Benissa: Un paraíso en la Costa Blanca

Tranquilidad, hospitalidad y calidad es lo que encontraremos en esta bella localidad que ha sabido preservar sus tradiciones y carácter autóctono. Queremos que conozcáis Benissa y todas sus posibilidades. El Mediterráneo y su paisaje, luz y carácter conforman su identidad.

Benissa nos ofrece playa y montaña y su clima amable permite que podamos disfrutar de ella durante todo el año. Si os gusta el sol podéis ir al litoral de 4 kms donde hay tanto magníficas playas de arena como playas de piedra, calas abruptas y pequeñas bahías tranquilas. En el puerto “Les Bassetes” podremos practicar deportes náuticos tales como la vela, submarinismo, windsurf, kayak y catamarán.

Y cuando queráis disfrutar de la cultura podréis recorrer su Centro Histórico medieval con sus callejuelas, sus antiguos edificios como la Iglesia de la Puríssima Xiqueta más conocida como la Catedral de la Marina por sus grandes dimensiones y su Placeta de l’Església Vella. Además, degustaremos las delicias locales en algún bar o restaurante con arroces y especialidades típicas.

Por último, no os olvidéis de prestar atención a las orquídeas que encontraréis durante vuestra visita, la Orchis fragans, protegida por el Catálogo Valenciano de Especies Protegidas.

Lugares con encanto

Los lavaderos de Benissa son uno de sus atractivos más peculiares. Se trata de grandes construcciones de hormigón del siglo XIX para lavar la ropa y que se ubican en plena naturaleza. Los más recomendables son el Pou d’Avall, el de Santa Ana, el de Nusols y el de Orxelles. Los riuraus son construcciones dedicadas a resguardar la uva de moscatel de la lluvia y la humedad para poder seguir el proceso de secado y así convertirse en uva pasa.

Deporte en la naturaleza

Benissa se presta a disfrutar en familia practicando deporte en plena naturaleza. Hay dos rutas mountain bike en Sierra de Bèrnia y también podéis hacer la ruta del moscatel, perfecta para conocer los famosos viñedos de la zona. Además, apenas tiene desniveles por lo que es muy adecuada para recorrer con niños. También tenemos varias rutas de senderismo que abarcan los 70 km2 que ocupa Benissa.

Cuatro kilómetros de costa

El fondo marino de la costa de Benissa y sus aguas cristalinas son la unión ideal para practicar snorkel en familia. La bahía de les Bassetes o la playa de la Fustera son algunas de las zonas más recomendadas. En Les Bassetes tenéis un centro de buceo para que podáis contar con los servicios de profesionales que os acompañen si no tenéis experiencia. Las aguas de Benissa también se prestan a la práctica del kayak en sus tranquilas bahías de aguas transparentes donde ver las praderas submarinas de posidonia.

Y, por supuesto, también hay playas estupendas en Benissa para nadar, jugar con la arena y pasar un día de relax en familia. La playa de la Fustera, distinguida con Bandera Azul, se caracteriza por su arena fina perfecta para ir con niños pequeños. También apta para niños tenemos Cala Pinets, una cala pequeña de arena y canto rodado desde la que se puede hacer una pequeña excursión hasta “Mar Morta i Roques Negres”, una lengua de mar protegida del oleaje por rocas.

Cala Llobella se encuentra en una zona natural y discreta en el caso de que no queramos encontrarnos con mucha gente al contrario que Cala Advocat, donde hay más ambiente con su chiringuido, su plaza para pasear y su pequeña playa de arena protegida para los más pequeños. Por último, en Cala Baladrar disfrutaremos de aguas claras y poco profundas y la brisa de levante.

El Paseo Ecológico

Se trata de un recorrido de baja dificultad que tiene dos tramos, norte y sur, y que cuenta con paneles informativos que van describiendo diversos aspectos de la cultura local, historia, riqueza botánica y geológica. Es el plan ideal para pasar el día paseando en familia al aire libre y disfrutando del paisaje que nos mostrará lugares como el Peñón de Ifach de Calpe o la torre vigía Cap d’Or de Moraira.

A lo largo del Paseo ecológico y en diferentes puntos de Benissa encontraremos varias zonas verdes para disfrutar del paisaje y de la compañía haciendo un picnic en los mejores parajes de Benissa. Algunos de ellos disponen de zona de barbacoa y parque infantil.

Gastronomía con carácter

No podemos dejar de recomendar algunos de los productos típicos de Benissa como sus famosas cocas con embutidos locales, de pisto o de anchoa que podréis adquirir en cualquier panadería. El pulpo, el arroz, la melva, el nabo, el bacalao y el pimentón son productos muy presentes en la cocina de Benissa. Otros platos deliciosos son el bull amb ceba, mullador de pelleta o sang amb ceba. El putxero de polp es un rico cocido de pulpo, plato típico de las zonas marineras, del mismo modo que el mullador de sangatxo elaborado con ajos, tomate y atún. Todo esto sin dejar de lado los vinos de la zona.

www.benissa.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *