Caminos Naturales: el mejor plan en la naturaleza

Los Caminos Naturales comenzaron a establecerse en el año 1993, y hoy gracias a la iniciativa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, siguen recuperando antiguas infraestructuras de transporte abandonadas, incluidas muchas vías de tren. De esta manera, estas rutas se han adaptado para ser recorridas a pie o en bicicleta poniendo en valor de nuevo tanto los paisajes que las rodean como su patrimonio cultura y artístico.

Esta propuesta surge a raíz de la creciente demanda de lugares tranquilos y espacios naturales en los que poder disfrutar del ocio y del deporte sin tener que preocuparse por el tráfico de vehículos motorizados. De esta forma, antiguos canales, vías de ferrocarril, vías pecuarias y sendas recuperan el protagonismo que tuvieron antaño favoreciendo así un auge en el desarrollo económico de las zonas por las que pasan estos Caminos Naturales.

Existen actualmente más de 10.200 kilómetros de Caminos Naturales repartidos por toda España y cada día se reciben más solicitudes por parte de las instituciones para seguir creando más. De esta forma, encontramos toda una red de senderos aptos para caminar y montar en bicicleta que suponen un respiro para las familias ya que nuestros hijos podrán disfrutar de la experiencia sin que tengamos que estar constantemente atentos al paso de los coches.

El aumento del interés en el contacto con la naturaleza y en el ejercicio al aire libre ha posibilitado que la Red de Caminos Naturales tenga cada día más éxito y ayuda de forma innegable al desarrollo de zonas que se van despoblando poco a poco. Además, permite un nuevo aprovechamiento de infraestructuras que habían permanecido en desuso durante décadas concediéndoles una segunda vida caracterizada por un ambiente sano y natural.

Camino Natural de la Senda del Oso

Los amantes del norte de la Península Ibérica encontrarán un destino perfecto en este camino ya que transcurre por el corazón de Asturias, entre Quirós y Teverga, zona en la que se encuentran los últimos ejemplares de oso cantábrico. Estos animales han hecho de este lugar su refugio debido a su ambiente y al alimento disponible.

Esta ruta puede realizarse tanto a pie como en bicicleta y tiene un recorrido de unos 25 kilómetros que sigue el antiguo trazado de un antiguo tren minero que atravesaba la zona. De esta manera, no solamente disfrutamos de la belleza del paisaje asturiano sino también del patrimonio cultural y arquitectónico del lugar ya que se han mantenido las estructuras tradicionales y la abundancia de prados y pastos.

Este camino se divide en tres tramos:

  • Presa Valdemurio – Santa Marina. Este tramo tiene una belleza excepcional. Además, nos permitirá ver fauna tan emblemática como osos, nutrias o águilas reales así como la iglesia románica de San Pedro de Arrojo y el centenario tejo de Bermiego. Sus 10 kilómetros se pueden recorrer en aproximadamente dos horas.
  • Santa Marina – Ricabo. Esta senda transcurre en parte por el Camino Real de Puerto Ventana, vía de comunicación entre Asturias y León. Su riqueza paisajística se une a la arquitectura tradicional de la zona. Su longitud es de casi 7 kilómetros que se recorren en dos horas.
  • Entrago – Cueva Huerta. Este tramo discurre por una antigua vía de ferrocarril por donde circulaban locomotoras a vapor arrastrando vagones llenos de carbón y hierro y por el Camín Real, antigua ruta prerromana que pasaría a formar parte de la calzada romana Ruta de la Plata. El recorrido mide casi 9 kilómetros y se tarda unas dos horas y media en terminarlo.

Camino Natural Cumbres de la Gomera

En este camino podremos ir desde San Sebastián de la Gomera hasta la playa de Vallehermoso a través de sus tres etapas y un último ramal. En el trayecto disfrutaremos de variedad de paisajes como la famosa laurisilva y bosques de pino, la costa, barrancos, roquedales… haciendo que este camino sea una auténtica maravilla. Su máximo exponente se encuentra en el Parque Nacional de Garajonay.

La longitud de todo el camino es de 44 kilómetros y se podrían recorrer en quince horas por lo que lo más recomendable al ir con niños es escoger una de las etapas para que la senda se haga mucho más fácil y llevadera para ellos.

  • San Sebastián – Degollada de Peraza. Sin duda, la arquitectura tradicional, los barrancos y las laderas abancaladas son las grandes protagonistas de este tramo.
  • Degollada de Peraza – Chipude. Este tramo recorre aproximadamente 16 kilómetros y atraviesa uno de los máximos valores naturales de la isla de la Gomera, el Parque Nacional de Garajonay.
  • Chipude – Vallehermoso. Estos 14 kilómetros son perfectos para descubrir la artesanía y la gastronomía tradicional de La Gomera además del Jardín de las Creces, situado en el corazón de Garajonay.
  • Vallehermoso – playa de Vallehermoso. Este tramo de casi 4 kilómetros puede hacerse a continuación del anterior para terminar la senda en el paseo marítimo de la playa de Vallehermoso.

Camino Natural Costas de La Gomera

Este camino, tal como su nombre indica, recorre las costas de la isla de La Gomera siguiendo el sendero circular GR-132. De esta manera podremos disfrutar de los impresionantes acantilados y los vertiginosos barrancos que son marca de identidad del paisaje de esta isla.

Partiendo desde la capital, San Sebastián de La Gomera también conocida como La Villa, recorreremos todo el perímetro de la isla descubriendo un paisaje salvaje e inalterado desde hace milenios formado por la erosión de los materiales acumulados tras diversas erupciones volcánicas.

El sendero se divide en ocho tramos, cada uno de los cuales permite descubrir una zona costera de La Gomera y sus diversas peculiaridades. Tienen diversas dificultades por lo que sería conveniente consultar las características concretas de cada tramo en la web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para seleccionar aquellos más adecuados para nuestra familia.

Camino Natural de La Palma

Este camino recurre a los antiguos senderos que comunicaban distintos poblados en la época de los benahoritas, los habitantes prehispánicos de La Palma. Bordea la isla de forma circular a través de ocho etapas partiendo desde Santa Cruz de La Palma y avanzando en sentido contrario a las agujas del reloj.

Como anexo a este recorrido se encuentra el sendero conocido como El Bastón y que une la Ruta de los Volcanes con la Ruta de la Crestería que transcurre por el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. Este camino, que coincide en gran parte con el GR-131, se alarga hasta recorrer el resto de las Islas Canarias en sentido transversal.

Obviamente no se trata de un camino que pueda hacerse de una vez dadas las dimensiones de la isla de La Palma así que lo más interesante es seleccionar aquellos tramos que nos resulten más interesantes y cuya dificultad se adapte a nuestra familia. Esto dependerá de la experiencia que tengamos en senderismo y de la edad y resistencia de nuestros hijos.

Camino Natural de la Hoya de Huesca

Este camino tiene un recorrido de 133 kilómetros y discurre por la comarca de la Hoya hasta enlazar con otro Camino Natural, esta vez el del Somontano de Barbastro. Se divide en ocho tramos que discurren de oeste a este y que nos permitirán disfrutar de la exuberante belleza de esta zona aragonesa.

La Hoya de Huesca avanza entre el llano del valle del río Ebro y las montañas de las Sierras Prepirenaicas y es esta transición de terreno la que nos hará disfrutar de una sucesión de paisajes de todo tipo. Nos permitirá apreciar no solamente la riqueza natural de la comarca sino también su patrimonio cultural.

En el trazado de este camino se atraviesan espacios naturales protegidos como el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, zonas en las que avistar aves, y también parajes impresionantes como mallos, ríos, valles y en fin, todo tipo de paisajes y formaciones geológicas que nos sorprenderán a cada paso.

También saldrán a nuestro encuentro monumentos como varias iglesias con un gran interés cultural, el Castillo de Loarre, la Atalaya de Santa Eulalia o el Monasterio Cisterciense de la Gloria de Cabas de Huesca. Prácticamente todos los monumentos que nos encontramos en el camino tienen algún tipo de distintivo ya sea el de Bien de Interés Cultural, Monumento Nacional o Monumento Histórico-Artístico.

Sin duda, este Camino Natural situado a los pies de los Pirineos nos ofrecerá la posibilidad de disfrutar de un entorno único en el que la belleza de los parajes naturales se aúna con la historia y la cultura de sus monumentos.

www.mapa.gob.es/caminosnaturales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *