La Romería de San Isidro, pura tradición en el sur

En Los Barrios y Campos de Gibraltar, en la provincia de Cádiz, se celebra cada año la Romería de San Isidro, patrón de Los Barrios y en torno al cual se reúne gente de toda la provincia y también de otras partes. Allí se juntan decenas de carretas y cientos de jinetes y romeros a pie que, además de divertirse, se preocupan por proteger el ámbito medioambiental de la zona.

La Hermandad de San Isidro Labrador en Los Barrios se fundó en el año 1849 pero no fue hasta 1964 cuando el párroco José Vizo Méndez rescató la romería aprovechando la refundación de la hermandad. Desde entonces, se ha celebrado en varios sitios distintos hasta que en 1989 se decidió que se haría siempre en el área recreativa Montera del Torero.

Casi diez años más tarde, en el año 2008, la Romería de San Isidro fue declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía por la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía.

Vamos de romería

La Romería de San Isidro se celebra el último fin de semana de abril. El sábado a las 9 de la mañana tras la eucaristía, el repique de campanas y el ángelus cantado por el coro, la romería comienza mientras se bendice todo el pueblo. Las carretas circulan por la Avenida III Centenario mientras que los jinetes con sus caballos van por la vía de servicio Avenida José Chamizo. Allí, aproximadamente a las 9.30, esperarán al santo y a la comitiva a pie que lo acompaña.

Ya en la Rotonda de la Constitución, serán las carretas quienes se unan a la comitiva circulando en último lugar. Una vez todos juntos, se dirigen hacia la zona de alto, la Venta del Frenazo, donde se hará una parada sobre las 12.00 para comer, cantar y bailar en un ambiente cálido en el que destaca la buena convivencia. Los romeros permanecen allí aproximadamente hasta las 14.00, hora en la que se reanuda la marcha.

A las 17.00 la romería llega a la Montera del Torero, donde las carretas tienen un lugar asignado para pasar la noche. Entonces comienzan los bailes y la fiesta en el parque natural de los Alcornocales para amenizar la tarde y la noche, una verbena de aire rural donde todo el mundo puede divertirse.

Por la mañana, el coro de la Hermandad de San Isidro Labrador abrirá la misa de Romeros. Ya por la tarde, después de comer, la romería retoma el camino de regreso a Los Barrios tras despedir a su patrón.

Mucho más que una romería

 En la Romería de San Isidro podremos disfrutar también del maravilloso entorno natural en el que tiene lugar esta celebración aunque primero tenemos que pararnos a ver la iglesia parroquial de San Isidro Labrador construida a mediados del siglo XVIII sobre una ermita anterior. Merece la pena fijarse en detalles como la pila bautismal o el escudor de la fachada. En el lado Este de la torre podremos enseñarles a nuestros hijos el reloj de sol y explicarles cómo funciona; eso sí, si el día está despejado.

El parque natural de los Alcornocales, donde tiene lugar la verbena del sábado, es el tercer espacio natural más extenso de Andalucía con sus 170.000 hectáreas. Está situado entre las provincias de Cádiz y Málaga y contiene el mayor bosque de alcornoques de la Península Ibérica y uno de los más importantes del mundo.

Pero no solo veremos alcornoques sino también laurel, rododendro, avellanillo, durillo, aliso, en compañía del acebo y de helechos poco comunes. Y salpicando el alcornocal se encuentran acebuches, quejigos y robles dependiendo del sustrato y de la humedad. Por último, toda esta variedad de árboles se completa con arbustos como lentiscos, jaras, brezos, cantuesos, torviscos y majuelos.

Además, este parque natural es un lugar excepcional para la observación de aves rapaces pues podemos encontrar allí hasta dieciocho tipos de ellas además de otros pájaros. También podremos ver otros animales como anfibios o murciélagos y ya en las cumbres, cabras montesas. Y en los bosques, entre los árboles, quizá divisemos algún corzo morisco, jinetas o tejones.

Este entorno natural favorece la posibilidad de realizar distintas actividades al aire libre en familia.  El relieve tan variado permite practicar deportes como el montañismo, descenso de barrancos, espeleología y senderismo tanto a pie como a caballo. Muchos de estos caminos son antiguas veredas y caminos empedrados que le dan un toque más especial aún al paisaje.

En el embalse del río Palmones y cuando haga buen tiempo, podremos navegar en kayak y practicar paddlesurf. En otoño, estarán disponibles otras actividades como la observación del vuelo de las aves migratorias y también la recogida de setas que se centra sobretodo en Los Barrios y en Jimena de la Frontera.

 

También podremos disfrutar de un patrimonio cultural muy interesante como las acequias y molinos que salpican el recorrido de los diferentes ríos del parque natural. Los antiguos caminos empedrados nos llevarán por distintas fuentes y puentes medievales además de viejos hornos para cocer pan.

En el parque natural de Los Alcornocales se encuentra la Montera del Torero, un área recreativa situada en un descansadero de la Cañada Real de San Roque a Medina Sidonia. El alcornocal en el que se sitúa no se explota para la obtención de corcho así que los árboles se mantienen dignos y enormes. Y allí se encuentra la formación geológica que da nombre a esa zona: una cresta rocosa con forma de la cabeza de un torero con la montera puesta.

www.losbarrios.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *