Jaca: Destino seguro y con encanto para el próximo otoño/invierno

Jaca sigue apostando por mejorar las condiciones de seguridad sanitaria, cuidando al máximo las medidas que deben establecerse para mantener la normalidad en la vida cotidiana y poder participar, con todas las garantías, en todas las actividades que se organizan, tanto de cara al turismo como para los habitantes que habitualmente viven en Jaca.

La capital del Pirineo, que los Reyes de España visitaron recientemente para darle su apoyo, intensifica los alicientes turísticos con que cuenta para que puedan disfrutarse por turistas y visitantes durante estas épocas excepcionales que nos ha tocado sufrir a causa de la pandemia por el coronavirus.

Jaca es un destino privilegiado de montaña en el que pueden vivirse experiencias únicas y aventuras inigualables, y además pueden descubrirse grandes riquezas históricas, artísticas, monumentales, arquitectónicas, naturales, ociosas, deportivas, gastronómicas, turísticas y comerciales.

Jaca se ha preparado para poder disfrutar de todo ello con la máxima seguridad sanitaria durante la próxima temporada de otoño e invierno.

Mucho que hacer

Efectivamente, hay mucho que hacer en Jaca, ya que a la ciudad está unido de manera inequívoca el deporte invernal, desde el esquí en todas sus variantes, hasta el patinaje de hielo pasando por todas las modalidades deportivas que ofrecen las montañas que rodean el lugar. Jaca está próxima a las estaciones de Candanchú, Astún, Somport, Formigal y Panticosa por lo que, en la época más fría del año, es un destino ideal para los amantes de los deportes invernales.

En el año 2007 se inauguró el Pabellón de Hielo de Jaca con el fin de que sirviera para celebrar eventos deportivos y culturales. Ha albergado campeonatos mundiales de hockey sobre hielo, de patinaje artístico, de curling y de otras disciplinas tanto culturales como deportivas.

Cerca del Pabellón de Hielo encontramos distintas instalaciones deportivas que nos seguirán permitiendo realizar actividades en familia relacionadas no solamente con el deporte sino también con el ocio y el relax. El spa, la piscina climatizada y las instalaciones de gimnasio y fitness se completan perfectamente con las pistas de tenis, los campos de fútbol y, por supuesto, la propia pista de hielo.

En todas estas instalaciones tendremos la tranquilidad de estar seguros, gracias a las medidas que se vienen adoptando desde el inicio de la pandemia, como señalizaciones para asegurar la distancia social, así como higiene y desinfección.

Cultura e historia en todas partes

Jaca tiene más de dos mil años de historia que han dejado una gran impronta en sus calles y monumentos, no en vano fue la primera capital del Reino de Aragón. Tan solo paseando por el casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural, podremos encontrarnos de frente con el románico, el renacimiento y el modernismo, un viaje por distintas épocas reflejadas en sus estilos arquitectónicos.

En esta localidad podremos ver uno de los primeros templos románicos construidos en España, la catedral de San Pedro, erigida en el año 1063, y que cuenta con grandes dimensiones salpicadas de un gran número de elementos ornamentales y artísticos. Alrededor del claustro de este monumento encontramos el Museo Diocesano que alberga una de las mejores colecciones de pintura mural del siglo XI al siglo XVI que hay en España. No tenemos que dejar de admirar su gran joya situada en la sala Bagüés, la llamada Capilla Sixtina del Románico, el conjunto de pinturas más importante del romántico que se conserva en España.

Además, Jaca cuenta con la Ciudadela, fortificación militar construida por Felipe II en el siglo XVI, situada en el centro de Jaca y que alberga varios museos expositivos dentro de sus muros. El fuerte de Rapitán es otro de los alicientes históricos, recuperado y rehabilitado recientemente, además de ser un mirador natural privilegiado sobre el valle del Aragón.

En las calles de Jaca puede admirarse también una interesante obra artística y arquitectónica de estilo renacentista y modernista y, sin salir de la ciudad, pueden disfrutarse otros monumentos verdes como son el Paseo de La Cantera, el Paseo de la Constitución, el Paseo de Invierno, Los Glacis de la Ciudadela y el Parque de San Lure, con frondosos jardines, auténticos pulmones verdes de Jaca que acercan la naturaleza pirenaica a los ciudadanos en el propio medio urbano.

Espacios naturales

No es nacesario salir de la ciudad para disfrutar de la naturaleza en Jaca. Podemos hacerlo  gracias a los Anillos Verdes, circuitos que rodean la villa y que se pueden recorrer tanto a pie como en bicicleta para disfrutar de la parte más verde de Jaca.

Pero, además, Jaca se encuentra en el centro del Pirineo Aragonés, uno de los espacios naturales más importantes de Europa. Sus alrededores y los valles pirenaicos son el escenario ideal para realizar todo tipo de actividades relacionadas con la montaña y los deportes al aire libre, como el senderismo, escalada, rutas de BTT, rutas ecuestres, barrancos, vías ferratas, espeleología, golf, vuelo a vela hasta los tradicionales como la caza y pesca, entre otros.

Durante estos recorridos podemos aprovechar para descubrir la rica y variada oferta comercial de la ciudad. Los comercios ofrecen productos y servicios de una gran calidad.

Cuna de reposteros y cocineros

Asimismo, además de ser la cuna del reino de Aragón como su primera capital histórica, Jaca es también cuna de prestigiosos y reconocidos reposteros y cocineros que con sus exquisitas y afamadas creaciones de dulces, pastelería, repostería y gastronomía hacen las delicias de jacetanos y visitantes y cuidan el paladar de quienes participan de la variada oferta gastronómica de calidad en las pastelerías jaquesas y en los numerosos bares y restaurantes de la ciudad.

www.jaca.es

www.visitjaca.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *