Sant Antoni de Portmany: vacaciones con encanto

Muchas veces las familias con hijos buscamos lugares pequeños y tranquilos en los que pasar nuestras vacaciones, lugares llenos de magia y de encanto con tesoros que descubrir, lugares donde crear nuevos recuerdos con los nuestros. Pues bien, hemos encontrado uno de sus lugares y no está lejos: se trata de Sant Antoni de Portmany en Ibiza.

Este verano Sant Antoni de Portmany nos ofrece una serie de actividades de todo tipo para que no tengamos ni un segundo de aburrimiento. Si a todo esto unimos las suaves temperaturas de las que disfruta durante todo el año y la tranquilidad de su ambiente, encontraremos el destino perfecto para viajar en familia y pasarlo genial.

Aquarium Cap Blanc

Este peculiar acuario se encuentra en el interior de una gruta conocida popularmente como Cueva de las Langostas ya que fue utilizada como vivero de langostas y de peces. Para mantener el agua bien oxigenada cuenta con cinco entradas y salidas que hacen que esté en constante circulación. En este acuario podremos descubrir fauna y flora características del mar Mediterráneo.

Además, en este lugar también se encuentra el Centro de Recuperación de Especies Marinas (CREM). Allí se recuperan las tortugas marinas que han sufrido algún tipo de daño y cuando vuelven a estar en plena forma, son devueltas al mar. Además de poder ver a estas tortugas, nos explicarán cuáles son los problemas que afectan al entorno marino para que entendamos a qué se enfrentan las tortugas y otros animales y plantas que viven en el mar. Está abierto de mayo a octubre desde las 9.30 horas hasta las 22 horas.

Playas urbanas

Las playas urbanas tienen la gran ventaja de que no necesitan que hagamos grandes desplazamientos para llegar hasta ellas. En Sant Antoni de Portmany hay varias a las que podemos ir con nuestros hijos, en especial Cala Gració, aunque otras playas muy populares son S’Arenal o Caló des Moro. Si lo que queremos es disfrutar de unos paisajes que nos dejen sin hablar, tenemos que visitar Cala Salada y la pequeña Cala Saladeta.

Arte, música y cultura

En Sant Antoni de Portmany también encontramos iniciativas culturales como Art&Mercat, un mercado de artesanía, arte y productos ecológicos que tiene lugar todos los viernes en el centro de la localidad. Allí hay música en directo y un área infantil con juegos para que los niños se diviertan mientras nosotros vemos los puestos con calma.

Por otro lado, en la plaza Norte y durante todo el verano, se programan ciclos de cine de verano al aire libre además de un festival musical, Nits Amples. Mientras cenamos en alguna de las terrazas situadas en torno a la iglesia, escucharemos de forma gratuita música en directo de varios estilos.

Fiestas de Sant Bartomeu

Si decidimos ir a Sant Antoni de Portmany en agosto podremos disfrutar de las fiestas de su patrón Sant Bartomeu. Estas celebraciones consisten en actividades deportivas, lúdicas y musicales  que duran hasta septiembre. Destacamos las fiestas holi y la batalla a tomatazos entre romanos y cartagineses en la playa S’Arenal.

Atardeceres dorados

Saint Antoni de Portmany tiene algo muy especial y son sus bellos atardeceres. El mejor sitio para disfrutarlos es el Paseo de Poniente en la zona de Ses Variades aunque desde otros puntos de la localidad también se pueden contemplar. Además, la bahía de Portmany que da nombre al lugar y el Passeig de la Mar son zonas llenas de interés para las familias con hijos ya que tiene pequeños tesoros por descubrir como el Museo de Sa Punta des Molí y su molino antiguo restaurado o el parque de calistenia en el que podemos hacer un poco de ejercicio al aire libre.

www.santantoni.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *