Seguridad infantil para el viaje

La seguridad infantil comienza mucho antes de iniciar la marcha. De la misma forma que antes de hacer un viaje debemos revisar el dibujo y presiones de los neumáticos, también debemos revisar los sistemas de retención infantil (SRI).

Al momento de emprender el viaje, estos son los aspectos que debemos tener en cuenta para asegurarnos de que el sistema de retención que estamos utilizando no nos cause ningún problema:

  • Que sean adecuados a la talla y peso del niño.
  • Que estén bien instalados.
  • Que el niño esté bien ajustado dentro del sistema de retención infantil.

¿Cómo saber si el sistema de retención infantil es adecuado a la talla y peso del niño?

Todo sistema de retención infantil tiene una etiqueta de homologación, además de las instrucciones, en la que pone el límite de peso o altura de cada sistema de retención infantil.

Es importante recordar que, por seguridad, los niños deben viajar en el sentido contrario a la marcha hasta los 18 kg de peso o 105 cm de altura.

No es nada recomendable usar SRI de segunda mano o con más de 7 años de antigüedad.

El sistema de retención infantil debe adaptarse al niño en todo momento, no al revés.

¿Cómo instalar bien el SRI?

Para instalarlo bien debemos seguir las instrucciones del fabricante; recordamos varios errores comunes para que los cometas:

  • No poner el arco antivuelco en la posición correcta dentro del coche en los SRI para recién nacidos.
  • No enganchar o tensar bien el top tether en SRI de grupo 1.
  • Si el SRI tiene pata da apoyo, no bajarla hasta la base del suelo o ponerla sobre la tapa de un baúl portaobjetos.
  • En los SRI de niños mayores el error habitual es sujetar el sistema de retención infantil con el reposacabezas del coche o, directamente, retirar el reposacabezas del asiento del coche.

¿Cómo ajustar bien al niño en el SRI?

Esta parte es tan importante como el resto. El mejor coche y el mejor SRI, incluso bien instalado, no va a proteger el niño si el niño no está bien colocado y sujeto dentro del SRI.

Cuando los niños son más pequeños, el sistema de sujeción es el arnés de 3 o de 5 puntos. Por seguridad, es mucho mejor que los niños que viajan con arnés lo hagan en sentido contrario a la marcha. Los dos errores típicos de mal uso del arnés son: Mala colocación en altura del arnés con respecto al hombro del niño y la poca tensión del arnés. A nivel general, la altura del arnés debe estar a la altura del hombro, nunca muy por debajo o muy por encima y la tensión ha de ser la suficiente para no poder pellizcar con los dedos la cinta del arnés. Debemos tensar el arnés primero a la altura de las caderas y después a la altura del pecho, lo normal es que se necesiten tres tensiones para ajustar bien al niño, que nunca debe viajar con abrigo o demasiada ropa.

Si el niño ya es mayor y viaja en un SRI grupo 2/3 es el cinturón de seguridad el encargado de retener al menor en caso de impacto. La correcta colocación de la banda del cinturón de seguridad por la clavícula, así como el correcto guiado por las caderas del niño, son fundamentales en caso de impacto. Es común usar alzadores sin protección en cabeza, es legal a partir de los 22 kg, sin embargo, la seguridad en caso de accidente se reduce hasta en cinco veces. Lo recomendable es mantener la protección en cabeza hasta los 150 cm aproximadamente de altura de niño.

Los errores comunes son el exceso de reclinado, el mal guiado del cinturón en cuello y pelvis además de poca tensión de este. Esto provoca un riesgo innecesario de efecto submarino en caso de accidente.

Hay muchos errores que se pueden evitar antes de iniciar el viaje, como garantizar que el SRI es adecuado al niño. Los SRI multigrupo despistan a muchas familias y cuando los niños miden 105 cm o pesan 18 kg hay que revisar las instrucciones del SRI, porque en la mayoría de los casos hay que cambiar el SRI o evolucionarlo y retirar el arnés.

Cuando ya tenemos todo revisado y los niños montados en su SRI podemos comenzar el viaje. Cuando lo comenzamos los pequeños detalles de seguridad gratuitos tienen que seguir presentes.

El conductor debe parar cada 2 horas para descansar y estirar las piernas, esto es seguridad para todos, ojo que, con los niños pequeños, especialmente hasta el año, también hay que sacarlos del SRI para evitar la asfixia postural. En la mayoría de SRI del mercado, no en todos, la posición del bebé en el SRI puede provocar una pequeña asfixia postural si se mantiene al niño durante demasiado tiempo dentro.

A los más pequeños, en especial si viajan solos detrás, no tenemos que darles ni juguetes ni comida que se puedan meter en la boca y atragantarse. Además, hay que recordar que un juguete suelto en el coche, un teléfono, unas llaves, una Tablet, son proyectiles en potencia en caso de impacto y evitar que lo sean es gratis.

Siguiendo con el tema de objetos sueltos en el coche, debemos separar bien las maletas, las bicis y cualquier cosa del habitáculo. También especial atención al hecho de viajar con mascotas, las mascotas deben viajar dentro de un transporte adecuado para ellas y que esté perfectamente inmovilizado.

Viajar en autocaravana con niños

Las autocaravanas no están especialmente diseñadas para viajar con niños y por eso en muchas de ellas no hay anclajes isofix, o no hay top tether, o no se puede instalar un SRI con pata de apoyo.

La seguridad infantil en las autocaravanas tiene apenas dos estudios serios: Suecia en 2019 Vti (https://youtu.be/JuNOarORALM) y Alemania en 2020 ADAC (https://youtu.be/tooRiJHt210). De los dos estudios podemos extraer varias conclusiones: El nivel de seguridad infantil y global no es comparable con el de un turismo. En los dos estudios se analizan distintos tipos de SRI, tanto en el sentido de la marcha como en el sentido contrario a la marcha. En algunas autocaravanas la estructura de la base del asiento trasero es de melanina y en uno de los impactos ese asiento colapsó.

Lo más importante para la seguridad infantil y global en autocaravanas es el tema de los objetos sueltos. En los dos estudios se desprendieron distintos elementos de las autocaravanas en el impacto y, literalmente, volaron distintos elementos dentro del habitáculo. Es imprescindible garantizar que todo esté bien, bien, bien sujeto cuando se viaja en autocaravana.

La seguridad infantil depende de comprar un SRI, sin embargo, requiere de otras acciones que son gratis para que esa seguridad infantil en el viaje sea efectiva.

 www.rivekids.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *