Cáceres. Un itinerario por su naturaleza y cultura

Aquellos que visitan la provincia de Cáceres no dejan de sorprenderse al descubrir una tierra fértil, llena de contrastes y variedad de paisajes. Una tierra afortunada por haber sabido conservar, prácticamente intactos, los espacios naturales y los vestigios que las diferentes culturas legaron a lo largo del tiempo.

Comenzamos nuestro itinerario por la capital de provincia, Cáceres, Patrimonio de la Humanidad, que encierra en sus murallas la magia de la Edad Media y del Renacimiento. Sus calles guardan leyendas e historias pasadas que vuelven a cobrar vida de manos de algún grupo de animación, haciendo disfrutar a grandes y pequeños.

En pleno corazón de la Ciudad Monumental se encuentra el Centro de Interpretación de las Comarcas, en el Palacio de Carvajal, sede del Servicio de Turismo de Diputación de Cáceres, donde conseguir información detallada de la ciudad y provincia. El Museo Provincial muestra un repaso por la Prehistoria y la Historia, así como colecciones de cultura tradicional. Lo más llamativo, el aljibe almohade, está ubicado bajo el patio y es visitable. El Centro Virtual de la Semana Santa, de Interés Turístico Internacional, es otro de los lugares a destacar.

Deportes al aire libre

La comarca de Montánchez-Tamuja es una de las mejores zonas para practicar deportes al aire libre: parapente desde la Sierra de San Cristóbal, rutas en bicicleta, senderismo y avistamiento de aves. En Sierra de Fuentes se ubica el Centro de Recuperación de Animales Salvajes, y el Aula Apícola “El Viejo Valle”, dedicada a la abeja y su entorno. Pero si queremos hacernos una idea de todo lo que encierra esta comarca, entonces hay que visitar las “7 Maravillas de la comarca” y degustar los exquisitos jamones “Dehesa de Extremadura”, Denominación de Origen protegida (D.O.P.), acompañados de un buen vino de pitarra o de un Ribera del Guadiana, D.O.P.

Tajo-Salor-Almonte es la comarca donde nace la deliciosa Torta del Casar D.O.P. Es recomendable visitar una de las queserías para conocer el proceso de elaboración de este queso de oveja. Otra opción es visitar el Monumento Natural de Los Barruecos, en Malpartida de Cáceres. Este paraje protegido destaca por el paisaje, formado por grandes rocas de granito que rodean una gran charca donde hoy se concentra numerosa fauna, sobre todo aves, y entre ellas, las cigüeñas blancas, que forman en Malpartida y en los Barruecos una de las colonias más numerosas de Extremadura.

Pero en Los Barruecos también se encuentra el Museo Vostell, del artista alemán y residente en Extremadura, Wolf Vostell. No hay que marcharse de esta comarca sin visitar el Puente Romano de Alcántara, obra de ingeniería única en el mundo del siglo II después de Cristo.

Limitando con Cáceres y en La Raya con Portugal se encuentra la comarca de Sierra de San Pedro. El río Tajo da nombre al Parque Natural Tajo Internacional que, junto con sus afluentes, los ríos Erjas, Salor y Séver, recorren este espacio que se extiende hasta Portugal. La cercanía del Atlántico hace que el Parque esté formado por un bosque mediterráneo diferente, con una flora muy variada.

Pueblos y culturas

La fauna también es abundante y pueden verse grandes rapaces. Desde hace más de un año un barco con itinerarios establecidos ofrece la posibilidad de navegar por el Tajo. En estas tierras han vivido, desde la antigüedad, numerosos pueblos y culturas. Fue en la Prehistoria cuando nos legaron los dólmenes. Valencia de Alcántara es la localidad donde informarse sobre la Ruta de los Dólmenes. También son visitables, en Santiago de Alcántara, el Museo y Centro de Interpretación del Megalitismo y el Centro de Interpretación de la Naturaleza “El Péndere”, que está ligado al Parque Natural Tajo Internacional y te enseñará la fauna y flora de la comarca.

En Miajadas-Trujillo destacan, además de los espacios protegidos donde avistar aves, la localidad de Trujillo, lugar de nacimiento de importantes conquistadores como Francisco Pizarro, cuya escultura en bronce preside la Plaza Mayor de este municipio. Merece la pena perderse por las calles de Trujillo y visitar sus palacios, levantados en muchas ocasiones con el oro de América. Igualmente, todos los años, a principios de mayo, tiene lugar la Feria Nacional del Queso, la mejor oportunidad para degustar sabrosos quesos nacionales e internacionales.

En Villuercas-Ibores-Jara descubrirás una flora y fauna original y diferentes paisajes de valles y crestas, cuevas, bosques, que hicieron que en 2011 se reconociera como Geoparque Villuercas-Ibores-Jara.

Lugares de gran interés

Este territorio guarda otros lugares geológicos de gran interés, como la Cueva de Castañar de Ibor. En el Geoparque se puede realizar Geocaching, un juego familiar al aire libre para descubrir tesoros (http: geovilluercas.blogspot.com.es). Hay Centros de Interpretación en Logrosán, Cañamero y Castañar de Ibor, donde informarán de todo lo que se puede descubrir en la zona. En Cañamero, puede visitarse alguna bodega para aprender el proceso de elaboración del vino. Desde el punto de vista cultural, son destacables la Puebla de Guadalupe y su arquitectura popular, así como el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, que acoge a la Patrona de Extremadura y es Patrimonio de la Humanidad, dos puntos fuertes que no debemos obviar en la visita a esta comarca. Se pueden degustar ricos quesos de cabra, como el Queso Ibores D.O.P., en sus versiones con y sin pimentón.

Campo Arañuelo se extiende desde las tierras fértiles del Tiétar y Tajo hasta Monfragüe. Caminar por esta comarca permite ver paisajes de montañas, dehesas y campos de cultivos que están regados por arroyos y embalses. Algunas localidades pertenecen al Parque Nacional de Monfragüe y Reserva de la Biosfera, como Casas de Miravete, Romangordo, Toril o Serrejón.

En Toril, es interesante visitar el Centro de Interpretación “Pórtico de Monfragüe” y en Romangordo, el Ecomuseo del Tío Cáscoles, ejemplo de vivienda tradicional de la zona. En Romangordo se encuentra la Casa de los Aromas, un Centro de Educación Ambiental. En el Centro de Interpretación y en el Taller de las Esencias se explican las plantas aromáticas y medicinales y se pueden crear esencias y jabones artesanales. Para aquellos aficionados al golf, hay dos campos en la comarca, uno en Talayuela y otro en la Isla de Valdecañas.

El Hotel de la Risa, situado en el Pinar de Talayuela, es uno de los proyectos más innovadores de la región, un espacio para la diversión, ubicado en medio de la naturaleza, que recrea las dependencias de las que dispone cualquier instalación hostelera y las personas que se ocupan de las mismas pero desde su particular punto de vista, donde la diversión y el sentido del humor están garantizados.

Reserva de la Biosfera

Monfragüe, comarca situada en el corazón de la provincia cacereña, es conocida, fundamentalmente, por el Parque Nacional y Reserva de la Biosfera. Se trata del primer y único Parque Nacional de Extremadura, que destaca por la variedad de vegetación, su flora y fauna, así como por el interés geomorfológico. Cuatro son los ecosistemas que se pueden apreciar en Monfragüe: roquedo, acuático, bosque mediterráneo y matorral y la dehesa.

El Parque de Monfragüe se ha convertido en el refugio de numerosos animales protegidos, entre ellos, los buitres leonados, buitres negros, cigüeñas negras, águila imperial, etc. Son varios los senderos señalizados en el Parque. El Centro de Recepción de Visitantes está en Villarreal de San Carlos, punto informativo donde aportan detalles sobre este espacio natural y las rutas señalizadas, así como de los diferentes miradores existentes para el avistamiento de aves.

Plasencia, además de su centro histórico, cuenta con dos parques, el de Los Pinos, donde además de pasear se puede dar de comer a patos, ocas, pavos, …y el de La Isla, un espacio natural atravesado por el río Jerte, con zonas de arboleda donde practicar deportes acuáticos como el piragüismo o el remo.

En el Museo Etnográfico “Pérez Enciso”, las colecciones muestran los modos tradicionales de vida y las costumbres. En agosto se puede disfrutar del Martes Mayor, un mercado tradicional de frutas y artesanía donde se organizan actividades y concursos de tamborileros. En agosto se celebra también el Festival Internacional de Música Folk.

El Valle del Alagón está recorrido por el río Alagón, afluente del Tajo y por numerosos riachuelos y arroyos. El Sendero de los Rebollares es una de las actividades que pueden realizarse en familia, sobre todo si es otoño porque la ruta, que une las poblaciones de Aceituna y Montehermoso, recorre un precioso bosque de hoja caduca, con una vegetación donde predominan los colores verdes, ocres y rojizos. Este sendero de 14 km. puede recorrerse en bicicleta, caminando o a caballo. Igualmente se puede realizar alguna ruta en el espacio natural de los Canchos de Ramiro. El Centro de Interpretación de la Vía de la Plata trata sobre la calzada romana, que recorre esta comarca. En Coria, además de visitar la catedral, es interesante subir a la torre para tener una vista panorámica de la ciudad y su entorno.

Atractivos naturales

Una de las comarcas atractivas de la provincia es el Valle del Ambroz. Ubicada a los pies de la Sierra de Gredos, el pintoresco paisaje muestra en invierno las montañas nevadas; en los bosques, que en otoño regalan bellos colores: ocres, verdes, rojos… y en las llanuras y dehesas, donde pasta el ganado, sin olvidar los campos de cultivos y frutales.

Uno de los grandes atractivos de la comarca es el Castañar de los Gallegos, en Hervás, un precioso bosque de castaños, de los más importantes de Europa, que invita a realizar rutas de senderismo. En el Castañar de San Andrés, también en Hervás, hay merenderos donde almorzar disfrutando del entorno. El Barrio Judío de Hervás ha sabido mantenerse casi intacto con paso del tiempo y se convierte, todos los años, en verano, en el escenario perfecto para representar la obra teatral de Los Conversos, una fiesta cada vez más conocida y donde los actores son habitantes de Hervás.

También es recomendable visitar el Centro de Interpretación General de la Vía de la Plata que se encuentra en Baños de Montemayor, localidad donde está uno de los balnearios romanos más conocidos de Extremadura. En sus calles se pueden adquirir productos artesanales realizados en mimbre o en madera de castaño. Todos los años, entre octubre y noviembre, se realiza en el Valle del Ambroz la Fiesta del Otoño Mágico, con actividades repartidas por toda la comarca: talleres artesanales, teatro, concursos de fotografía y pesca, rutas de senderismo, mercados, conciertos… Para aquellos amantes de los coches y las motos, tienen en Hervás el Museo de la Moto y el Coche Clásico.

El Valle del Jerte es una de las comarcas más conocidas, sobre todo, por la floración, cada primavera, de los miles de cerezos que pueblan el Valle y que ha dado lugar a la Fiesta de Interés Turístico Nacional del Cerezo en Flor. La Picota es la variedad de cerezas más representativa que cuenta con D.O.P. En el Valle se puede disfrutar del baño en las piscinas naturales repartidas a lo largo del río Jerte. Uno de los parajes más reconocidos es la Garganta de los Infiernos, a la que se puede acceder realizando una ruta de senderismo. Esta Reserva Natural está formada por pilones que ha excavado el agua de manera natural y que facilitan el baño.

Se puede visitar el Centro de Interpretación de la Fauna y la Flora de la Reserva Natural. En enero, durante la celebración de San Sebastián, Piornal, el pueblo más elevado de la provincia de Cáceres, celebra El Jarramplas, Fiesta de Interés Turístico Regional. El pueblo lanza nabos a Jarramplas, un personaje mitológico que pasea por las calles de la localidad mientras toca el tambor.

En La Vera, comarca del norte cacereño, se puede disfrutar de los paisajes y pueblos pintorescos, con casas típicas, realizadas en madera, barro y piedra. De visita obligada son Garganta la Olla, Cuacos de Yuste, Valverde, Villanueva y Pasarón de la Vera, declaradas Conjuntos Históricos.

Rutas de senderismo

Por supuesto, uno de los hitos de interés en esta comarca es el Monasterio de Yuste, última morada del emperador Carlos V. Otros puntos fuertes de la comarca es degustar la exquisita gastronomía, sin olvidar el afamado Pimentón de la Vera, D.O.P. El Museo y el Centro de Interpretación del Pimentón, en Jaraíz de la Vera, te enseñará el proceso de elaboración y las clases de pimentón que existen.

En la Vera se pueden realizar rutas de senderismo a pie, a caballo o en bicicleta, en verano, disfrutar de las numerosas gargantas y piscinas naturales, o vivir las Fiestas de Interés Turístico: el Peropalo, los Empalaos o los Escobazos.

En la comarca de Sierra de Gata hay interesantes lugares donde disfrutar de la naturaleza, bien realizando rutas de senderismo, disfrutando de las piscinas naturales o descubriendo restos de castillos y pueblecitos declarados Conjunto Histórico-Artístico.

Una de las rutas de senderismo más interesantes es la subida al Castillo de Trevejo, en Villamiel, algo más de 3 km. por un camino fácil y cuya recompensa es disfrutar de las bonitas vistas de la Sierra. El agua está presente en numerosos arroyos y piscinas naturales o en el embalse de Borbollón, costa dulce donde habitan numerosas aves, siendo las grullas las más representativas pues vienen desde el norte de Europa a pasar el invierno a España y la mayoría lo hacen en Sierra de Gata.

Las Hurdes, una de las comarcas donde más lluvias se registran al año tiene un paisaje siempre verde, matizado por los campos de frutales, olivos y cerezos. Existen numerosas piscinas naturales y saltos de agua, miradores desde donde observar la comarca y el avistamiento de aves, más de treinta rutas para realizar a pie, en coche o bicicleta, pertenecientes a la Red de Senderos, como la del Chorro de la Miacera, en El Gasco o la ruta del Meandro del río Alagón, en Riomalo de Abajo. En esta localidad también hay un Volcán, Lugar de Interés Científico, al que acceder realizando una ruta. Los Centros de Interpretación como el de La Casa Hurdana, en el Gasco, muestran una aproximación de las costumbres y modos de vida de los hurdanos. En esta comarca se producen alimentos como la miel y el polen.

Finalizamos nuestro itinerario por la provincia de Cáceres en Tierras de Granadilla y los restos de la antigua ciudad romana de Cáparra y su Centro de Interpretación, el embalse de Gabriel y Galán, donde practicar deportes acuáticos y el pueblo de Granadilla, abandonado en los años sesenta del pasado siglo cuando se construyó el embalse. En este pueblo han trabajado desde hace décadas, talleres y grupos de escolares, reconstruyendo las casas.

Más info: www.turismocaceres.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *