La huella turística

Razones para no viajar por encima de las posibilidades del planeta

 

Hay más gente que nunca viajando o con intención de hacerlo, pero, ¿es necesario recuperar esa misma normalidad? ¿Es posible viajar sin restar años de vida al planeta? VYCO ha reflexionado sobre los modelos de turismo necesarios.

Las emisiones de CO2 del turismo correspondientes al transporte representan el 22 % del total de las emisiones del transporte según la Organización Mundial del Turismo, poniendo de relieve el impacto de la ‘huella turística’.

Los grandes prescriptores de viajes y los máximos referentes en cuidado y preservación de la naturaleza se han reunido VYCO, Encuentro Internacional de Viajes y Comunicación para recordar la importancia de viajar de forma más sostenible.

Tras dos años largos de parón, la actividad aérea vuelve a niveles pre-pandemia. El trajín que se respira en los aeropuertos de todo el mundo es el indicador más fiable de que la normalidad se ha instalado, como mínimo, hasta pasadas las vacaciones. Se reinician los viajes ‘por placer’, pero también los grandes encuentros de negocios y, con ellos, vuelven también las colas y la masificación. El planeta vuelve a colapsar. Las emisiones de CO2 del turismo correspondientes al transporte representan el 22% del total de las emisiones del transporte según la Organización Mundial del Turismo que pone de relieve el impacto de la ‘huella turística’. Hay más gente que nunca viajando o con intención de hacerlo, pero, ¿es necesario recuperar esa misma normalidad?

Durante dos días, se ha celebrado el primer Encuentro Internacional de Viajes y Comunicación, VYCO, para recordar la importancia de viajar de forma más sostenible. Un evento que ha reunido a grandes prescriptores de viajes y los máximos referentes en cuidado y preservación de la naturaleza. Algunos son ‘influencers’ de viajes con millones de suscriptores en YouTube e Instagram que han hecho de su pasión, viajar, algo más que un medio de vida. Recomiendan dónde viajar y cómo hacerlo, mientras documentan todo lo que sucede y aprenden en su camino. Otros son divulgadores comprometidos con un planeta que descubren de todas las maneras posibles: a pie, en bici, en velero… Todos han coincidido en la necesidad de cambiar de hábitos para que el turismo deje de contribuir al calentamiento global.

Durante dos días, VYCO ha puesto algunas de las claves de un nuevo ‘mood’ turístico, conscientes al mismo tiempo de que los efectos del calentamiento global afectarán también de manera negativa al sector turístico, socavando el atractivo de los destinos y reduciendo las oportunidades económicas de las comunidades locales.

1.- No es dónde viajas, sino lo que sucede mientras viajas

Es la máxima que han defendido durante dos días divulgadores, exploradores y algunos de los creadores de contenido de viajes con más seguidores del mundo que se han reunido en Ibiza y Formentera. Los viajes no se miden en países ni en kilómetros, sino en aprendizajes y buenos recuerdos.

2.- Deja una buena huella: apoya la economía local

¿Qué sentido tiene visitar una ciudad desconocida y adquirir ropa en un gran almacén? Es una de las reflexiones que se han dejado caer en VYCO. Tan importante es viajar cómo saber hacerlo. La mejor herramienta que tiene el viajero en sus manos es apostar por la economía local para que ese viaje cause un buen impacto en la comunidad que lo acoge.

3.- Viaja lejos ‘de la zona de confort’

“Viajar es descubrir nuestra propia versión del mundo”, afirmó durante VYCO Alan Estrada, que suma casi 5 millones de seguidores en YouTube e Instagram y que fue uno de los ponentes más destacados. “Las recompensas de la vida están fuera de la zona de confort. Por eso, no hay nada mejor que salir de viaje. Cuanto más te alejes de la zona de confort, mayor es la recompensa”, resumió.

4.- Observa y respeta tu entorno

Viajar es más que visitar un destino: es descubrir y aprender lo que ocurre en ese lugar más allá de la foto: ¿qué problemas o amenazas enfrentan? Un ejemplo muy cercano: la Posidonia. Viajar a Ibiza y Formentera exige que el turista sepa lo importante que es esta planta autóctona del Mediterráneo con más de cien mil años de vida y cómo evitar causar un impacto negativo en ella.

5.- Evita destinos masificados

La paradoja del viajero: todo el mundo por explorar y elegimos constantemente los mismos destinos. Es necesario apostar por nuevos destinos para que la actividad turística sea capaz de repartir riqueza y no concentrarla en los mismos lugares de siempre.

6.- Escoge por ti mismo y que no te lleven

El turismo del siglo XXI pone el foco en el viajero como sujeto y no como objeto. Hacen falta más viajeros con capacidad de tomar decisiones responsables sobre su estancia (desplazamientos, hospedaje, actividades) y menos turistas a los que organizar viajes cerrados sin un verdadero valor añadido.

7.- Reduce el plástico

Según Plastic Free Ibiza, uno de cada seis peces que habita en aguas de la costa española contiene microplásticos en su interior. De hecho, solo en la costa oeste de Ibiza, una de las dos sedes en las que se ha celebrado VYCO, flotan más de 4,5 millones de plásticos por km2, 30 veces más que en el resto del Mediterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *