Oporto. Porque adoramos la Península.


Supongo que los que siguen mis reportajes se habrán dado cuenta de que soy un enamorado de Portugal. Pero pueden estar tranquilos, mis apreciaciones son cien por cien objetivas y pueden confiar en ellas. No porque me guste mucho el país voy a pintar las cosas mejor de lo que son. Oporto no es la ciudad más bonita de Portugal. Pero fue el lugar donde mi familia empezó a apreciarlo.
Veníamos de Lisboa, una de las ciudades más bonitas de Europa, pero donde habíamos tenido la mala suerte de cruzarnos con un par de “odiaespañoles”, y estábamos un poco desencantados. Pero en Oporto, a la vez que cosas bonitas, encontramos gente amabilísima.

Bien es cierto que en sucesivas visitas a Portugal vimos que el porcentaje de antipáticos con los españoles es muy bajo y que no hay un patrón fijo acerca de si hay más en un sitio u otro. Aunque personalmente creo que Lisboa es donde más se da este fenómeno, quizás porque hay una pugna con Madrid y por ser el centro de los negocios en la Península Ibérica.

Comer (y beber)

En Oporto se come bien y a un precio asequible para ser una ciudad importante. En Portugal se come mejor y a un precio más ajustado cuanto más pequeño y menos turístico es el lugar. En los pequeños pueblos podemos encontrar mesones tradicionales con postres realmente artesanales a unos precios muy asequibles.

Es costumbre que, sin que lo pidamos, sirvan unos aperitivos. No son un regalo, te los cobran. Puedes rechazarlos, pero mi consejo personal es que esos pestissos, sustituyan a los entremeses que pensábamos pedir. Te ahorras una discusión con el camarero y también dinero, porque no suelen superar en precio a los que se suele pedir para empezar.

En cuanto al apartado de “beber”, aunque la globalización ha hecho que podamos encontrar todos los tipos de vinos del mundo en Mercadona, probar los vinos de Oporto de pequeñas bodegas es un placer al que no podemos renunciar.

Si tenemos oportunidad, hay que visitar las bodegas. Es una atracción turística, como las de Jerez. Y además, suelen tener incluidas unas degustaciones. De esta manera puedes beber unas cuantas copas sin el miedo a que te consideren un alcohólico. Evidentemente, también es recomendable hacer las visitas en autobús, o con un conductor abstemio.

Visitas

Oporto tiene muchos lugares para visitar. Aunque es una ciudad de 300.000 habitantes, no hay que desplazarse mucho para ver las cosas más importantes.

El barrio de la catedral es lo más visitado y, desde luego, no puede faltar en nuestra visita a Oporto. La Catedral es impresionante, y si somos adicionados al arte sacro, disfrutaremos enormemente.

No podemos dejar de visitar las pequeñas iglesias de Oporto. Esto es un axioma en todo Portugal. En el lugar más insospechado podemos encontrar iglesias que son joyas artísticas.

El monumento a que a mí más me impresionó y gustó fue el Puente de Don Luis. Vale, yo es que soy un poco raro y me gustan los puentes y demás obras de ingeniería. Pero incluso a los que no sean como yo, amante de las obras públicas e infraestructuras, les gustará.

Si nos gustan los museos, en Oporto podemos encontrar algunos bastante interesantes. No hay un Prado o un Louvre, pero algunas colecciones interesantes podemos contemplar. Con los niños yo suelo recomendar intercalar los museos con otras visitas más lúdicas.

Cuidado en el coche

En todos los reportajes de Portugal lo digo, pero hay que hacerlo. Mucho cuidado con los límites de velocidad. Aunque los portugueses no los respetan, a nosotros, como somos turistas extranjeros, no nos pasan ni una. El motivo es bien sencillo: tenemos que pagar las multas AL MOMENTO y en EFECTIVO. No nos confiemos yendo un pelín más rápido de lo debido porque seamos adelantados por todos los portugueses del mundo. A ellos los van a dejar pasar, y a nosotros pueden pararnos.

Nos embarcamos

El paseo en barco por el Duero es algo casi obligado. No es que sea una maravilla, pero a los niños les gusta. Además, en algunos barcos te sirven vinos de Oporto, lo cual es siempre una buena cosa.

Buen paladar

La merienda es mi comida favorita en Oporto. Tomarse un dulce en una cafetería tradicional, disfrutando de la fantástica repostería portuguesa y encima, en vez de café tomar un buen vino de Oporto es algo estupendo. Recomiendo los pequeños obradores y cafeterías, allí es donde mejores tesoros podemos encontrar.

De utilidad

Clima: El clima de Portugal varía significativamente de una región a otra, y está sometido a la influencia del relieve, la latitud y la proximidad al mar, que proporciona inviernos suaves, especialmente en el Algarve.
Llamadas: Todos los números de teléfono de Portugal están compuestos por nueve dígitos. Para llamar desde el extranjero a Portugal, hay que marcar el prefijo internacional 00 y el prefijo de país 351.
Para llamar desde Portugal al extranjero, marque 00, el código del país y de la ciudad seguido del número al que quiere llamar.
Conducción: Documentos obligatorios: Documento de identificación personal. Carné de conducir. Certificado de seguro. Título del registro de propiedad del vehículo o documento equivalente. Documento de identificación del vehículo (permiso de circulación) o documentos equivalentes. Las multas deben pagarse en el acto.
Coste de la vida: Algunos ejemplos: el café expreso cuesta entre 60 y 70 céntimos en la barra de un café tradicional. Un “galão” (vaso de café con leche) puede costar entre 0,70 y 1,20 euros y un té entre 1 y 1,50 euros. Un zumo de naranja natural cuesta aproximadamente 2,50 euros y una cerveza o una coca-cola entre 1,00 y 1,50 euros.

5 comments

  1. SEMANA SANTA EN LA CASA RURAL QUINTA DOM JOSÉ – BRAGA, PORTUGAL (CASA COMPLETA Ó SOLO HABITACIONES) – oferta especial para grupos – casa completa – precios y condiciones especiales para grupos – reserva casa completa capacidad hasta 26 personas (adultos + niños). cocina, amplio salon comedor, salones con televisión, salon con billar, barbacoa para unos agradables churrascos, pista de ténis, bicicletas, internet wi-fi y otras facilidades como possibilidad de encargar comidas ó criada para cocinar. mas informaciones: telefono: 00351253925220 web: http://www.quintadomjose. com.

  2. cristina

    Buenas tardes
    He encontrado tu blog bucando información para viajar con un bebe de 10 meses.
    Queria preguntarte si recomiendas oporto o lisboa para ir con un bebe de 10 meses….y si no….que sitios recomiendas? la epoca sería en septiembre
    Gracias

    • Viajar con Hijos
      Viajar con Hijos
      Author

      ¡Hola! Cualquiera de las dos ciudades es buena para ir con un bebé aunque quizá te recomendaríamos Oporto al ser un lugar más tranquilo y relajado, sin tanta gente. Septiembre es muy buena época para ir porque ya no hará tanto calor. ¡Un saludo!

  3. Viajar con Hijos
    Viajar con Hijos
    Author

    Una visita a las murallas o al Parque da Cidade de Porto les puede gustar mucho y también ir al acuario. Y si podéis, haced un viaje en tranvía, les hace mucha ilusión, ¡un saludo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *