Vitoria-Gasteiz: Descúbrela en familia

Una ciudad con sabor medieval que nos ofrece un sinfín de posibilidades. En Vitoria-Gasteiz vamos a disfrutar de su casco histórico, de su naturaleza y, sobre todo, de compartir el buen ambiente, la música y la fiesta este verano. La mejor elección para disfrutar de unos días perfectos en familia.

Una ciudad milenaria

Vitoria-Gasteiz es, sin duda, una ciudad que nos va a sorprender. Fundada en 1181, conserva un precioso casco medieval de forma almendrada situado en lo alto de una colina. No en vano su centro histórico es uno de los más bellos y mejor conservados del norte de la península.

Recorriendo sus estrechas calles descubriremos testimo­nios artísticos que abarcan desde el gótico hasta el neoclásico. No podemos perdernos la Catedral de Santa María y la visita a sus obras, y sentirnos como auténticos restauradores al ponernos un casco de obra para recorrer el interior de este monu­mento. La siguiente aventura nos espera en las Murallas del siglo XI, un espacio único en el que jugar imaginando aventuras de otras épocas.

La oficina de turismo organiza visitas guiadas especialmente dirigidas a niños y niñas de 5 a 12 años para conocer la historia de la ciudad de la manera más divertida. Además, podemos dar una vuelta en el tren turístico, un recorrido que dura aproximadamente 45 minutos y que va a entusiasmar a nuestros peques.

En Vitoria-Gasteiz podemos, además, visitar una gran cantidad de museos a través de los cuales conocer su historia. En pleno casco histórico destacamos el Bibat, que reúne el Museo de Arqueología de Álava y el Museo Fournier de Naipes, donde podemos contemplar las mejores y más sorprendentes barajas del mundo, gracias a las colecciones de la centenaria y afamada fábrica de cartas Fournier, que aún hoy mantiene su actividad. Cerca se encuentra Artium, el Museo de Arte Contemporáneo. Allí se organizan talleres y visitas infantiles donde niños y niñas podrán realizar sus propias obras de arte.

Una ciudad para descubrir

Si preferimos avanzar un poco más en el tiempo, podemos bajar desde la colina donde se sitúa la ciudad medieval hasta la zona del Ensanche para contemplar Los Arquillos, una ingeniosa solución urbanística del arquitecto Olaguibel para salvar el desnivel. Esta es una excelente oportunidad para tomar algo en las terrazas de La plaza de España, donde se encuentran el ayuntamiento, la oficina de turismo y la plaza de la Virgen Blanca, escenario esta última de numerosas manifestaciones artísticas y festivas del verano en la ciudad.

Muy cerca, la calle Dato y la plaza de los Fueros son también lugares emblemáticos en los que encontraremos una gran actividad comercial. No podemos dejar de visitar el parque de la Florida, un jardín romántico del siglo XIX en el que descubrir una gran variedad de especies botánicas y donde se siente latir el corazón verde de la ciudad.

La ciudad verde, a pie o a bicicleta

Desde el parque de la Florida podemos iniciar una plácida ruta a pie o en bici­cleta bajo los imponentes árboles del paseo de la Senda hasta la ermita romá­nica de Armentia, del siglo XII, ubicada en uno de los parques del Anillo Verde que rodea por entero esta ciudad, declarada Capital Verde Europea en 2012.

Esta ruta nos permite acercarnos, además, a los museos de Bellas Artes y de Armería, pasar por Ajuria Enea, residencia oficial del lehendakari del Gobierno Vasco, correr por el Parque del Prado, lugar donde entrenan numerosos amantes del running, y conocer el Pabellón de Mendizorrotza, campo del Deportivo Alavés.

Y es que Vitoria-Gasteiz está repleta de espacios verdes y jardines en los que dar largos y gratificantes paseos en familia. En la ciudad encontramos 130.000 árboles de 150 especies, lo que la convierte en la capital de provincia con el índice más alto de zona verde por habitante.

En la oficina de turismo tienen a nuestra disposición un mapa con tres rutas destacadas del Anillo Verde, donde además del mencionado recorrido a Armentia, se detalla cómo llegar a Olárizu y su jardín botánico, y donde podemos alquilar bicicletas, bicis eléctricas, triciclos y buggies con los que recorrer el Anillo Verde: una auténtica gozada. De esta manera podemos llegar a los Humedales de Salburúa, sin duda el parque más emblemático del Anillo Verde donde se sitúa Ataria, el Centro de Interpretación de la Naturaleza, que programa numerosas actividades relacionadas con la naturaleza. En sus humedales, podemos contemplar ciervos y avistar aves acuáticas en un entorno donde también vive el visón europeo, una especie muy difícil de ver y en peligro de extinción.

Una ciudad para vivir el deporte

El deporte es otro de los aspectos que caracteriza a Vitoria-Gasteiz. Cuenta con infraestructuras deportivas en cada barrio, los centros cívicos, que acercan la práctica deportiva a todos sus habitantes, y con grandes complejos deportivos donde vivir la emoción de las grandes citas.

Además del campo de Mendizorrotza antes mencionado, el pabellón Buesa Arena, muy cerca de Salburua, es el templo del baloncesto y del gran equipo local, el Baskonia. En este recinto se han celebrado finales de la ACB, de la Copa del Rey y, el próximo año 2019, tendrá lugar la Final Four Europea. Muy cerca, si el calor aprieta, tenemos la opción de calzarnos los patines y disfrutar de la gran pista de hielo en el BAKH. Otra posibilidad es pasar un rato en las piscinas al aire libre de los complejos deportivos municipales de Mendizorrotza y Gamarra.

A pocos kilómetros de la ciudad, Álava posee tres banderas azules por tercer año consecutivo en las playas de los parques provinciales de Garaio y Landa, en el precioso entorno natural de los Embalses del Zadorra. Zonas de recreo al aire libre preparadas para el baño y los deportes naúticos que no te puedes perder.

¡Viva el verano! Fiestas, tradición y cultura

Durante todo el año se celebran festivales y espectáculos, pero especialmente en verano las plazas y calles de la ciudad se convierten en un festival de música y diver­sión para todos los públicos. Son ocasiones perfectas para pasarlo bien, conocer la amabilidad de las gentes y aprender sobre sus costumbres y tradiciones.

Encontramos espectáculos creados para el público infantil, como Dibertikale y Titereando, que ofrecen representaciones de calle y teatros de títeres durante julio y agosto. Pero en todos los espectáculos y fiestas hay numerosas actividades para disfrutar en familia.

La emoción empieza el 8 de julio con el Triatlón Vitoria-Gasteiz 2018, una prueba internacional que cuenta la participación de más de 2.000 triathletas. La ciudad se vuelca en la calle para animarlos, y se respira en el aire la pasión por el deporte. Más adelante, entre el 17 y el 21 de julio, nos encantará dejarnos llevar por el ritmo del swing en el Festival Internacional de Jazz, que cuenta con más de 40 ediciones y marca el comienzo del verano en Vitoria-Gasteiz.

¡Pero la fiesta no termina! Seguimos el 25 de julio con el Día de la Blusa y de la Neska, preludio de las fiestas populares y momento en el que calientan motores fanfarres, gaiteros y txitularis, y los blusas y neskas se visten con las ropas tradicionales. Se celebra la tradicional feria de ganado y el singular mercado de venta de ajos.

Pero si hay un momento que destaca por su buen ambiente y animación es el que marca la llegada de las Fiestas de la Virgen Blanca, que tienen lugar del 4 al 9 de agosto. El primer día a las seis de la tarde, miles de personas se concentran en la plaza de la Virgen Blanca para ver cómo baja Celedón desde la torre de San Miguel. Celedón es un muñeco que viste ropa tradi­cional, lleva una bota de vino y un paraguas y encarna el espíritu de las fiestas. Hasta el día 9, podemos disfrutar de las comparsas de Gigantes y Cabezudos, toros de fuego, verbenas, fuegos artificiales, pasacalles, atracciones de feria, danza y música tradicionales, exhibiciones de herri-kirolak (deporte vasco) y el mejor ambiente en las calles.

En septiembre,  el Festival de Televisión de Vitoria-Gasteiz  congrega a los más famosos actores y actrices de la escena nacional en los estrenos de más éxito de la temporada. Y la diversión continúa con Magialdia, el Festival Internacional de Magia. Habrá magia en la calle, en el tranvía, en los escaparates y varias galas y actuaciones.

Y para cerrar el verano, el XVII Mercado Medieval de Vitoria-Gasteiz encuentra su escenario perfecto en las calles y plazas del casco histórico de la ciudad.

Gastronomía

En Euskadi se disfruta de la buena mesa y en Vitoria-Gasteiz encontramos una gran cantidad de restaurantes, asadores y sidrerías para sentarnos a descubrir los mejores sabores de la cocina vasca. Una oferta de calidad con opciones para todos los gustos y bolsillos. Se puede comer de manera más informal a base de cazuelitas y los típicos pintxos. Los dulces de la ciudad disfrutan de una merecida fama, por eso os proponemos visitar cualquiera de las afamadas pastelerías vitorianas. y probar sus apetitosas especialidades. Os chuparéis los dedos.

Si os gusta el ambiente de los mercados, el de la Plaza de Abastos es visita obligada. Cuenta con una amplia zona dedicada a la restauración y las catas de vino y productos.

Respecto a los alojamientos la oferta es variada. Podemos escoger entre hoteles de todas las categorías, apartamentos turísticos, autocaravaning y casas rurales a pocos kilometros, una circunstancia ideal para quienes viajamos en familia.

Más información y reservas de visitas guiadas y otras actividades en:

Oficina de Turismo 945 161 598

www.vitoria-gasteiz.org/turismo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *