para recorrer a pie, conocido como Camino de Isora – Las playas. Existen otras rutas que pueden recorrerse con bicicleta o, incluso, rutas por carretera para disfrutarse en coche. Hemos escogido ésta, sin embargo, por las bellas vistas que se encuentran en el camino y por su corta duración, que la hace accesible para todos. La ruta cuenta con 3.531 metros y se estima una duración de 2 horas a la ida y 3 a la vuelta. El principio del sendero se encuentra en el Mirador de Isora, al que llegaremos atravesando el pueblo de Isora. La mayor parte del recorrido se hace descendiendo por un camino que bordea el barranco de Abra, donde nos iremos encontrando con bonitas vistas, como la panorámica de Las Playas. Atravesaremos pinares, cuevas y paisajes de retamas y vegetación costera, siempre con la oportunidad de disfrutar de estupendas vistas, gracias a que discurrimos por un paraje elevado. Finalmente, desembocamos en la carretera de Las Playas. El patronato de Turismo de El Hierro recomienda llevar prendas de abrigo, sombrero, una mochila con agua y frutos secos para el camino.

La Palma

Conocida como la isla bonita, La Palma es un remanso de paz y un placer para los sentidos. Sus espectaculares parajes naturales, la belleza de sus pueblos, sus frondosos bosques son algunas muestras de las maravillas de esta isla, que han evocado leyendas que aún hoy perduran. Es un lugar ideal para evadirse frente a refrescantes manantiales o en impresionantes barrancos, como el del Agua, donde se vive una experiencia diferente. Podemos, además, visitar enclaves mágicos, como el bosque de El Canal y los Tiles, con su red de senderos que podemos recorrer tanto a pie como a caballo o bicicleta; la Caldera de Taburiente, un paraje único que podemos divisar desde la altura de sus crestas; o el Roque de los Muchachos, uno de los observatorios de astrofísica más importantes del mundo, situado a 2,420 metros de altitud. Tenemos muchas más posibilidades en La Palma: centros artesanos, una estupenda gastronomía, alojamentos rurales, programas festivos…

La propuesta para La Palma es una visita cultural al Parque Arqueológico de Belmaco. Se trata un conjunto arqueológico formado por diez cuevas naturales de habitación y una magnífica estación de grabados rupestres. En estas cuevas vivían los benahoaritas, antiguos pobladores de Benahoare (nombre con el que se designaba a La Palma). En esta zona, se ha creado un interesante centro de interpretación, donde se puede descubrir el mundo aborigen a partir de los granados en piedra. Las salas de exposición e interpretación cuentan con maquetas, documentos fotográficos, elementos multimedia y reproducciones arqueológicas, que complementan e ilustran el contenido del Parque Arqueológico. Se encuentra en la Carretera Hoyo de Mazo a Fuencaliente, km 7 y tiene el siguiente horario: lunes a sábados: 10.00 – 18.00 h. Domingos: 10.00 – 14.00 h.

Tenerife

Bendecida por un clima templado y dotada de una naturaleza espectacular, como las anteriores, Tenerife es uno de los centros turísticos más importantes del país. Esta actividad ha dejado huella sobre todo en el sur, zona más cosmopolita y que dispone de modernas instalaciones para el ocio y una amplia oferta para los turistas. La zona norte, en cambio, conserva su ambiente tradicional. La isla conserva, junto a yacimientos arqueológicos del pasado guanche, un importante patrimonio histórico-artístico de carácter propio. Las casonas señoriales, haciendas y templos, las sencillas viviendas rurales cubiertas de teja son señas de identidad de la isla, entre las que destacan los balcones, que embellecen las fachadas y realzan los patios interiores. La naturaleza, como decimos, resulta de gran belleza en Tenerife, con 43 espacios naturales protegidos, y resulta impresionante mencionar Parque Nacional de El Teide, a cuyo pico se solo se puede acceder tras tramitar un permiso en la Oficina del Parque Nacional. Representativo es también el carnaval, conocido y admirado en todo el mundo.

Como actividad familiar, proponemos visitar el Museo de la Naturaleza y del Hombre. Tendremos la oportunidad de disfrutar con el potencial de contenidos, colecciones y conocimientos, acumulados durante décadas de investigación y trabajo científico, que aporta una rigurosa y amena visión de la riqueza natural de las Islas Canarias y de las poblaciones prehispánicas que en ellas habitaban. El visitante interesado puede realizar consultas relacionadas con la naturaleza y prehistoria de Canarias. El museo está ubicado en un edificio emblemático de la capital insular, el Antiguo Hospital Civil, ejemplo destacado de la arquitectura neoclásica de las islas. Cuenta con áreas de arqueología y ciencias naturales, además de una zona de tiendas y cafetería. El edificio se encuentra en la calle Fuente Morales, en el centro de Santa Cruz, a pocos minutos a pie de la Plaza de España, y el horario es de martes a domingo, de 9:00h a 19:00h.

Gran Canaria

Se dice de Gran Canaria que es un continente en miniatura, dado que contiene buena parte de los variados paisajes del Archipiélago, además de que posee una gran variabilidad climática. Está considerada como un gran parque temático, donde es posible tomar el sol, disfrutar del mar, descubrir la naturaleza, hacer deporte, jugar al golf y, cómo no, viajar con niños. Para ello, solo es necesario realizar un recorrido a través de sus 21 municipios, que nos ofrecen tradiciones culturales, microclimas y paisajes diversos. La característica física más emblemática de la Isla es su redondez, distorsionada por una pequeña península de unos 12 kilómetros cuadrados situada al nordeste (La Isleta) unida a la Isla por un istmo arenoso. Gran Canaria es un destino pensado para la familia, donde los más pequeños disponen de una variada oferta complementaria, con centros pensados para la diversión y con un contacto con la naturaleza para su disfrute. La mayoría de los hoteles y complejos extrahoteleros de la Isla disponen de servicios de guardería con personal especializado. La Isla dispone de varios parques, centros de entretenimiento y aulas de interpretación de la naturaleza, para que los niños aprendan disfrutando.

Un safari en camello es, quizás, la actividad más apropiada y característica en Gran Canaria. Las famosas Dunas de Maspalomas son el escenario para este divertido recorrido, donde pueden disfrutar tanto nuestros hijos como nosotros mismo, tanto por la experiencia de viajar en camello como por disfrutar de un paisaje digno de las películas de Lawrence de Arabia. También hay excursiones en camello cerca del pueblo de Fataga, donde tras una breve introducción sobre la vida de los camellos, ofrecen realizar una pequeña excursión a lomos de estos magníficos animales por el valle de Fataga, un espectáculo con camellos y una deliciosa comida.
Fuerteventura, Lanzarote y La Gomera

La isla tranquila, como es conocida por su carácter reposado, es la segunda isla en extensión del archipiélago. Con 13 espacios naturales protegidos, muestra su exotismo con palmeras y tarajales, y la apreciada aloe vera, con la que se elaboran productos cosméticos muy en boga en nuestros días. En Fuerteventura podemos apreciar paisajes singulares, como la conocida Montaña Tindaya, a la que los aborígenes atribuían propiedades mágicas y que hoy conserva restos de aquellos pobladores. Interesantes son también sus llanuras onduladas, que albergan molinos centenarios de gofio, un ingrediente que aún hoy se utiliza en la cocina tradicional. Los pueblos costeros despliegan todo su sabor tradicional, con una arquitectura típica que se pude observar en castillos, iglesias y ermitas.

Lanzarote es la más oriental de las Islas Canarias, y presenta los más sorprendentes parajes volcánicos, donde la mano del hombre ha sabido conjugar arte y naturaleza. César Manrique, el artista más universal de la isla, ha dejado un legado artístico convirtiendo desiertos de lava en auténticos oasis levantados a base de roca, agua y vegetación tropical. La isla ha sido declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO, y se ha convertido en referente mundial de la arquitectura natural, un ejemplo de cómo se pueden combinar modernidad tradición. Entre las muchas actividades que pueden realizarse en Lanzarote, destaca la Ruta de los Volcanes, en el Parque Nacional del Timanfaya, que puede recorrerse a pie o en bicicleta siguiendo sus hermosos senderos.

Inevitablemente ligada al Descubrimiento de América y los viajes colombinos, La Gomera es uno de los rincones de España más cargado de historia, como atestigua la Torre del Conde, que tuvo una gran importancia en la vida civil y militar del Archipiélago. Sus espacios naturales son impresionantes, y no debemos dejar de visitar el Parque Nacional de Garajonay, declarado Patrimonio de la Humanidad, un bosque de ensueño que llegó a cubrir toda la cuenca mediterránea. En La Gomera podemos relajarnos en alojamientos de gran calidad, así como disfrutar practicando el golf, muy cerca de pequeñas playas de gran belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *