Parque Natural de Sierra de Andújar

Surcada por ríos, centro de romería, última patria de varias especies protegidas… nos adentramos en el jiennense parque natural Sierra de Andújar, una muestra del paisaje alomado típico de Sierra Morena.

Los senderos del Parque Natural Sierra de Andújar están marcados por su extensa hidrografía. Por la zona transcurren los ríos Jándula, Yeguas, Pinto, Valmayor, Sardinillas y Cabrera, todos de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir.

Te proponemos una ruta de sur a norte, desde las vegas del río Guadalquivir hasta el corazón de Sierra Andújar. Se inicia en Villanueva de la Reina, y de ahí se dirige hacia Andújar, donde visitaremos el punto de información Cercado del Ciprés y el centro de visitantes Viñas de Peñallana. Varios senderos señalizados, de escasa dificultad, nos permitirán adentrarnos en el paisaje serrano y descubrir su flora y su fauna. El punto final de la ruta es el santuario de la Virgen de la Cabeza, un lugar cargado de historia y significado religioso. Hasta allí peregrinan en el último fin de semana de abril la Romería. A lo largo del curso de los ríos se extiende, en cada orilla, un cinturón de vegetación con grandes árboles y numerosos arbustos. Su forma de pasillo, que recorre las riberas en paralelo ha hecho que estas formaciones se conozcan como bosque de galería.

Paisaje del parque natural de Andújar

Encontrarás encinares y alcornocales y, en las zonas de mayor altitud y humedad, el quejigo. En los barrancos aún quedan grandes zonas de vegetación autóctona, como el madroño, el lentisco y el mirto.

Los sauces de la zona, sobre todo la especie Salix pedicellata, han sido un remedio tradicional contra el reuma, pues contienen “salicina”, que sirvió de modelo para la síntesis de las aspirinas.

Naturaleza del parque natural de Andújar

Seguimos los pasos del lince ibérico, una especie protegida que –junto al lobo- tienen en este parque un pequeño reducto de supervivencia. Por las riveras fluviales, hay nutrias y, además, es una zona rica en mamíferos como el ciervo, el gamo, el corzo, el muflón y el jabalí.

Pero además puedes avistar buitre negro y el águila imperial ibérica, que puede superar los dos metros de envergadura. Los águilas son monógamos y de costumbres sedentarias, ocupa territorios de unos 100 a 150 kilómetros.

Más información de web de la Diputación de Jaén

Texto: GEO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *