Caminos Naturales: Andar el paisaje, entrenar los sentidos

Desde hace 25 años, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha trabajado para responder a la creciente demanda de recursos naturales en los que poder practicar actividades al aire libre. Los Caminos Naturales son fruto de este esfuerzo: más de diez mil kilómetros de vías en desuso han sido acondicionadas para el disfrute del senderismo y del ciclismo, poniendo al mismo tiempo en valor los paisajes y el patrimonio de las zonas que atraviesan.

 

Dedicar un día al aire libre en familia es una de las experiencias preferidas para pasar tiempo con nuestros hijos ya que, además de ser una actividad muy saludable, permite vivir momentos muy divertidos. Por ello, queremos presentar los Caminos Naturales, senderos que se pueden encontrar repartidos en toda España y que resultan cómodos y seguros para ir con niños especialmente porque no son motorizados. Están pensados para ser recorridos a pie o en bicicleta.

El Plan Tejido Verde

La iniciativa comenzó en el año 1993 con el Plan Tejido Verde cuyo objetivo era acondicionar vías ferroviarias abandonadas para que pudieran ser utilizadas por senderistas y ciclistas. De esta forma se pretendía recuperar estas vías que corrían peligro de desaparecer, atender a la demanda del turismo de naturaleza y además, favorecer el desarrollo económico de las regiones por las que cruzan las vías.

Durante los primeros años existieron algunos itinerarios dispersos hasta la creación del Camino Natural del Ebro, que aunaba más de mil kilómetros y atravesaba varias comunidades autónomas: Castilla y León, País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón y Cataluña.

Más de 10.000 kilómetros para recorrer

Tras el esfuerzo y el trabajo de muchos años y una gran inversión, se han conseguido recuperar 9.400 kilómetros de Caminos Naturales repartidos en distintos itinerarios por toda España. Los hay de todos los tamaños y la intención es que potenciar aquellos que tienen más longitud para que sirvan de unión con otros caminos creando así una auténtica red de caminos en todo el país.

Según los últimos estudios, los Caminos Naturales reciben cada año a 24 millones de personas, de las cuales tres millones corresponden a turistas extranjeros. Esto hace que el impacto económico sea muy importante no solo en lo referente a las actividades relacionadas con el turismo sino también en las distintas poblaciones que atraviesa uno de estos caminos. De hecho, un 70% de los kilómetros de estos Caminos Naturales han sido promovidos y promocionados por ayuntamientos, comarcas, cabildos o diputaciones que han visto en ellos una oportunidad para potenciar su economía.

 Descubrir los Caminos Naturales con niños

Prácticamente cualquiera de los itinerarios de este programa son aptos para los más pequeños de la casa independientemente de su edad. Sin embargo, para que esta actividad sea agradable para todos es conveniente escoger bien el camino a recorrer para que el niño no se canse o le resulte demasiado pesado. En la página web www.mapa.gob.es/caminosnaturales se pueden consultar las fichas técnicas de las rutas en las que ver datos como la distancia, el desnivel o la dificultad.

Además, es recomendable buscar caminos que incluyan elementos que puedan ser de interés para los niños como arroyos, cascadas, puentes, animales… que aunado a cuentos y leyendas que les podamos ir relatando durante el camino hará que la actividad sea mucho más entretenida para ellos.

Y aún hay más…

Y es que los Caminos Naturales están llenos de atractivos que van mucho más allá de los bellos paisajes que recorren y el impulso que dan a las zonas por las que transcurren. Recorriendo estos itinerarios podemos aprender historia ya que cruzan lugares en los que se han producido importantes batallas y donde se alzan algunos de los castillos más importantes de España.

Los amantes de la naturaleza encontrarán alicientes como contemplar a algunas de las especies más emblemáticas de la Península Ibérica, atravesar Reservas de la Biosfera, conocer la Red Natura y descubrir algunos de los recursos geológicos del país más impresionantes.

Pero también hay puntos de interés para aquellos que disfrutan con otro tipo de ocio ya que los Caminos Naturales atraviesan regiones y localidades con gastronomías tradicionales que sin duda, hay que degustar antes de seguir caminando. También nos permitirán conocer algunas de las fiestas turísticas más importantes de nuestra geografía e incluso pernoctar en algunos de los Paradores más acogedores y mejor valorados del país. Además, buena parte de los itinerarios pasan por lugares que han servido de escenario para producciones como El Reino de los Cielos, El Perfume o Los Viajes de Gulliver así como Alatriste, Te Doy mis Ojos o La Piel que Habito.

Camino Natural Ruta del Cantábrico

Este itinerario transcurre entre las provincias de Lugo y La Coruña y tiene una longitud de 150 kilómetros repartidos en 7 etapas. Se puede realizar tanto a pie como en bicicleta aunque hay que tener en cuenta que en algunos tramos se comparte espacio con el tráfico a motor.

Es una oportunidad ideal para descubrir la costa gallega y la relación que tienen sus habitantes con el mar ya que se pasa por varias playas, destacando por encima de todas la bella Playa de Las Catedrales. Además, podemos disfrutar de pueblos como Ribadeo y San Cibrao y visitar espacios naturales protegidos como la ría de Foz-Masma.

Otros elementos destacables que veremos durante el recorrido son los castros de Llas y Fazouro, testimonios de los antiguos pobladores de Galicia, el puente medieval de O Bao, el faro Punta Atalaia y pueblos pesqueros como O Vicedo o Porto de Espasante. Es en esta localidad donde también veremos Casa da Vela, una construcción defensiva del siglo XVIII. En definitiva, se trata de un itinerario variado en el que los niños pueden estar entretenidos.

Camino Natural Valle del Lozoya

Este camino nos acerca a la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama en la Comunidad de Madrid y se compone de una ruta principal que se complementa con otros seis itinerarios menores. Se trata de un valle con numerosas ermitas que se asoman entre pinares centenarios. El río Lozoya será nuestro compañero constante en este camino mientras divisamos a las águilas imperiales volando sobre nuestras cabezas.

La ruta comienza cruzando el Puente del Perdón frente al Monasterio de Santa María del Paular por lo que desde el inicio ya estaremos disfrutando de las sorpresas que nos aguardan en este recorrido. Tras cruzar pequeños arroyos y bosques encontraremos ermitas como la de Santa Ana. Más adelante encontraremos un gran embalse y a continuación, la ermita de la Concepción.

Este itinerario alterna zonas boscosas, puentes y construcciones medievales de forma que es difícil aburrirse mientras caminamos. Además, en varias de sus etapas siempre podemos escoger entre visitar alguna de las ermitas que encontraremos en el camino o si, por el contrario, preferimos seguir la ruta tal cual. Por supuesto, hay varias áreas de descanso en las que poder tomar un refrigerio para coger energías y seguir caminando.

Camino Natural del Plazaola

Sin ninguna duda, esta es una de las rutas más espectaculares de entre todas las que podemos encontrar en España. Transcurre entre Navarra y Guipúzcoa discurriendo entre los valles de Larraun y Leitzaran. A principios del siglo XX, por aquí transcurría un ferrocarril que transportaba el hierro de las minas navarras hasta Guipúzcoa.

Gracias a esta ruta conoceremos la llamada Navarra Húmeda ya que en sus paisajes se encuentran hermosos prados y bosques umbríos de hayedos, robles y alisos de ribera. Pero además, también veremos caseríos tradicionales, estaciones, viaductos y túneles como el de Uitzi, el más largo de los caminos naturales de España con sus casi 3.000 metros de longitud.

Las infiltraciones naturales de agua hacen que la travesía por este túnel tenga una belleza peculiar. A los niños les va a encantar atravesar todos los túneles que hay en este itinerario, especialmente si les dejamos llevar la linterna, objeto recomendado para esta ruta. Entre túnel y túnel, merece la pena pararse a disfrutar de otros puntos interesantes de este itinerario como la localidad de Leitza o Lekunberri.

www.mapa.gob.es/caminosnaturales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *