Girona: Preparados para el turismo familiar

Con una amplia oferta cultural, de naturaleza, de compras, comercio y gastronomía, Girona es una de esas ciudades indispensables para unas vacaciones familiares. Su variedad de recursos y actividades la hacen especialmente interesante para quienes viajamos con hijos.

Un barrio judío con mucha historia 

El patrimonio de Girona, así como sus tradiciones, brillan con fuerza y bien merecen un poco de nuestro tiempo. En cuanto a elementos patrimoniales, la ciudad destaca por tener uno de los barrios judíos mejor conservados, así como también por su Catedral, construida al final de una gran escalinata barroca. Os encantará visitarla, porque en ella podréis admirar la nave más grande del mundo gótico (s XV-XVI).

Otros monumentos destacables son la basílica de Sant Fèlix, el monasterio de Sant Pere Galligants, los Baños Árabes, entre otros. Aparte del patrimonio judío y medieval, encontramos también diversas manifestaciones de arquitectura modernista, entre las cuales destacan la casa del arquitecto Rafel Masó (C/ Ballesteries, 29), La Farinera (Passatge de la Farinera Teixidor, 4) y otros edificios modernistas.

Créditos: Alex Tremps. Arxiu Imatges PTCBG

Créditos: Alex Tremps. Arxiu Imatges PTCBG

Para visitar el casco antiguo podéis optar por pasear por sus estrechas calles llenas de encanto y cultura, así como también caminar por las murallas de la ciudad, que ofrecen unas vistas panorámicas espectaculares. O bien, podéis visitar el casco antiguo en el tren turístico, desde del que se ofrecen explicaciones sobre los puntos de mayor interés de Girona y su historia.

Girona es, además, una ciudad llena leyendas, y muchas de ellas están representadas por el casco antiguo de la ciudad. Os sorprenderá conocer la leyenda de la Bruja de la catedral, que se encuentra escondida en un rincón en el exterior de la catedral. Os gustará también la leyenda de la Leona, cuya estatua se encuentra en la plaza Sant Fèlix. Cuenta la leyenda que si le das un beso a su trasero volverás a Girona. Y no acaba aquí. Hay muchas otras leyendas, como la Cocollona, el Tarlà, Sant Narcís y las moscas que podréis descubrir en la ciudad.

¡Nos vamos de compras! 

Girona es una ciudad ideal para el shopping. Aquí encontraréis una gran variedad de tiendas, desde las más tradicionales y peculiares hasta las más modernas, además de un ambiente tranquilo y agradable, perfecto para ir de compras. No faltan las tiendas de prestigiosas marcas internacionales, decoración de vanguardia, joyerías de autor, artesanos, anticuarios y productos gastronómicos selectos, que configuran una rica variedad de opciones que garantiza una compra ideal para todos.

Las vías con mayor densidad comercial son: Rambla de la Llibertat, Ultònia, Calvet i Rubalcaba, Cort Reial, Argenteria, plaza de Catalunya, Migdia, Ballesteries, Creu, Santa Clara, Sant Francesc, Joan Maragall, Sant Antoni M. Claret y Bisbe Lorenzana. Todos los barrios de la ciudad, además, cuentan con una oferta de comercios de proximidad adaptada a la demanda y las necesidades de la población que reside en ellos.

Crédito: J.S.Carreras

Crédito: J.S.Carreras

En el casco antiguo encontramos tiendas emblemáticas de juguetes, de chocolates o de productos locales, muy originales ya sea por su decoración o por sus productos.

Además, a lo largo del año, Girona acoge una amplia variedad de ferias y mercados al aire libre, actividad que constituye un atractivo más para muchos de sus visitantes y que hace de ella una ciudad activa y llena de vida. Podemos destacar la feria de alimentación artesanal el primer sábado de cada mes, la feria de productos artesanales en el Puente de Piedra cada sábado, la feria del coleccionismo en Plaza Catalunya todos los domingos y festivos, y el mercado ambulante de las Ribes del Ter, que tiene lugar todos los martes y sábados. En el Mercado del Lleó, podréis encontrar productos frescos locales, este mercado está abierto de lunes a sábado de 7h a 15h, los viernes por la tarde de 17h a 20h.

Diversión sin fin 

En Girona vamos a encontrar una ciudad preparada para el turismo familiar, con multitud de actividades organizadas para familias. Una actividad ideal para descubrir y conocer la ciudad de una manera original y divertida es a través de los circuitos de orientación. Podéis elegir de entre tres circuitos: Casco antiguo, Hortes de Santa Eugènia y Sant Daniel. Además, si completáis alguno de ellos, tenéis premio seguro en la Oficina de Turismo.

En la ciudad también encontraréis también diversos parques y jardines, perfectos para pasear, hacer un pícnic, jugar con los niños, descansar, etc. Uno de los parques más grandes es La Devesa, situado en el centro de la ciudad. Otros parques son el Parc Migdia y Parc de Domeny, todos ellos con zonas de ocio para niños. Además encontramos también otros jardines situados en pleno casco antiguo, como el Jardín de los Alemanes, Jardín de la Francesa, Jardines de John Lennon, entre otros.

5Dr449e

También son muy divertidos los eventos que se preparan para el público familiar, como el Festivalot, un festival de música en familia que se celebra a finales de mayo, y donde se organizan un total de 20 conciertos en diferentes puntos de la ciudad y de diferentes estilos de música, para que pequeños y grandes puedan disfrutar de la música en directo. En junio tiene lugar el festival Ludivers, dedicado a los juguetes y los juegos, y en julio se celebra Undarius, un festival de verano para disfrutar de la cultura popular.

Podéis encontrar más información en esta guía hecha por y para niños, disponible en esta web:

http://www.girona.cat/turisme_infants/esp/index.php

Un alto para repostar 

En Girona encontramos al mejor chef del mundo, de El Celler de Can Roca, además de una oferta gastronómica muy completa adaptada para todos los gustos. Encontramos restaurantes repartidos por toda la ciudad. Los hay de comida tradicional, de cocina rápida pero saludable o de cocina innovadora.

Nada más reconfortante que pasear por las calles y plazas tranquilamente degustando un delicioso xuixo, el postre más típico de Girona, que podréis encontrar en diversas pastelerías o un helado artesanal, con sabores nuevos y toppings muy divertidos.

IHBPK2G

Respirando aire puro 

En los alrededores del centro de Girona podemos encontrar diversos espacios naturales y rutas para realizar a pie o en bicicleta. Se trata de rutas cortas y sencillas que se puede practicar fácilmente con niños. Existen rutas como la Anella Verda, las Vias Verdes, el Valle de Sant Daniel, el Puig de Sant Miquel y Hortes de Santa Eugènia. Estas rutas atraviesan diferentes espacios naturales como pequeños bosques, campos de cultivo, miradores, antiguas masías, entre otros elementos de interés.

TPxg1wt

Para más información: www.girona.cat/turisme

Fotos por cortesía de Ajuntament de Girona, Arxiu d’Imatges Patronat de Turisme Costa Brava Girona

 

10 propuestas para el turismo familiar

  1. Disfrutar en los parques y jardines de la ciudad. Girona es una ciudad con diversos parques y jardines ideales para pasar un buen rato en familia.
  2. Descubrir las leyendas de Girona. Girona es una ciudad llena de leyendas, donde además podemos encontrar símbolos y representaciones de estas leyendas por la ciudad.
  3. Visitar el Museo del Cine. En Girona se encuentra el segundo museo de Europa dedicado al cine. En sus instalaciones se exhibe la valiosa colección Tomàs Mallol de precine, que abarca desde las primeras imágenes en movimiento del teatro de sombras hasta el cine actual.
  4. Hacer una visita guiada en el tren turístico. Una opción para visitar el casco antiguo de la ciudad es en el tren turístico, que ofrece una visita a los lugares imprescindibles del Barrio Viejo, como la Catedral, Sant Fèlix, el Barrio judío, etc.
  5. Descubrir la ciudad con los circuitos de orientación. Una actividad ideal para realizar en familia son los circuitos de orientación, a través de ellos podréis conocer la ciudad de una manera original y divertida.
  6. Tiendas con encanto. En el casco antiguo de la ciudad hay muchas tiendas con un gran encanto. Entre ellas, podemos destacar tiendas de juguetes, originales por su decoración y sus productos; tiendas de chocolates artesanos o de productos locales.
  7. Comerse un helado de Rocambolec. En el centro encontramos muchas heladerías. Entre ellas destaca Rocambolesc (Calle Santa Clara, 50), la heladería de Jordi Roca, el pastelero del Celler de Can Roca.
  8. Pasear por el casco antiguo y las murallas. Girona es una ciudad ideal para pasear tanto por su casco antiguo como por las murallas o la rambla.
  9. Asistir a algún festival para público familiar. En Girona se organizan festivales y eventos pensado para el público familiar.
  10. Comerse un xuixo mientras paseas por el casco antiguo: El xuixo es el postre más típico de Girona, y lo podrás encontrar en diversas pastelerías de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *