Goierri. Esencia natural del País Vasco

 

El turismo sostenible es ya un imperativo dadas las exigencias que nos impone el propio planeta. En Goierri encontramos una sensibilidad especial en este sentido, donde la naturaleza y la cultura sorprende a cada paso.

Actividades en la naturaleza

Vamos a empezar hablando de la naturaleza de Goierri, sin duda uno de los principales motivos por los que merece la pena emprender esta aventura en las Basque Highlands. La región se encuentra entre los Parques Naturales de Aizkorri-Aratz y Aralar, cada uno de los cuales cuenta con su propio centro de interpretación situados en Zegama y Ataun.

En ellos podremos ver el acceso a los parques y conocer las actividades que podemos realizar en ellos, algunas de las cuales son perfectas para realizar en familia. Si solo queremos disfrutar de los paisajes, podemos pasear por ambos parques a pie o en coche.

Los amantes del senderismo disponemos de diversas rutas en las Basque Highlands: la Ruta del Queso y la Vía Verde. La primera transcurre a través de los Parques Naturales de Aralar y Aizkorri-Aratz a lo largo de 100 kilómetros divididos en seis etapas. Durante el camino podemos recuperar fuerzas en las queserías que nos encontraremos para degustar el queso Idiazabal y aprenderlo todo acerca de su elaboración.

La Vía Verde es el nexo entre Mutiloa y Ormaiztegi. Es perfecto si viajamos con niños pequeños ya que tiene unos 4 kilómetros y a lo largo de la ruta encontramos un juego de orientación para que los pequeños se diviertan. No os olvidéis que junto a la vía verde, podéis visitar el coto minero de Aizpea en Zerain.

Si queremos prolongar los juegos en familia podemos acercarnos a Segura y Zegama donde encontramos otros 6 recorridos de orientación de distintos niveles para pasar un rato muy divertido. Estos circuitos están situados en terrenos seguros y acotados para que los padres podamos vigilar con tranquilidad a nuestros hijos mientras juegan e incluso unirnos a ellos.

¿Que somos más de pedalear? En el Goierri existen dos carriles-bici de nivel moderado muy adecuados para recorrer en familia. Uno de ellos hace la ruta Legorreta – Ormaiztegi que tiene 13 kilómetros y se recorre en algo menos de una hora y el otro sigue el camino Legorreta – Zegama, con 20 kilómetros y una hora de duración.

Por último, disponemos de 10 distintas áreas recreativas en toda la región, tanto urbanas como de montaña, en las que hacer una pausa para descansar, tomar un tentempié o jugar.

Miradores para admirar los paisajes

¿Y qué mejor manera de admirar los paisajes de la región que visitar sus miradores y quedarnos sin aliento ante la visión de valles y montañas a nuestros pies?

Podemos comenzar en Altzaga, viendo el paisaje que hay junto a la ermita de Altzagarate y su virgen del siglo XV. Desde allí conduciremos hasta Gaintza para ver en primer plano el monte Txindoki y, subiendo por la carretera, el Parque Natural de Aralar, el Txindoki y las crestas del Aizkorri.

Ahora iremos hasta Lazkaomendi, donde tendremos otra perspectiva del Txindoki y el Parque Natural de Aralar. Desde allí podemos llegar al balcón del Goierri en Olaberria, Encontraremos las mejores vistas desde el monolito situado junto a la iglesia de San Juan Bautista.

En Zerain tenemos otro mirador desde el que contemplar distintos montes, como el Usurbe o los montes de Idiazabal. Junto a la sidrería Otatza, disfrutaremos de las maravillosas vistas del pueblo medieval de Segura.

Nuestro viaje termina en Gabiria, un pequeño y tranquilo pueblo de carácter rural desde el que contemplar una vista general de toda la comarca del Goierri.

Historia y cultura

Conocer la historia y la cultura de los sitios que visitamos nos ayuda a comprender su esencia y su razón de ser. A lo largo de nuestro viaje toparemos con museos, personajes históricos, monumentos y pueblos medievales que nos ayudarán a recorrer la historia de Goierri como la estuviéramos viviendo. El Museo José Miguel Barandiarán en Ataun está dedicado a este auténtico padre de la cultura y el folklore del País Vasco. Es muy recomendable si vamos con niños ya que está dedicado a la mitología vasca y a todos sus personajes.

En Beasain podemos recorrer el Conjunto Monumental de Igartza compuesto por un molino, una ferrería, el puente, el crucero y el palacio de los Igartza, una poderosa familia de la Edad Media. Muy cerca de allí se encuentra la fábrica CAF, de la que salen los trenes y metros de medio mundo, así como los AVE.

Viajaremos a la Edad Media en Segura al visitar su Centro de Interpretación Medieval, localizado en una villa fundada a mediados del siglo XIII y en el que podremos conocer cómo era la vida cotidiana en la Edad Media más allá de lo que vemos en las películas.

Vayamos a Ormaiztegi para visitar el Museo Zumalakarregi y conocer la vida del general carlista Tomás de Zumalakarregi y su hermano, el político liberal Miguel. A través de sus historias podremos descubrir la historia del País Vasco a lo largo del siglo XIX.

En Zerain tenemos toda una Montaña de Hierro en la que hallaremos el Museo Etnográfico, la antigua serrería hidráulica, una tienda de artesanía y la antigua cárcel del siglo XVIII, un viaje por la historia y tradiciones de la zona.

Para vivir una auténtica aventura podemos ir al Complejo Minero de Aizpea donde visitaremos una antigua explotación minera y caminaremos por sus galerías mientras aprendemos cómo se trabaja allí y cómo era la vida cotidiana de los mineros.

Además, por la región del Goierri pasa el Camino de Santiago, que se transforma en el Camino Real y supone una de las zonas con los paisajes más espectaculares del Camino. Como ejemplos mencionar tan solo el túnel de San Adrián y las montañas de las Basque Highlands.

Por todo ello no nos extraña que, en el año 2015, el Camino de Santiago del Norte fuera declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO al igual que el túnel de San Adrián, vía de comunicación entre Europa y Castilla en la Edad Media.

Para conocer más acerca de las costumbres de la zona podemos ir a Segura o a Zerain y descubrir el juego de bolos, una tradición vasca perfecta para compartir en familia o con amigos.

Allí, un experto bolari nos enseñará las reglas básicas para poder empezar a derribar bolos usando distintas técnicas. Tras la partida, podemos comentar las mejores jugadas con una merienda a base de queso y sidra.

Las sierras de Goierri

En la sierra de Aizkorri-Aratz encontraremos tanto llanuras de pastos como lomas cubiertas de vegetación. Los pastizales son aprovechados para pastorear ovejas en primavera y verano mientras distintas aves rapaces, forestales y de montaña surcan los cielos. Por allí se mueven animales como el gato montés o la marta.

La sierra de Aralar tiene un alto nivel de contrastes en su relieve: ríos, montes y manantiales que disfrutan animales como el águila real, el quebrantahuesos o el buitre leonado. En sus praderas veremos vacas, caballos y las famosas ovejas latxas de cuya leche se hace el famoso queso Idiazabal.

En esta zona se encuentra la cumbre del Txindoki o Larrunari, la cumbre más bella de la provincia de Gipuzkoa cuya silueta reconoceremos desde distintos puntos del Goierri a lo largo de nuestro viaje.

En el Aralar encontramos además la fascinante arquitectura megalítica tan abundante en todo el País Vasco. Aquí es donde se encontró el primer dolmen de Gipuzkoa y también donde se empezaron a excavar este tipo de estructuras.

Gastronomía tradicional

Dicen que en el norte siempre se come bien y en Goierri no encontraremos una excepción sino todo lo contrario. Para empezar, podemos hacer un viaje con el queso Idiazabal como protagonista: visitas a las txabolas de los pastores en las montañas y a las queserías, acudir al Centro de Interpretación de Degustación del queso Idiazabal… Todo ello acompañado de catas y maridajes con sidra, cerveza artesanal y txakoli.

Nuestra siguiente parada será el mercado de Ordizia, el más antiguo del País Vasco y que tiene lugar cada miércoles, ¡desde 1512! En este mercado se reúnen los habitantes de los caseríos de Goierri para vender sus propios productos por lo que es una ocasión inmejorable para alimentos frescos y caseros.

Otros deliciosos productos que tenemos que disfrutar en Goierri son las famosas morcillas de Beasain y el mondeju, un embutido único de esta región. Para poner el broche a la comida podemos elegir entre dos postres de la zona: la tarta de Segura y las pastas de nueces de Zegama.

Pero aún hay más oportunidades de disfrutar de la gastronomía de Goierri ya que a lo largo de todo el año se celebran distintas ferias gastronómicas y, además, podemos acudir a D’elikatuz, el Centro de Interpretación de la Alimentación y la Gastronomía.

www.goierriturismo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *