Yacimientos arqueológicos de La Araña: Nos vamos a Málaga para aprender sobre nuestros orígenes

Los orígenes de la humanidad siempre han provocado fascinación, y gracias a los esfuerzos de los científicos cada día se arroja más luz sobre este tema. Los descubrimientos se suceden en toda la península; también en Málaga, donde los yacimientos encontrados arrojan luz y despejan incógnitas. Nada más estimulante que una visita en familia para saber más sobre nosotros mismos.

El barrio de La Araña en Málaga, muy cercano al núcleo poblacional de La Cala del Moral, alberga algunos de los yacimientos más importantes del país. Al pie de la antigua Nacional 340, muy cerca del mar, se encuentran diversas cuevas con milenios de historia, con muchos episodios por contar.

 Yacimientos de gran importancia

Estas cuevas contienen oquedades que fueron utilizadas por grupos humanos de la prehistoria a través de los milenios; y para suerte nuestra han quedado numerosos restos que hoy estudian los arqueólogos.

 Las cuevas del Higuerón, Hoyo de la Mina y de la Cantera han adquirido ya la importancia suficiente como para ser reconocidas internacionalmente dentro de los círculos especializados. Otras, como las situadas en el Complejo del Humo, no son tan conocidas, pero no por ello son menos importantes dados los hallazgos encontrados. De hecho, han permitido dar un paso definitivo en la reconstrucción del neolítico en la Bahía de Málaga.

 Aprendemos con los monitores

Podemos aprender esta y otras informaciones gracias al Centro de Interpretación, muy cerca de las cuevas. Allí se se expone una síntesis de la evolución humana, donde se nos explica la evolución cultural en el último medio millón de años en el contexto de La Araña.

 La visita no puede ser más instructivas para nuestros hijos y nosotros mismos. En el centro cuentan con reproducciones de la evolución tecnológica de nuestros antepasados, así como piezas auténticas de los yacimientos. Además, nos mostrarán infografías que facilitan la comprensión del entorno reproduciendo cómo era la vida desde hace medio millón de años hasta la llegada de los neandertales.

 Las visitas son mucho más que la mera contemplación de los hallazgos arqueológicos. A través de talleres y experiencias, los monitores consiguen que nos sumerjamos en el tiempo y que comprendamos cómo vivían nuestros antepasados.

 Talleres y visitas guiadas

La visita consta de dos partes. La primera parte se desarrolla en un recorrido guiado por el centro de interpretación en el que conoceremos de primera mano cómo vivían nuestros antepasados más remotos, así como sus herramientas y elementos culturales que los definen.

 En segundo lugar, nos acompañarán hasta los yacimientos arqueológicos donde conoceremos en primera persona el lugar original donde se desarrollaba la vida de Neandertales y Homo Sapiens, y nos pondremos en la piel de los primeros pobladores de la bahía de Málaga.

 Durante la visita, dependiendo la edad de los asistentes, se realizarán talleres didácticos en el que podremos aprender cómo nuestros antepasados realizaban sus herramientas o pintaban en las cuevas. Todo ello enmarcado dentro de un paisaje que ha sido especialmente adaptado mediante la reproducción paleo-ambiental de nuestro pasado para que el visitante pueda experimentar los más fidedignamente posible la vida en la prehisotira.

 Una de esas experiencias consiste en permanecer en silencio en una de las cuevas, para así poder apreciar la solemnidad que encierra y que, sin duda, sintieron también ellos hace miles de años. Una verdadera comunión con lo que fuimos y todavía somos.

 Los talleres, por su parte, pretenden que los pequeños se acerquen a la ciencia mediante juegos. Por ejemplo, se entierran piedras que simulan ser fósiles para que los intrépidos aprendices de arqueólogos las descubran y desentierren con el cuidado que requiere la operación.

 Etapas presentes

A través de las actividades y explicaciones, sabremos que los yacimientos de la Araña muestran todo las etapas de la evolución de los Homo Sapiens en el Paleolítico Superior, así como sus pensamientos abstractos. Incluso dejaron representaciones artísticas, desgraciadamente de difícil acceso, en distintas cuevas y abrigos.

 También profundizaremos en el mundo del Neolítico, con la aparición de la ganadería, la agricultura y la cerámica. Como sabemos, esta etapa supone una gran revolución humana gracias a la ganadería la agricultura y la cerámica; y a que empiezan a ser sedentarios y crean sus primero poblados. En la bahía de Málaga estuvieron presentes en Complejo del Humo, Hoyo de la Mina, Peñón del Cuervo, todo ello en los Yacimientos de la Araña, así como en el poblado de San Telmo (Málaga), Cueva del Tesoro y Cueva Bajondillo (Torremolinos), en Cueva del Tesoro o del Higuerón y Cueva de la Victoria (Rincón de la Victoria). En La Araña existen magníficos ejemplos de cerámicas neolíticas con una rica decoración.

 Llegamos al mundo del Cobre, hace unos 4.500 años, que supone el afianzamiento de la etapa Neolítica, y supone la aparición de las primeras evidencias de la metalurgia. También se han encontrado aquí evidencias de estos momentos: en el Peñón del Cuervo, Complejo del Humo, el dólmen de Totalán, poblado de S. Telmo y Cerro Coronado, todos ellos en el municipio de Málaga.

 Centro de Interpretación

Abierto de lunes a viernes de 10:00 a 15:00.

952 620 103

direccion@complejohumo.org

complejohumo.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *