Granada. Propuestas para disfrutarla

Para descubrir maravillas que asombran en todo el mundo, no es necesario tomar un vuelo trasatlántico. Nuestro país es una potencia turística no solo por el buen clima, también por su cultura, paisajes y monumentos. Granada es un compendio de todo ello, y visitarla con nuestros hijos será una experiencia de ámbito planetario.

Texto: Carlos Verdier
Fotos: Patronato Provincial de Turismo de Granada

granada-viajar-con-hijos

Da igual si viajamos con hijos, con suegros, con amigos o solos. Si vamos a Granada, tenemos unas visitas obligadas, porque son legados culturales de primer orden. El conjunto de la Alhambra y el Generalife es Patrimonio de la Humanidad y sus salas y jardines suponen el mayor legado musulmán en Europa. Monumentos tan populares tienen el inconveniente de que están muy solicitados, así que conviene que reservemos por anticipado para asegurarnos la visita.

Hay mucho más que visitar en la ciudad. Tenemos una Granada árabe, que se plasma en la mencionada Alhambra, pero también en el Palacio de la Madraza, en la medina amurallada, en la Lonja nazarí o en los baños árabes. Encontramos también una Granada Cristiana, con el Panteón de los reyes Católicos, el Monasterio de San Jerónimo, el Palacio de Carlos V o la Basílica de San Juan de Dios. Y, por supuesto, las manifestaciones culturales son innumerables: encuentros flamencos, museos, centros de arte, festivales… La ciudad está viva, y vibra en cada una de sus actividades.

Barrios con encanto

Los barrios del Albaicín y el Sacromonte están también marcados entre nuestros deberes como visitantes. El primero es Patrimonio de la Humanidad, y ambos nos muestran el colorido y tradición de los barrios con más encanto de la provincia. Las raíces moriscas están presentes en todos los rincones, y se descubren en la arquitectura de las casas y en el trazado laberíntico y estrecho de sus calles. En el Albaicín podremos disfrutar de una vistas privilegiadas, desde las que dominamos la Vega Granadina y la Alhambra.

El Sacromonte es famoso por sus cuevas, donde los gitanos todavía celebran fiestas flamencas de cante y baile todas las noches. Precisamente, las cuevas se han convertido en uno de los principales atractivos turísticos en Granada. Ahora están acondicionadas para servir de exóticos alojamientos, y podemos encontrarlas en el propio Sacromonte, pero también en las comarcas de Guadix y El Marquesado, en Baza-Huéscar.

No olvidamos que estamos viajando en familia, y aunque el Sacromonte es fascinante sin más añadidos, ellos siempre necesitan estímulos. El Centro de Interpretación del Sacromonte es un enclave de gran valor cultural y didáctico. Su museo etnográfico recrea el hábitat de las cuevas, así como las costumbres de los pobladores. Cuentan también con un Aula de la Naturaleza, donde se ofrece información detallada sobre el entorno de la zona, como su flora y fauna.

granada-viajar-con-hijos

Propuestas divertidas

Sin abandonar la ciudad, nos dirigimos al fascinante Parque de las Ciencias, un centro interactivo donde los programas educativos y actividades son los principales reclamos. Aquí hay una norma que debemos tener siempre bien presente: se puede tocar todo; de hecho, se recomienda hacerlo, porque las instalaciones que se exponen muestran principios científicos que nuestros hijos pueden experimentar. Incluso podremos vivir los efectos de un terremoto simulado, asistir a un eclipse de sol o realizar un viaje a través de las estrellas gracias al colosal planetario. No olvidéis visitar el mariposario, el ajedrez gigante o el jardín de astronomía.

La misma vocación didáctica tiene también otra atracción situada en la ciudad de granada. El Ojo de Granada consigue aunar información y entretenimiento en un entorno de ensueño, donde la arquitectura moderna se mezcla con un antiguo aljibe árabe. Y lo hace a través de dos espacios audiovisuales: una sala de proyecciones que ofrece un dinámico recorrido por la provincia y, sobre todo, la cámara oscura, un sistema ideado por Leonardo Dá Vinci, que ofrece la posibilidad de admirar Granada a vista de pájaro, con imágenes a tiempo real y en movimiento.

En la provincia

Si nos internamos en los pueblos de la provincia, será ineludible encontrarnos con las maravillas de La Alpujarra, donde contemplaremos arquitecturas que permanecen desde la época bereber. Sus calles sinuosas y caóticas siguen las rutas del emplazamiento de sus casas, que escalen los montes unas sobre otras. Aunque el turismo fluye a pueblos tan conocidos ya como Lanajarón o Buvión, la Alpujarra mantiene su autenticidad intacta, y hasta el modo de entender la vida cambia con solo asomarse a su geografía.

Vamos de excursión

Las rutas de senderismo son ideales aquí, porque no olvidemos que nos encontramos en Sierra Nevada, declarado Parque Natural en gran parte de su territorio. Son muy numerosos los pueblos que podemos elegir. Capileira, por ejemplo, es uno de los más conocidos en la zona del barranco de Poqueira, que también nos lleva a Pampaneira y el ya mencionado Buvión. Si hacemos la excursión un lunes por la mañana, nos encontraremos con un nutrido grupo de pintores que, con sus caballetes, se apostan en cada rincón para inmortalizar el paisaje rural. Y es que aquí se ha gestado una comunidad de pintores, poetas, fotógrafos y escultores muy activos.

En cualquier caso, en nuestros paseos, descubriremos paisajes abruptos, por sus terrenos escarpados, y llenos curiosidades, como las leyendas que encierran muchos lugares que podemos visitar. En el lugar, se repite una broma al respecto de la idoneidad de los tranquilos pueblos alpujarreños para los niños. Se dice que lo peor que puede ocurrirles allí es que se caigan al suelo de camino al colegio. Nosotros solo iremos de visita, pero podemos adaptar el dicho a nuestra circunstancia.

granada-viajar-con-hijos

Costa tropical

Granada es una provincia de fuerte contrastes. No descubrimos nada si hablamos de la magnífica estación emplazada en Sierra Nevada, con excelentes instalaciones para la práctica del esquí. Pero quizás no son tan conocidas tus playas, y hay hasta quien erróneamente piensa que en Granada no existen. Es cierto que la costa no se encuentra en la capital de la provincia, pero un cómodo tramo de carretera nos lleva a la Costa Tropical, cuyo nombre ya nos da idea del excelente clima que puede disfrutarse.

En efecto, el clima subtropical bendice a la costa con temperaturas suaves durante todo el año. Sus atractivos son evidentes con solo asomarse a los paisajes que la rodean. Menos castigada por el turismo masivo que otras zonas, la Costa Tropical mantiene parajes de gran valor natural y encantadores pueblos de interior.

Almuñécar, Motril y Salobreña son algunos de los pueblos costeros más conocidos. En todos se respira con intensidad la huella cultural de musulmanes, fenicios o romanos. Visitar torres y fortalezas será uno de los grandes alicientes para nuestros hijos, a quienes podemos enseñar el valor de estos legados al tiempo que se divierten. Ahora que, a pesar del clima tan benigno, no es tiempo de baños es el momento ideal para apuntarnos a alguna de las muchas rutas que se organizan y respirar al mismo tiempo aire puro y cultura. Las oficinas de turismos nos informarán de las rutas más adecuadas para nosotros.

Parques botánicos

Un consejo para disfrutar con nuestros hijos es visitar el Parque Botánico-Arqueológico “El Majuelo”, situado al pie del castillo de San Miguel, en Almuñécar. Allí se concentra un gran número de plantas exóticas que se desarrollan gracias al clima subtropical. La procedencia de las especias son muy diversas: África, centro y sur de América, China, India, Nueva Zelanda y Polinesia.

También en Almuñécar encontramos el Parque Ornitológico Botánico Loro Sexi, que, en las laderas del castillo árabe de la localidad, alberga a unos 1.200 ejemplares de casi 200 especies distintas. Aquí tienen cabida desde la paloma común hasta el espectacular pavo real, pasando por guacamayos, cisnes, patos y, por supuestos, los loros más exóticos.

granada-viajar-con-hijos

La sierra

Comentábamos que Sierra nevada no necesita muchas presentaciones, y existen motivos de sobra para que sea así. No solo por la estación invernal, si faceta más conocida, sino por la belleza de sus parajes. Muchos pueblos de interior tienen la suerte de emplazarse en sus alrededores: Huétor Vega, Cájar, Monachil, Ogíjares o La Zubia.

La vegetación de Sierra Nevada es espectacular, con más de 2.100 especies, y no faltan las especies animales autóctonas, como la conocida cabra montés, el águila real, la comadreja o el buitre leonado. Nada mejor para conocer estas maravillas que practicar el senderismo por alguna de las rutas marcadas según su dificultad. Una de la más sencillas y hermosas es el camino de los Neveros, que parte de Huétor Vega y sigue el antiguo camino que seguían los neveros cuando subían a por hielo a Sierra Nevada.

Y claro que no olvidamos la estación de esquí, la principal del sur de Europa, y donde se disfruta del sol durante todo el año. La calidad de sus instalaciones la convierten en punto de encuentro internacional, como demuestran las numerosas competiciones que acoge, como los campeonatos del mundo de 1996 y la Copa del Mundo de Esquí Alpino de 1999. El ambiente se prolonga día y noche, gracias a los numerosos establecimientos a pie de pista.

Instalaciones para los pequeños

Las pistas, por supuesto, están acondicionadas para todo tipo de público y hay espacio para los principiantes. Pero si lo preferimos, también podemos practicar el patinaje sobre hielo, gracias a la pista de patinaje que hay en la misma estación. Con capacidad para 200 personas, tiene el atractivo de ser una de las únicas pistas de España que permita el patinaje al aire libre. El único requisito es tener ganas de pasar un momento divertido.

La belleza del poniente

El Poniente Granadino, en el extremo occidental de la provincia, es una comarca de increíble belleza, donde se suceden sierras, valles y campiñas para conformar un paisaje rico y variopinto, que hace frontera con los montes Occidentales y con las sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. Su patrimonio es impresionante: contiene uno de los yacimientos más importantes de Andalucía, castillos medievales e iglesias de distintos estilos. La huella islámica es patente en los baños de Alhama de Granada; los restos arqueológicos, abundantes en Loja y Montefrío; y los castillos, fascinantes en Íllora, Moclín, Zagra y, de nuevo, Montefrío.

La naturaleza despliega su exuberancia en el poniente, marcando sus grandes contrastes. De entre todos los espacios naturales, destacan el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. Todos son escenarios perfectos para practicar actividades muy diversas, como senderismo, cicloturismo e incluso divertidos paseos en burro o caballo. Los más atrevidos pueden probar con el piragüismo o la espeleología. Y si lo que buscamos es un momento de relajación, lo mejor es probar las aguas termales del Balneario de Alhama, cuyos manantiales ya eran utilizados por romanos y musulmanes.

De tapeo

Un de las cosas más inteligentes que podemos hacer si vamos a Granada es tapear. Es una de la mejores formas de comer bien y por poco dinero. Las tapas se sirven gratis en la mayoría de los bares de la provincia, junto con el chato de vino o la caña de cerveza. Ni siquiera hay que pedirlas: ya se sabe que junto con la bebida va el sabroso acompañamiento.
Es una cocina en miniatura, y muchos granadinos tiene la costumbre de almorzar o cenar de esta manera, tapeando de bar en bar, en lo que es ya un rito social. Normalmente nos servirán caracoles guisados, pararas a lo pobre, pescados rebozados o embutidos variados.

A volar

En Granada, tenemos la posibilidad de hacer turismo de una forma totalmente distinta: los vuelos turísticos. Esta es una forma de admirar la belleza de la provincia con una perspectiva única. La empresa Dimensión Aérea ofrece tres ruta para disfrutar de esta experiencia diferente: Granada monumental, Costa tropical y Desiertos de Guadix. Su duración es, respectivamente, de 30, 60 y 90 minutos, y las excursiones se hacen en aviones de última generación con pilotos expertos.

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *