Viajar sin gluten. Consejos para familias

Una de las cosas que tenemos más claras en esta revista es que puede haber Director, Jefe de Redacción y varias figuras más, pero que los que verdaderamente mandan en la revistas son nuestros lectores. Por eso, como nuestros lectores nos lo han pedido, vamos a empezar esta sección nueva, llamada “Viajar sin Gluten en Familia”. Pensando en nuestros lectores que tienen algún miembro de su familia celiaco.

Según muchos estudios, entre un 2% y un 5% de la población española es celiaca. Puede parecer una cifra reducida como para escribir una sección, pero hay que tener en cuenta dos cosas, que muchos no están diagnosticados, y que si el 5% es celiaco, en una familia de 5 miembros, con que uno ya lo sea, significa que el 25% de las familias deben de tomar las medidas apropiadas en los viajes. Si tu hijo es celiaco, no puedes ir a una pizzería que no cuide la contaminación cruzada (es decir que la pizza que se va a comer el niño no tenga contaminación por el gluten de las otras pizzas) aunque tú no seas celiaco, porque lo que le afecte a tu hijo, afecta a la familia entera.

Lo primero que nos gustaría decir es que se lo digan al camarero antes de nada, y si no nos convence la respuesta, levantarse y cambiar de restaurante. No es tan difícil ser profesional, así que si el camarero pone cara rara cuando le hablas de gluten y contaminación cruzada, lo mejor es no correr riesgos, decirle que todo muy bien, pero que prefieres irte. Las vacaciones son para disfrutar, no para estar preocupado o pasar malos ratos por culpa de una intoxicación alimentaria.

Y lo segundo es que el principal gasto en unas vacaciones es el hotel. Además es lo que suele marcar la diferencia entre unas buenas vacaciones y esas vacaciones horribles de las que siempre hablamos como ejemplo de lo que NO son unas vacaciones. Es decir, que la principal investigación que debemos de hacer es si el hotel es bueno para nuestro familiar celiaco. Si el desayuno tiene opciones celiacas, si las comidas también, si tiene frigorífico de minibar para guardar cosas, etc.

 

Kit de emergencia

Si algún miembro de la familia es celiaco y se viaja, un buen consejo es llevar un “Kit de Emergencia de Comida”. Algunas cosas que en caso de emergencia sepamos 100% que son apropiadas. Entre que cada vez los envases son mejores, el vacío se puede utilizar y que los hoteles suelen tener nevera de minibar, es fácil y cómodo llevar cosas por si las moscas.

Trenes y aviones

Aunque la comida de los trenes y aviones suele ser manifiestamente mejorable, hay algo que suelen hacer muy bien, y es lo de los menús sin gluten. De todas maneras no está de más llevar cosas por si se queda con hambre, porque habitualmente las comidas de los aviones y trenes no suele ser muy abundante.

Gracias a Internet

Internet es una bendición para este tema. Si planificas tu viaje con esmero, todo el tema de comidas en restaurantes y reservas lo puedes hacer muy bien. A la vez que te informas de si ese restaurante que te han recomendado y está cerca del museo que vas a visitar es apropiado para celiacos, puedes ver opiniones de otras personas y reservar o no en función de todo lo que veas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *