Costa Adeje: Un destino indispensable para unas vacaciones perfectas

Costa Adeje, en el Sur de la Isla de Tenerife y a sólo dos horas y media de la Península, posee uno de los mejores climas del mundo con temperaturas que se sitúan en una media de 24 grados. 17 playas, espacios naturales protegidos, parques temáticos galardonados mundialmente, deporte, hoteles familiares, diversión, ocio y lujo complementan un destino indispensable para pasarlo en familia.

En Costa Adeje hay alternativas para quienes quieren disfrutar de su descanso en familia, con su pareja o en solitario, combinando la tranquilidad de disfrutar del sol y la playa, con aventuras como montar en helicóptero, tirarse en parapente o visitar los maravillosos fondos submarinos para ver tortugas, ballenas y delfines.

La planta hotelera de Costa Adeje es una de las más modernas, variadas y de mayor calidad de Europa. Las experiencias que se lleva el turista que visita Costa Adeje son de todo tipo aunque hay que destacar aquellas que tienen que ver con la naturaleza. La orografía del lugar hace que vaya ascendiendo desde las playas hasta el Parque Nacional de las Cañadas del Teide en una suave pendiente salpicada de barrancos y rincones preciosos para practicar el senderismo, el mountain bike o las rutas a caballo.

xBVYQj7

Pensando en las familias

La familia es la prioridad en Costa Adeje donde los espacios, infraestructuras y servicios giran en torno a ella. Los 24 grados de temperatura estables le garantizan a los padres y madres el disfrute durante todo el año de las 17 playas que salpican el litoral de Costa Adeje. Dos grandes parques acuáticos y servicios en los propios hoteles personalizados para los menudos, son la clave para que toda la familia pueda gozar de las vacaciones en Costa Adeje.

La familia ha sido uno de los pilares sobre los que se ha construido el concepto más novedoso en los establecimientos hoteleros con la creación de las “Villas”. Espacios de alto standing que garantizan la privacidad familiar en un entorno de lujo con piscina exclusiva, limusina, y otros servicios como mayordomía o paseos en yate privados. Todos los establecimientos hoteleros de Costa Adeje cuentan con animadores para los pequeños con actividades que suelen estar segmentadas por edades y  con criterios y actividades destinadas a la concienciación medioambiental.

pgMlf7L

El agua como protagonista

El agua es sin duda protagonista si se viaja en familia, ya sea en el mar o en los parques acuáticos, este medio será la diversión para todos. Siam Park está considerado el mayor parque acuático climatizado al aire libre de Europa, y su calidad y diversidad de atracciones le han valido diversos reconocimientos y premios nacionales e internacionales, como el galardón al mejor parque acuático del mundo para Tryp Advisor.  El parque acuático Aqualand se ha especializado en su espectáculo para niños y adultos que pueden tirarse por sus cientos de toboganes o iniciarse en el agua en la zona diseñada exclusivamente para bebés y niños muy pequeños.

El mar ofrece oportunidades de ocio tanto para los pequeñitos como para los más adolescentes con deportes como el parascending, kajak, motos acuáticas o el surf. La familia también dispone de actividades para realizar de forma conjunta como el paseo en barco o velero, saliendo de Puerto Colón, para ver la colonia de ballenas y delfines que vive permanentemente en las aguas de este lado del litoral.

Los fondos marinos se pueden visitar con experiencias de submarinismo cuyo máximo exponente lo encontramos en el Aula Marina de El Puertito, donde además de ver las maravillas subacuáticas, los turistas pueden aprender sobre los proyectos de investigación y rescate de la fauna y flora submarina.

Si el mar o los parques acuáticos proporcionan diversión a toda la familia, los spas también rinden honor al agua con sus decenas de piscinas, tratamientos y experiencias. Toda una oda al descanso y a la relajación donde pequeños y grandes tienen su espacio y su tiempo.

rZiqiKm

Aprender durante las vacaciones

Un viaje es una oportunidad única y especial para que la familia refuerce sus lazos de unión, son momentos para compartir, para disfrutar pero también para seguir aprendiendo, para enriquecerse tanto en conocimientos como en valores. En este sentido, Costa Adeje le da la posibilidad de poner en valor la historia y el patrimonio del lugar, para que todos pero especialmente los niños y adolescentes conozcan el sitio en el que están de vacaciones.

Las rutas a pie, a lomos de un caballo o en mountain bike, son algunas de las ofertas que se pueden realizar en familia en Costa Adeje para conocer el espacio natural. Con más del 45% del territorio protegido, el destino es ideal para practicar el senderismo con seguridad en los caminos señalizados como el que une los núcleos de Ifonche y Taucho.

Asimismo, el caserío de Taucho, que también fue nombrado BIC como Conjunto Histórico, es un enclave recomendable para visitar ya que es un núcleo rural de gran interés histórico y etnográfico, y corresponde a uno de los asentamientos más antiguos de la zona de medianías de Tenerife.

Si el patrimonio tangible es digno de conocer y visitar, no lo son menos sus fiestas más tradicionales que aportarán a los jóvenes de la casa la oportunidad de conocer otras formas y costumbres. Dependiendo de la época del año en la que se viaje, en cada momento hay citas con las tradiciones: la cita obligada en enero es la fiesta de San Sebastián, una celebración con el patrono de los ganaderos y agricultores que congrega cada año a miles de personas a la orilla de la Playa de La Enramada; la Semana Santa tiene un encanto especial en Adeje porque se combina el fervor religioso con actividades culturales y la representación de La Pasión más conocida de todo el Archipiélago. En octubre son las fiestas principales del municipio, la Navidad también congrega a miles de personas en torno a las actividades culturales, religiosas y las celebraciones tradicionales, como el baile de fin de año y así durante los 12 meses.

En definitiva, viajar con toda la familia es divertido porque ayuda a enriquecer las experiencias compartidas y quedan recuerdos para toda la vida. Aunque ciertamente el desplazamiento suele ser un tema dificultoso, especialmente si es con niños pequeños. La suerte de Costa Adeje es que está apenas a dos horas y media desde la península, y los hoteles se encuentran a menos de 20 minutos del aeropuerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *