Planes para disfrutar de los mejores géneros musicales

 

Musement, plataforma de reserva de actividades en destino, recoge 8 planes de distintos géneros musicales que harán las delicias tanto de los melómanos como de cualquier aficionado.

Fado en Lisboa (Portugal).

Este género, Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad, expresa las “saudades”, es decir, el anhelo, la nostalgia, la tristeza o la melancolía. Las canciones de fado las canta una sola persona, acompañada de una guitarra española o portuguesa, por lo que las emociones que se transmiten son muy íntimas y personales. Musement, recomienda a quienes deseen descubrir más sobre la música tradicional portuguesa acudir al espectáculo Fado en Chiado, donde la música se acompaña de imágenes de Lisboa.

Flamenco en Madrid (España).

El flamenco no sólo es el género musical y de baile más famoso de nuestro país sino que, también, es el más reconocido fuera de nuestras fronteras. Originario de Andalucía, el flamenco es, al igual que el Fado, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Su cante, los acompañamientos y el baile hacen del flamenco un arte que impresiona por su gran intensidad emocional. Existen muchos lugares donde podemos disfrutar de espectáculos flamencos pero, desde la compañía, recomiendan acudir al Teatro del Flamenco en Madrid.

Rock and Roll en Dublín (Irlanda).

En el barrio de Temple Bar, en Dublín, se encuentra el Museo del Rock and Roll, un lugar en el que podemos descubrir la historia del género así como la vida de muchas de sus estrellas. U2, uno de los grupos más importantes de la historia del Rock, y Thin Lizzy, son originarios de Dublín y podemos encontrar objetos de ambos en este museo. Además, tras la visita podemos realizar una exclusiva sesión de grabación para sentirnos como una auténtica estrella del rock.

Jazz en Nueva Orleans (Estados Unidos).

La ciudad de Nueva Orleans se considera la cuna del Jazz, por lo que es el mejor lugar para disfrutar de una buena sesión. Este género, surgido a finales del siglo XIX de la mano de los esclavos, es una mezcla de influencias y tradiciones porlo que existen diferentes tipos de jazz y subgéneros como el swing, bebop, free jazz…Desde Musement, proponen disfrutar de un crucero por el río Mississippi, en cuyas orillas se gestaron algunos de los ritmos legendarios del jazz, mientras escuchamos un concierto y vemos a lo lejos el Barrio Francés, principal destino turístico de la ciudad.

Góspel en Harlem (Nueva York, Estados Unidos).

Otro género nacido en Estados Unidos, es el Góspel que tiene su origen en las iglesias protestantes o evangélicas afroamericanas. A partir de 1930, este tipo de música espiritual y religiosa aumentó su popularidad, hasta tal punto que hoy es conocido a nivel mundial. Podemos disfrutar de un auténtico coro armónico de góspel si visitamos una de las muchas iglesias que hay en el barrio neoyorkino de Harlem.

Blues en Milán (Italia).

El blues es, probablemente, el género que más ha influido en otros estilos musicales durante el pasado siglo. Sus melancólicos acordes y unas letras que reflejan historias cotidianas, son algunas de las claves de este género que, hoy en día, podemos disfrutar en casi cualquier rincón del planeta. Desde Musement, recomiendan visitar Blue Note Milán, una sala de conciertos histórica de la ciudad, que se considera el principal escaparate de blues en Europa y en la que ya han tocado artistas como The Blues Brothers, Dee Dee Bridgewater o Billy Cobham.

Tango en Buenos Aires (Argentina).

Tanto el género musical como el baile son uno de los elementos culturales más famosos que ha exportado Argentina. El tango tiene su origen en la inmigración que llegó al país a finales del siglo XIX, una mezcla que está en la raíz de este género nacido en los márgenes del río de La Plata. Si queremos deleitarnos con un buen show podemos acudir al barrio de San Telmo, uno de los más tradicionales de Buenos Aires, en el que existen muchos espectáculos donde se recrea la historia del tango.

Música clásica en Viena (Viena).

Los amantes de este tipo de música pueden disfrutar de un concierto en uno de los lugares más bellos de Viena, el Palais Auersperg; un lujoso palacio barroco del siglo XVIII. Todos los días la Orquesta Palaciega de Viena, representa las obras más famosas de Mozart, como las Bodas de Fígaro y La Marcha Turca, y de Strauss como, por ejemplo, El Vals del Emperador y el Danubio Azul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *