Ibiza – Eivissa: Especialmente preparada para las familias

Naturaleza, historia, eventos, relax, aventuras, playa, gastronomía, deportes, excursiones, actividades al aire libre. Todo esto y mucho más lo encontraremos en Eivissa, siempre acompañados por las temperaturas suaves características de la isla.

Visitar Eivissa con nuestros hijos se convierte en mucho más que un viaje: será un descubrimiento para todos. Tendremos la oportunidad de conocer una ciudad legendaria que, desde 2014, es Ciudad Amiga de la Infancia, un reconocimiento que otorga Unicef a los municipios que trabajan para favorecer los derechos y el bienestar de los más pequeños y los adolescentes.

En la misma línea, la apuesta de Eivissa por el Sello de Turismo Familiar garantiza a los visitantes disfrutar de un entorno natural privilegiado, calidad de vida y todas las oportunidades culturales que brinda una ciudad repleta de historia, que mira al futuro.

Un recorrido por la cultura

En este entorno de facilidades para la familia, podemos emprender nuestra particular travesía por la isla. Pronto descubriremos que aquí se encuentra la fortificación renacentista mejor conservada del Mediterráneo, protegida por la Unesco con la declaración de Patrimonio Mundial. Y es que Eivissa es una ciudad monumental, que conserva intactos sus puentes con la historia y sus tradiciones, al mismo tiempo que ha sabido mantener la alegría y el carácter cosmopolita de un destino bañado por la luz.

Podemos conocer mucho más sobre la isla los sábados y domingos por la mañana, cuando tienen lugar actividades especiales para los más pequeños todo el año tanto en al Museo de Arte Contemporáneo como en el Museo Puget.

Visitas teatralizadas a Dalt Vila y a la Necrópolis

Los más pequeños también disfrutarán de las visitas culturales, con diferentes propuestas adaptadas a ellos. Por ejemplo, las visitas teatralizadas a Dalt Vila, donde nos dirigiremos al centro histórico de la ciudad para conocer cómo se vivía durante la construcción de la fortificación renacentista y entender cómo era la sociedad de la época) o visitas a la Necrópolis del Puig des Molins, organizadas una vez al mes durante todo el año para conocer la estructura más extensa y mejor conservada de toda la cultura fenicio-púnica del Mediterráneo Occidental.

Las visitas teatralizadas a la Necrópolis de Puig des Molins son gratuitas, y  las visitas teatralizadas a Dalt Vila cuentan con precios especiales para familias numerosas y ambas requieren inscripción previa a través del teléfono 97l.399.232 o informacioturistica@eivissa.es

Las playas

Las playas de Eivissa son ideales para disfrutar con niños pequeños debido a todas las facilidades que ofrece cada uno de los arenales, con fácil acceso al mar, aguas cristalinas y los servicios necesarios para disfrutar cómodamente de un día de baño, paseos y juegos.

En invierno, el Ayuntamiento también pone en marcha el programa «La playa está abierta», de forma que las familias pueden disfrutar de múltiples actividades junto al mar gracias a un clima muy suave y abundantes días de sol, convirtiéndolas en lugar de encuentro para familias durante todo el año.

Además, todas las playas disponen de servicio de socorrismo y servicios de primeros auxilios (con desfibriladores y medios humanos y materiales). El municipio cuenta con tres playas: Figueretes, Talamanca y Platja d’en Bossa.

Figueretes

La platja de Ses Figueretes está situada en el barrio del mismo nombre y está configurada como un conjunto de varias calas o pequeñas playas unidas a pequeñas zonas rocosas. Podemos decir que esta es la playa por excelencia de la ciudad de Eivissa, puesto que se encuentra dentro del casco urbano más cercano al centro de la ciudad y se puede acceder en transporte público, a pie o en bicicleta.

Se trata de una playa de arena dorada y de aguas tranquilas. Cuenta con todos los servicios: señalización de peligros, papeleras de reciclaje, duchas, servicios de limpieza, establecimientos para comer, establecimientos de bebidas, alquiler de hamacas, alquiler de sombrillas, alquiler de embarcaciones, club náutico y parking de bicicletas. Más que ideal para disfrutarla en familia.

Además, está catalogada como playa accesible porque tiene accesos para personas con discapacidad y dispone de una silla anfibia.

Talamanca

La mayor playa de la ciudad ocupa una bahía contigua al puerto, la bahía de Talamanca. Sus 900 metros de longitud hacen de esta playa la más grande del municipio y su anchura permite la existencia de un paseo de madera elevado sobre la arena que lo convierte en el escenario ideal para pasear a pie. La playa cuenta con multitud de servicios de ocio, restauración y alojamiento, aunque su extensión favorece un ambiente tranquilo durante todo el año.

Es poco profunda, de arena fina y dorada y se encuentra muy bien resguardada del viento, lo que hace que sus aguas siempre estén tranquilas, lo que crea un espacio ideal para las familias con niños pequeños. Se puede llegar en transporte público, en vehículo propio (tiene una capacidad de entre 50 y 100 vehículos) o a pie (a pesarde que hay un paseode unos 20-25 minutos).

En cuanto a los servicios que ofrece, encontramos: señalización de peligros, baños, papeleras de reciclaje, lavapiés, servicios de limpieza, establecimientos de comida y bebida, alquiler de hamacas, alquiler de sombrillas, alquiler de embarcaciones, club náutico (escuela de vela) y parking de bicicletas. Además, está junto al puerto deportivo Marina Botafoch.

También es una playa accesible, ya que tiene accesos para personas con discapacidad y dispone de una silla anfibia.

Platja d’en Bossa

Un total de 700 de los 2.700 metros que componen la totalidad de la Platja d’en Bossa pertenecen a la ciudad de Eivissa. Esta zona, situada inmediatamente después de Ses Figueretes, es ideal para tomar el sol y bañarse sin demasiados riesgos.

Gracias a su fácil acceso y la amplia gama de servicios que ofrece, constituye un entorno especialmente adecuado para personas que buscan una oferta deportiva amplia, así como todo tipo de comodidades.

La arena es dorada y las aguas son tranquilas, como en el resto de las playas del municipio. Se puede llegar sin problemas a pie (es la siguiente playa después de Ses Figueretes), en coche (no hay problema para encontrar parking) o en transporte público.

En cuanto a servicios, la playa ofrece: señalización de peligros, papeleras de reciclaje, duchas, servicios de limpieza, establecimientos para comer y beber, alquiler de hamacas, alquiler de sombrillas, alquiler de embarcaciones y parking de bicicletas.

También es una playa accesible, con pasarelas de acceso y silla anfibia.

Vive la Posidonia

El mar también guarda sorpresas para todos los públicos, que podremos descubrir gracias al programa de actividades Vive la Posidonia. Se trata de un ambicioso proyecto que quiere poner en valor la Posidonia oceánica, incluida en la declaración de Patrimonio Mundial, para que todos los visitantes conozcamos las praderas de esta planta endémica del Mediterráneo, responsable de la protección de la costa y de la calidad de sus aguas.

Este programa les encantará a los peques, y al mismo tiempo les concienciará de la importancia de las praderas de posidonia. Así, encontramos actividades relacionadas con la naturaleza y el turismo activo (visitas en kayak a las praderas); actividades culturales y de arte (exposiciones de fotografía al aire libre en el puerto de Eivissa, exposición de joyas de artistas de fama internacional con colecciones propias de la Posidonia) y gastronomía (menús, platos/tapas y cócteles de acuerdo con la temática del evento).

Eivissa abierta todo el año

Las agradables temperaturas de las que disfruta la isla durante los meses de invierno, otoño y prima- vera, permite programar actividades en la playa; y por eso el Ayuntamiento ha puesto en marcha la iniciativa La playa está abierta. De esta forma, los visitantes tenemos la posibilidad de practicar deportes y actividades al aire libre además de poder visitar la zona Patrimonio de la ciudad.

El programa, organizado por el Ayuntamiento en colaboración con el Consejo Insular, agrupa actividades deportivas, lúdicas y talleres para los niños.

Hoteles familiares

Eivissa cuenta con una larga tradición en servicios de alojamiento turístico y tiene una extensa y variada oferta hotelera, donde las familias son bien recibidas y encuentran todas las comodidades.

Desde sencillos y tradicionales hostales hasta lujosos establecimientos de 4 y 5 estrellas, los visitantes encontrarán una amplia oferta repartida por todo el casco histórico de la ciudad, por su centro urbano y por las zonas turísticas más populares del litoral. Tanto los que deseen compartir el bullicioso ambiente de los barrios más populares como los que prefieran alojarse en entornos más tranquilos, encontrarán en Eivissa la opción más adecuada a sus preferencias.

turismo.eivissa.es

Parques infantiles

Que Eivissa es el destino perfecto para unas vacaciones en familia es un hecho evidente que comprobamos a medida que la conocemos. En el municipio podemos encontrar hasta 25 parques infantiles destinados a niños y niñas de entre 3 y 12 años. Dependiendo del parque, las franjas de edad pueden ser de 3 a 6años, de 6 a 8, de 8 a 12, y por último, el nuevo parque infantil de Platja d’en Bossa, que es el primero del municipio en contemplar instalaciones de juegos para niños y niñas con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años. Como podemos ver, casi todas las franjas de edades están cubiertas hasta prácticamente la adolescencia, cuando ya los intereses de nuestros hijos irán en otras direcciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *