Pirineos Cien Lagos. Aventuras en la montaña para toda la familia

 

Actividades y excursiones a medida en un entorno privilegiado de los Pirineos, donde padres e hijos podremos disfrutar de unas vacaciones activas y emocionantes. Esto es lo que nos ofrece Pirineos Cien Lagos en su centro de naturaleza y deportes de montaña.

Tras meses de restricciones tan estrictas, pocas opciones hay tan apetecibles como unas experiencias de turismo activo en los Pirineos, con actividades en la montaña adaptadas según el nivel que elijamos.

En la entrada del Parque Nacional de Aigüestortes y Estany San Mauricio, con paisajes espectaculares, nos esperan aventuras fascinantes, gracias a los programas a medida que nos ofrecen los organizadores. Es una oportunidad para que, tanto padres como hijos de todas las edades, podamos emprender las distintas actividades, con la ventaja de que lo haremos de forma separada; es decir, los adultos contamos con un programa adaptado a nuestras necesidades, mientras que nuestros hijos se encuentran realizando las suyas propias con monitores especializados.

En los momentos de descanso, como las cenas, estaremos con ellos para contarnos nuestras respectivas aventuras, además de que compartiremos el mismo alojamiento.

Múltiples opciones para adultos

Los adultos tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de excursiones, para vivir una historia nueva y fascinante junto a cientos de lagos glaciares y frondosos bosques naturales.

Podremos elegir una estancia corta, de tres y cinco días, o más prolongada, de entre siete o catorce días de duración. En el primer caso, se inician con la cena del día de llegada hasta la comida del cuarto o sexto día: tres o cinco pensiones completas. Si optamos por una estancia mayor, los programas comienzan con la comida del sábado y finalizan con el desayuno del sábado que corresponda, siete o catorce pensiones completas.

Según el nivel de dificultad que queramos en nuestras excursiones, accederemos a distintos programas pensados para nuestra disposición y deseos, siempre guiados por expertos en las actividades que vamos a realizar. De esta forma, podemos emprender una actividad de senderismo básico de montaña, al alcance de cuantos quieran caminar a un nivel tranquilo y de escaso desnivel.

Si optamos por el programa de senderismo medio de montaña, nos enfrentaremos a un recorrido que requiere algo más de esfuerzo, y por tanto, recorreremos lugares de mayor espectacularidad y belleza.

A partir de aquí, contamos con multitud de posibilidades más, que incluyen programas para montañeros expertos, o incluso para quienes solamente buscan conocer el entorno, pero sin grandes esfuerzos. Kayak, bicicleta, paseos a caballo, rafting, vehículos 4×4, descenso de barrancos… Las posibilidades son inmensas.

Todos los combinados incluyen las actividades -según el programa que se contrate- y la pensión completa, común para todos. Pero cualquier participante puede elegir alojarse bien en hoteles, en apartamentos turísticos o casas de pagés en Esterri d’Áneu -a 300 m. del centro de actividades-; y en la Base, en habitaciones con baño, en bungalows de madera, en caravanas o en tiendas de campaña ya instaladas, o traer alojamiento propio.

Nuestros hijos se lo pasan en grande

A partir de ocho años, nuestros hijos ya recorrerán algunos de los valles glaciares, harán vivac o dormirán en un refugio. Alcanzarán una buena perspectiva desde un collado y se iniciarán en las técnicas de montaña y río. Además, harán escalada y rápel, conducidos por guías y monitores con experiencia. La idea es crear interés por la práctica de los deportes en la naturaleza y de sus diferentes técnicas.

Y a partir de trece años recorrerán algunos de los valles glaciares, dormirán en un refugio, alcanzarán una cumbre y se iniciarán en las técnicas de montaña y río. También descenderán un barranco, realizarán una ruta en btt, emprenderán caminos entre bosques y entre lagos por las alturas, harán salidas en bicicleta de montaña y disfrutarán con paseos en kayak.

Para las actividades deportivas se dispone de guías de montaña o técnicos deportivos en diferentes especialidades; todos ellos combinarán los aspectos lúdicos, la interpretación del medio natural y los valores del entorno, con los protocolos de seguridad en las actividades más técnicas.

Para los más peques

Si nuestros hijos tienen entre cuatro y siete años, también hay actividades previstas para ellos. Los más peques se sumergirán en el paisaje, descubrirán lugares nuevos que motivarán su fantasía y practicarán algunos deportes sencillos.

Se combinarán los aspectos lúdicos, la interpretación del medio natural y los valores del entorno, con los protocolos de seguridad en las actividades más técnicas; y todo ello dentro de un saludable clima de diversión y de práctica del montañismo. Un equipo que tratará de iniciarlos en estas actividades y despertarles afición por la naturaleza.

Las propuestas o talleres de los peques se realizarán principalmente dentro de la Base, siempre en función de la climatología; aunque también se contemplan salidas o paseos por las proximidades, siempre que ellos se animen y las condiciones lo permitan.

www.genteviajera.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *