Euskadi. En busca de las mejores experiencias en familia

 

En otoño y en invierno Euskadi nos recibe con los brazos abiertos y también con un montón de sorpresas y experiencias que descubrir juntos. Disfrutaremos de actividades pensadas para familias con hijos en las que nos encontraremos en un entorno natural único. Tradiciones, cultura, historias y leyendas nos esperan en Euskadi.

Bilbao

Si empezamos por Bilbao nos dirigiremos hacia el Itsasmuseum y al Museo Guggenheim, ambos con talleres especiales para familias con hijos en los que aprenderemos arte y cultura todos juntos. También nos podemos divertir subiendo al funicular de Artxanda para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad desde el aire.

Pero Bilbao, además de por tierra y aire también se puede visitar por agua gracias a Bilboats, donde nos harán una ruta por la ciudad siguiendo la Ría. Por último, si preferimos algo más dinámico, en Tourné Bilbao nos llevarán de paseo por Bilbao para conocer la ciudad sobre ruedas.

Y para reponer fuerzas no queda otro remedio que rendirnos ante la gastronomía bilbaína en restaurantes como el Bistró Guggenheim o el Larruzz, donde las familias con hijos siempre somos bien recibidos y cuentan con menús que nos gustarán a todos.

Donostia-San Sebastián

La diversión puede comenzar en el Museo de la Ciencia Eureka!, un museo interactivo en el que los niños podrán tocar y curiosear y que además cuenta con un increíble planetario y una sala de simuladores de la que nuestros hijos no querrán salir. También podemos ir al Aquarium y al Euskal Itsas Museoa, el Museo Marítimo Vasco, donde aprenderlo todo acerca del mar y los barcos.

Seguimos en el parque de atracciones Monte Igeldo para disfrutar de un poco de adrenalina y, después, divisar Donosti desde el aire y relajarnos con las vistas antes de volver a coger el funicular.

Y para que los niños se acerquen al arte y aprendan a valorarlo y a disfrutarlo, lo más recomendable es una visita al Museo Chillida Leku y a sus actividades de danza, música, teatro, artes plásticas y demás para familias.

Vitoria-Gasteiz

Comenzamos nuestro paso por la ciudad con una visita a la Catedral de Santa María de Vitoria, un monumento en el que las familias con hijos tenemos cabida a través de diversas actividades pensadas para nosotros como rutas guiadas especiales para niños, explicaciones audiovisuales, talleres, cuentacuentos, etcétera.

La siguiente parada podría ser Ataria, el Centro de Interpretación de los Humedales de Salburua. Allí pasearemos por un entorno natural espectacular rodeados de flora y fauna autóctona y con la posibilidad de disfrutar de actividades como avistar aves, ver ciervos en la balsa de Arkaute o conducir un tándem todos juntos.

También en Vitoria podemos disfrutar del arte en el museo del arte Artium y sus talleres para familias en los que nuestros hijos experimentarán con distintas técnicas de pintura siempre en torno a obras expuestas en el museo.

Y tras tanto movimiento, podemos comer en Olarizu o en la Pizzería Dolomiti, los mejores restaurantes family friendly de la ciudad para que todos encontremos en el menú algo que nos guste.

No olvidemos los valles y pueblos…

Es innegable que las ciudades nos ofrecen ocio y cultura en ingentes cantidades pero también recomendamos hacer incursiones hacia los pueblos costeros y los valles del interior, garantes de la tradición y la esencia más profunda de Euskadi. Allí podremos disfrutar tanto los niños como los adultos y, además, al tratarse de un territorio pequeño no tendremos que hacer grandes desplazamientos.

Comenzamos visitando el valle de Añana (Álava). En el Valle Salado podremos hacer visitas y talleres para conocer la historia y la importancia de la sal de ese lugar y, además, descubrir la flora y la fauna asociadas a ella.

También iremos al Museo del Agua donde nuestros hijos recibirán educación medioambiental de una forma divertida y después, a Aventura Sobrón, un parque de aventuras en el que derrochar energía y disfrutar de un subidón de adrenalina. Por último, visitaremos el Castillo de Portilla cuya historia se remonta más de 1000 años.

Pasemos ahora a Tolosaldea (Gipuzkoa). El primer sitio al que iremos será Topic, el Centro Internacional del Títere de Tolosa, un lugar lleno de magia en el que no solo asistiremos a espectáculos de títeres sino también a visitas y talleres relacionados con ellos.

Otra parada es el Printza Abentura, un parque de aventuras en los árboles donde nuestros hijos pondrán a prueba su agilidad deslizándose por las tirolinas, trepando por las ramas, cruzando puentes…

Y como habremos hecho hambre, el siguiente paso es ir al restaurante Larraitz Gain donde podremos disfrutar en familia de la mejor cocina tradicional de la zona. Además, cuenta con una zona de recreo para que los niños jueguen, menú infantil y cambiador de bebés en los aseos por lo que es el sitio ideal para descansar en nuestras vacaciones familiares.

El siguiente destino es Encartaciones (Bizkaia). Visitaremos el Museo Dolomitas para comprender el pasado industrial de la zona y ver cómo funcionaban las minas a principios del siglo XX.

Seguimos bajo tierra y visitamos las Cuevas de Pozalagua, una auténtica catedral subterránea donde nos maravillaremos con las estalactitas y estalagmitas y, sobre todo, con las estalactitas excéntricas, algo poco frecuente de ver.

Salgamos al exterior para visitar Karpin Fauna, un centro de acogida de fauna silvestre. Allí, los niños no solo verán un montón de animales sino que también sabrán por qué están ahí y por qué es importante cuidar el entorno y el medio ambiente.

Euskadi y sus tradiciones

No podemos dejar a un lado la importancia del mar en Euskadi: marinos, exploradores, arrantzales (pescadores vascos)… Para ello podemos visitar el Museo Mater y Albaola en Pasaia o el increíble Faro de Santa Katalina en Lekeitio.

Ya tierra adentro nos encontraremos con los caseríos, los pastores y los centros de producción artesanal de alimentos como Igaralde – El Rincón del Pan en Legazpi o el Caserío Museo Igartubeiti en Ezkio-Itxaso.

También contamos con visitas teatralizadas para familias con hijos a impresionantes castillos medievales y misteriosas cuevas prehistóricas. Además, viajaremos al Imperio Romano en el Museo Romno de Oiasso en Irún. Podemos visitar el Centro de la Música Popular y el Coto Minero de Arditurri en Oiartzun.

Diversión en la naturaleza

Las empresas de turismo activo, como Rioja Alavesa Turismo, nos permiten practicar deportes como paseos en moto eléctrica, navegar en kayak o gymkhanas en familia. También hay parques de aventura en la naturaleza, como Hontza Extrem.

Si preferimos el agua contamos con escuelas de surf, como Essus Surf Eskolal, y empresas de actividades acuáticas y paseos en velero, como Navegavela. Por tierra tenemos rutas de cicloturismo con BRT Bizkairoute y rutas de senderismo por el monte Aitzkorri o el Goerbeia. También podemos visitar centros de interpretación de la fauna y la flora como Ekoetxeas de Urdaibai, Azpeitia, Txingudi, Meatzaldea o Peñas Negras.

La mejor gastronomía vasca

Una de las formas de conocer la mejor gastronomía vasca es acercarnos a una bodega de Txakoli como Talaiberri en Zarautz o a alguna de las sidrerías que ofrecen visitas guiadas con niños y talleres para familias. Un ejemplo es la Sagardoetxea, el Museo de la Sidra Vasca, la sidrería Ola Sagardotegia, Petritegi o Añota.

Si somos amantes del vino, en especial del que se produce en La Rioja Alavesa, podemos acudir a una de las bodegas que se preocupan por acercar la cultura del vino a los más pequeños de la casa: actividades familiares en época de vendimia, aprender a diseñar la etiqueta de una botella para llevarla a casa de recuerdo, degustación de mosto… Algunas de estas bodegas son Lozano, Amador García o el Museo del Vino Villa Lucía.

Alojamiento para familias

En Euskadi encontramos alojamientos de todo tipo según nuestros gustos y necesidades. Todos aquellos dentro del club Euskadi Turismo Familiar cumplen unos mínimos de calidad en cuanto a instalaciones, seguridad, servicios, gestión, etcétera enfocados a las familias. Algunas de las características que podemos disfrutar son habitaciones comunicadas, camas supletorias, cunas, tronas…

En Bilbao contamos con Casual Gurea Bilbao en pleno casco antiguo de la ciudad. En Donostia-San Sebastián tenemos el NH Arantzazu cerca de la playa de Ondarreta. El Silken Amara Plaza destaca por sus servicios: cama adicional, menú infantil, servicio de canguro… Ya en Vitoria-Gasteiz tenemos los Jardines de Uleta con espacios preparados en especial para los niños y el NH Canciller Ayala Victoria, en el centro de la ciudad.

Si preferimos alojarnos en el interior tenemos el Hotel Bide-Bide en Tolosa, con habitaciones comunicadas y una cocina casera deliciosa. El Hotel Sercotel Villa de Laguardia incluye piscina y spa family friendly. El Hotel Larrañaga en Urrestilla es un caserío del siglo XVIII lleno de encanto en el que pasar nuestras vacaciones. Por último tenemos el B&B Donostia-San Sebastián con servicios especiales para familias.

En la costa tenemos el Hotel Atalaia con amplios espacios para familias y el Hotel Río Bidasoa con una piscina que encanta a los niños. El Hotel San Prudentzio está rodeado de viñedos y es perfecto si buscamos un paraje tranquilo.

Por último, en cuanto a alojamientos rurales contamos con la Casa Rural La Granja de Vitoria con animales y huerto y la Casa Rural Lecea y Alianzas, un antiguo palacio del siglo XVI. Si preferimos campings y albergues tenemos un camping en Zumaia y el albergue Beizamako Ostatua.

turismo.euskadi.eus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *